Defensores del empresario solicitaron al Juzgado Penal de Hacienda una audiencia para solicitar un cambio de medidas cautelares

Por: Sofía Chinchilla C. 27 diciembre, 2017

Por indicación médica, Juan Carlos Bolaños seguirá hospitalizado al menos hasta el viernes en la mañana.

Fernando Vargas, codefensor del importador de cemento chino, explicó que esta mañana, en una revisión, los médicos determinaron que la recuperación de Bolaños avanza satisfactoriamente, pero que aún es necesario que esté en el centro médico.

Al empresario le practicaron un injerto en la rodilla derecha el domingo 24 de diciembre en la clínica Unibe, en Tibás. Inicialmente, se prevía que el internamiento sería de al menos tres días.

Bolaños permanece esposado a su cama, ubicada en el tercer piso del hospital, donde policías penitenciarios lo custodian las 24 horas del día.

Mariano Barrantes, director de Adaptación Social del Ministerio de Justicia, informó de que la entidad ya fue notificada del criterio médico, el cual debe ser respetado para evitar que el empresario tenga complicaciones en su salud.

Bolaños llegó a la Clínica Unibe, en Tibás, el 24 de diciembre. Foto: Gesline Anrango.
Bolaños llegó a la Clínica Unibe, en Tibás, el 24 de diciembre. Foto: Gesline Anrango.
Defensores acuden a juez

Vargas informó de que este miércoles, la defensa de Bolaños solicitó al Tribunal Penal de Hacienda una audiencia en la que pedirán que se cambie la prisión preventiva que se le impuso al empresario por arresto domiciliario.

El abogado alega que esa es la mejor forma en la que el cementero puede recuperarse satisfactoriamente de la cirugía. Los defensores esperan que la audiencia se les conceda esta misma semana.

Según Vargas, el importador aún siente mucho dolor. El viernes, en un nuevo chequeo, los especialistas podrían determinar cuál es la terapia que debe seguir para recuperarse de la cirugía que se le practicó para tratar la ruptura completa del ligamento cruzado posterior que padecía.

La tarde de este miércoles, funcionarios de la Policía Penitenciaria hicieron una revisión de la clínica Unibe, para verificar las condiciones en las que se encuentra Bolaños.

Pablo Bertozzi, director de ese cuerpo policial, explicó que se trata de un procedimiento de rutina que se realiza cuando un privado de libertad permanece hospitalizado, con el fin de corroborar las condiciones de seguridad y acceder a información de primera mano sobre la evolución del paciente.

El funcionario participó en la diligencia, en compañía de otros tres empleados del Ministerio de Justicia.

Los defensores de Bolaños también están a la espera de que el Ministerio de Justicia emita un criterio en el que se determine si la cárcel de San Sebastián, en la que el empresario descuenta tres meses de prisión preventiva, tiene las condiciones necesarias para que se recupere ahí.

Los abogados de Bolaños también gestionan el cambio de medidas cautelares con un recurso de habeas corpus que interpusieron ante la Sala Constitucional.

El Ministerio Público imputó al empresario por cuatro presuntos delitos: peculado, tráfico de influencias, denuncia calumniosa y simulación de delito.