Sofía Chinchilla C..   19 febrero

La expresidenta Laura Chinchilla le aconsejó el candidato de Restauración Nacional, Fabricio Alvarado, recapacitar su idea de sacar a Costa Rica de la Convención Americana de Derechos Humanos, para lo cual él está dispuesto incluso a convocar un referendo.

"El consejo que le di fue, básicamente, que reflexione sobre la importancia de la pertenencia y de mantener la participación de Costa Rica en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, por cuanto la tradición de Costa Rica, nuestras condiciones particulares de ser una democracia desarmada, nuestra pequeñez geográfica, hacen que el derecho internacional se haya convertido en uno de nuestros grandes aliados en la agenda de desarrollo que siempre hemos promovido".

Ver más!

La exgobernante recibió al candidato presidencial de Restauración Nacional la tarde de este lunes en su casa, en Santa Ana, durante aproximadamente dos horas.

Chinchilla relató que Alvarado recibió su consejo "con mucho respeto", y que le mencionó que su intención no es necesariamente sacar a Costa Rica del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, sino iniciar un proceso de discusión al respecto.

El candidato presidencial dijo, el miércoles pasado, que que estaría dispuesto a convocar a un referendo para que el país decida si se sale de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

La exmandataria recibió al candidato presidencial de Restauración Nacional en su casa, en Santa Ana. La reunión duró aproximadamente dos horas. Foto: Laura Chinchilla para LN.

No obstante, según la exmandataria, esa opción "no es válida ni siquiera", en términos legales.

"Yo fui la redactora de la Ley de referendo e iniciativa popular. Recuerdo que la discutimos mucho y la conozco bastante bien, y de acuerdo a los preceptos que esa ley establece, no sería ni siquiera válido, no estaría validado por parte del Tribunal Supremo de Elecciones una convocatoria para revisar nuestra participación en un instrumento que protege los derechos humanos, porque parte de los condicionantes que se pusieron para convocar a referendo es que no se convocaran en materias que puedan desproteger derechos humanos o disminuir estándares", dijo Chinchilla.

El 10 de enero, Fabricio Alvarado propuso sacar a Costa Rica de la Convención porque la Corte Interamericana de Derechos Humanos, órgano creado en este pacto, ordenó al país permitir el matrimonio entre parejas homosexuales, sin discriminación frente a las heterosexuales.

El aspirante de Restauración dijo, en un debate organizado por la Iglesia católica, que eso no pasará en un gobierno de su partido.

"Costa Rica es un país provida, profamilia, donde imperan valores judeocristianos y estoy seguro de que no tenemos nada que celebrar. No hay nada que acatar. No es vinculante y si fuera vinculante, un gobierno de Restauración estaría dispuesto a salirse de la Corte porque no estamos dispuestos a una agenda LGBTI, pro aborto y una ideología de género. Hagamos que el 4 de febrero sea nuestro referendo sobre matrimonio hombre y mujer", dijo Alvarado en esa ocasión.