Por: Sofía Chinchilla C..   15 diciembre, 2017

El empresario Juan Carlos Bolaños (der.) pidió a la Sala Constitucional cambiarle las medidas cautelares que lo mantienen en prisión preventiva desde el 3 de noviembre pasado. Foto: José Cordero.

Los abogados de Juan Carlos Bolaños acudieron la mañana de este viernes a la Sala IV para solicitarles a los magistrados que le cambien las medidas cautelares por arresto domiciliario, en lugar de la prisión preventiva en la que se encuentra desde el 3 de noviembre.

Fernando Vargas, uno de los defensores de Bolaños, presentó la petición en un recurso de habeas corpus a las 11 a. m.

El empresario es investigado por la forma en que manejó un financiamiento otorgado por el Banco de Costa Rica (BCR), para importar cemento chino, por el cual quedó debiendo $25 millones.

En el documento, los abogados del importador de cemento chino apelan a tratados internacionales de protección de los derechos humanos y a las garantías de las personas privadas de libertad.

Vargas y Juan Marcos Rivero, el otro defensor del importador, insisten en que es innecesario que Bolaños permanezca en la cárcel de San Sebastián, y que en este caso basta que la medida cautelar sea la de casa por cárcel con vigilancia de un dispositivo electrónico.

Alegan, además, que el hacinamiento del centro penitenciario atenta contra el bienestar de Bolaños.

Según Vargas, que Bolaños sea trasladado a su vivienda le daría al equipo legal más y mejores opciones para defenderlo durante el proceso judicial.

"Ya nos hemos dado cuenta, ya lo intentamos, y la defensa es difícil. Solo nos dan una hora diaria para que hablemos, que a veces es difícil abarcar apenas unas cuantas páginas (del expediente penal). No hay ni la privacidad, ni la comodidad, de un lugar de trabajo. Es un lugar de visitas para todos los abogados y estamos a medio metro uno de otro (...). Es difícil concentrarse y tener privacidad. No solo eso, no tenemos Internet, él no puede manejar una computadora conmigo porque no se le permite manejar dispositivos electrónicos", dijo Vargas.

El abogado explicó que la posibilidad del cambio a casa por cárcel para Bolaños es "un último frente de batalla" que tenían en mente desde hacía varias semanas, cuando de antemano sabían que era muy probable que al empresario se le impusieran medidas cautelares mientras el Ministerio Público investiga el caso del cemento chino. Al empresario lo arrestaron por cuatro presuntos delitos.

"Nosotros, desde el inicio, siempre le hacemos un esquema al cliente con las posibilidades y todos los recursos y ya nosotros tenemos experiencia. No era nada nuevo que la prisión se la dieran, no era nada nuevo que en la audiencia la prisión se la confirmaran. Entonces, sabíamos desde hace varios meses que el último recurso era un habeas corpus", manifestó Vargas.

Pese a la gestión ante los magistrados, el defensor del empresario cementero no cree que la presentación del recurso tenga un 100% de posibilidades de éxito, pues cree que la Sala Constitucional siempre ha sido "resistente" a analizar los asuntos relacionados con tratados internacionales.

La semana pasada, la Sala Constitucional declaró sin lugar un recurso de habeas corpus interpuesto a favor de Mario Barrenechea, gerente general del Banco de Costa Rica (BCR), quien también descuenta tres meses de prisión preventiva por el caso del cemento chino.