Política

Jurisprudencia del TSE pudo librar a Luis Antonio Sobrado de inhibirse en las elecciones nacionales

Luis Antonio Sobrado tuvo la posibilidad de mantenerse en su cargo como presidente del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) durante los comicios nacionales de 2022, pese a que su cuñada, Ana Lupita Mora, es candidata a vicepresidenta con Rolando Araya.

El asesor político de ese órgano, Gustavo Román, aseguró que la jurisprudencia del Tribunal señala que la incompatibilidad establecida en el Código Electoral solo aplica a magistrados cuando tienen candidatos que son hermanos, ascendientes o descendientes hasta por tercer grado de consanguinidad o afinidad.

Es decir, el TSE ha interpretado que no es necesario que los magistrados se inhiban de comandar procesos electorales cuando se postulen sus cuñados, por ejemplo, como ocurre en este caso con Luis Antonio Sobrado y Ana Lupita Mora.

“El Tribunal ha enfrentado situaciones como estas, particularmente en 2016, en el caso de una magistrada suplente y un candidato a una vicealcaldía en Grecia, que era sobrino de esa persona. El Tribunal ya ha interpretado, coherentemente con la jurisprudencia de la Sala Constitucional, que esa incompatibilidad no existía de modo colateral por afinidad.

“La incompatibilidad solo es con un hermano o con una hermana, no con un cuñado o una cuñada. La jurisprudencia del Tribunal no habilitaba para que don Luis Antonio Sobrado se inhibiera frente a la participación de su cuñada por un partido político.

“El Tribunal podría cambiar esa interpretación, esa jurisprudencia, lo cual es totalmente válido y usual en los órganos jurídicos de decisión”, agregó Román.

En el comunicado de renuncia, el TSE informó de que Sobrado dimite por razones éticas, no legales.

El régimen de incompatibilidades por consanguinidad o afinidad con candidatos a cualquier puesto de elección popular está regulado en el artículo 7 del Código Electoral. Este enumera las causas por las cuales un magistrado tendría que inhibirse de formar parte del proceso electoral.

En el inciso c la norma señala que no podrán ser integrante del órgano electoral “el cónyuge, los hermanos, los ascendientes o descendientes hasta tercer grado de consanguinidad o afinidad, de los candidatos cuya declaratoria de elección debe efectuar dicho Tribunal”.

Luego, agrega: “No obstante, si estando ya integrado el Tribunal surge alguna candidatura que produzca la incompatibilidad apuntada, desde ese mismo momento el miembro en funciones deberá excusarse de intervenir en el proceso electoral, sin perjuicio del derecho a su sueldo. Cuando se trate de los magistrados titulares del Tribunal, el impedimento cesará a partir de la declaratoria de elección”.

En su carta de renuncia, Luis Antonio Sobrado reconoció que lo unen “profundos lazos de afecto” con la candidata Ana Lupita Mora, hermana de su esposa. Por ello, continuó el magistrado, lo correcto es separarse para que no exista sospecha de la credibilidad del Tribunal en las elecciones.

“Ante la mínima sombra que pueda anticiparse, los deseos personales deben ceder ante el interés superior de la sociedad costarricense de que los comicios sean zanjados sin dar excusas para cuestionar su integridad”, señaló.

Sobrado también tenía la opción de apartarse del proceso electoral y seguir percibiendo salario, como lo indica el Código Electoral. No obstante, afirmó que eso “también acarrearía cuestionamientos sobre mi honorabilidad y la de mis compañeros, dado que significaría para mí devengar salario, por incluso un semestre, sin desplegar esfuerzo alguno para merecerlo; opción que, por ende, también considero inaceptable”.

La renuncia del presidente del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) se hará efectiva a partir del 16 de diciembre. Del 9 de noviembre al 14 de diciembre tomará vacaciones. Y el día 15 de diciembre, en ejercicio de su cargo como presidente, presentará un informe de labores.

Sobrado, de 60 años, aclaró a la ciudadanía que no se acoge a su jubilación debido a que se pensiona por el régimen básico de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), y aún no cumple con la edad de retiro.

El magistrado anunció que se mantendrá activo laboralmente como profesor de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.