Por: Esteban Oviedo 22 agosto, 2014
Esta es Soberanía, una de las primeras dragas que usó el gobierno de Daniel Ortega en el río San Juan, fronterizo con Costa Rica. | ARCHIVO
Esta es Soberanía, una de las primeras dragas que usó el gobierno de Daniel Ortega en el río San Juan, fronterizo con Costa Rica. | ARCHIVO

El presidente Luis Guillermo Solís anunció esta mañana que Costa Rica denunciará, ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, la intención del gobierno de Nicaragua de aumentar de cuatro a 15 el número de dragas en el río San Juan para el año 2015.

Según el mandatario, un aumento en el caudal del río (a causa del dragado) "podría tener una incidencia muy fuerte sobre isla Calero, que es una zona que está en litigio en sede judicial y sobre la cual Costa Rica reclama con toda justicia soberanía".

Solís solicitó a la Cancillería comunicar de inmediato esta información a la Corte de La Haya, en Holanda, pues en su criterio la introducción de más máquinas de dragado pone en riesgo suelo de Costa Rica.

"Es una información previsora de cualquier daño. Se solicitará a la Corte que haga las investigaciones que correspondan (...). Un programa de dragado del río puede tener un impacto muy fuerte sobre un territorio costarricense", añadió el presidente durante una gira por Alajuela.