Política

Lineth Saborío difundió video con promesa excluida de su plan de gobierno

Equipo de prensa alega que se cometió un error al publicar video en que Saborío propone asfaltar todas las rutas nacionales de lastre, lo que costaría diez veces el presupuesto del Conavi

Lineth Saborío, candidata del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), publicó un video con una promesa de campaña que, según su equipo de prensa, fue excluida de su plan de gobierno. La difusión fue un “error”, alegó el comando del PUSC.

El pasado 7 de enero, la candidata lanzó un spot en el que promete pavimentar todas las rutas nacionales que todavía están en lastre, aproximadamente 2.600 kilómetros, de acuerdo con datos del Ministerio de Obras Públicas y Transportes.

La Nación procuró conversar con la candidata o con un vocero del PUSC sobre cómo financiarían esa promesa, en vista de que una inversión de este tipo podría costar diez veces el presupuesto anual del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi).

Sin embargo, la encargada de prensa, Grettel Umaña, respondió: “Nosotros no hemos dicho que asfaltaremos todo el país, sino priorizar esos proyectos”.

No obstante, en el video, Lineth Saborío dice textualmente: “Proponemos impulsar una agenda ambiciosa, pero realizable, de infraestructura pública que permitiría atender un rezago de décadas, a la vez que genera fuentes de trabajo y se aumenta la competitividad del país. Entre las acciones está pavimentar todas las rutas nacionales que quedan en lastre, lo que aumentaría la conectividad y plusvalía en zonas rurales”.

Al señalársele a Umaña que el PUSC difundió el video en su propio chat de prensa, la comunicadora respondió: “Fue un error porque eso venía en una de las versiones del plan de gobierno, pero se quitó”.

No obstante, su equipo tampoco facilitó la versión más reciente del plan de gobierno porque, según dicen, está en revisión. Por otra parte, en la versión que Saborío entregó al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), no se menciona ninguna propuesta relacionada.

Lineth Saborío no respondió directamente a las consultas. Este medio consideró necesario consultarle por el financiamiento pues, a la vez que propuso esta inversión, también promete reducir el impuesto único a los combustibles que financia la construcción de vías por parte del Conavi y de las municipalidades, además que nutre el presupuesto del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme).

Según Saborío, estas entidades “deberían” buscar otras fuentes de financiamiento.

Millonaria inversión

La promesa difundida por Saborío requeriría una inversión equivalente a 10 veces el presupuesto anual del Conavi, o bien, el 15% del Presupuesto Nacional, si se quiere otro punto de comparación.

El monto rondaría los $2.600 millones, es decir ¢1,6 billones, si se tratara de reconstruir en asfalto las vías de lastre con condiciones óptimas. Existen algunas posibilidades más baratas con obras más sencillas, pero no fue posible conocer qué tipo de intervención quiere el PUSC, porque nadie quiso referirse al tema.

Según datos del Conavi del 2018, la red vial nacional consta de 7.800 kilómetros, de los cuales unos 2.600 kilómetros continúan en lastre. La cifra fue confirmada por el MOPT. Este dato no incluye las vías municipales.

Proyectos construidos por el Conavi se acercan a esa estimación. Por ejemplo, en Quepos, el proyecto de mejoramiento de vía entre La Managua y el cruce de Villarreal tuvo un costo promedio por kilómetro de $1 millón a valor presente. En este tramo de carretera no se construyeron puentes, los cuales elevarían aún más el costo del proyecto.

De acuerdo con el criterio de expertos, el costo promedio de asfaltar cada kilómetro ronda entre $1 millón y $1,25 millones. En el mejor de los casos, para cumplir con el plan de la candidata, el país requerirá al menos $2.600 millones, que supera por mucho el monto del crédito en el marco del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional que es por $1.770 millones.

La inversión para asfaltar también es superior al tren eléctrico, propuesto por el gobierno de Carlos Alvarado, el cual Saborío lo califica de “caro” porque su inversión asciende a $1.550 millones.

Para este 2022, el Conavi tiene un presupuesto de ¢160.000 millones (que no contempla el financiamiento).

Rebeca Madrigal Q.

Rebeca Madrigal Q.

Periodista de asuntos políticos y de gobierno. Graduada en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica.