Entre legisladores, varios son aliados del expresidente y otros mantienen lejanía

Por: Aarón Sequeira 1 diciembre, 2015

La fracción legislativa del Partido Liberación Nacional (PLN) se forjó, en agosto del 2013, de la mano del excandidato presidencial Johnny Araya, quien participó activamente en cada una de las designaciones de los aspirantes a una curul.

Tal vez por eso, al actual presidente del Comité Ejecutivo verdiblanco, el exmandatario José María Figueres (1994-1998), le ha costado convertirse en líder indiscutible en una bancada que quedó prácticamente huérfana con la renuncia de Araya a la candidatura, en marzo del 2014, y su posterior suspensión como militante de esa agrupación.

Desde que Figueres tomó las riendas del Comité, el pasado 1.º de marzo, ha buscado calar en las decisiones de los diputados, participar en sus reuniones semanales y en actividades públicas, entre ellas conferencias de prensa.

“Un partido es directorio, comité ejecutivo y fracción, siempre deben haber los lazos de mayor coordinación entre todos esos cuerpos del partido. Yo asisto hoy en día de una forma más regular a las reuniones de fracción”, admitió Figueres.

Pese a sus intentos de ganar terreno, el exgobernante no siempre ha encontrado buena recepción para sus señales sobre temas como el apoyo a un directorio legislativo de oposición.

De hecho, reconoció que no es él quien disciplina a la bancada, compuesta por 18 legisladores, a la que catalogó como la más ordenada del Congreso.

“Es la más disciplinada. Podrán haber varias posiciones, pero siempre ha votado como una sola persona”, aseguró.

Aliados y lejanos. Aunque Figueres asegura que su interés no es buscar aliados para consolidar un liderazgo entre los congresista del PLN, se pueden reconocer entre los legisladores varios cercanos a él, así como otros que no lo son tanto.

Entre los más afines se cuentan el jefe de fracción, Julio Rojas, y Juan Luis Jiménez Succar, para quienes es necesaria una coordinación permanente con el líder del Comité Ejecutivo.

“José María estuvo en la reunión que tuvimos con el ministro de Seguridad (Gustavo Mata) y hemos mantenido conversaciones; nos visita al menos una vez al mes y hay diputados que asisten a la reunión del Directorio Político de Liberación”, dijo Jiménez.

El diputado verdiblanco Rolando González considera que la fracción es autónoma de nacimiento, a diferencia de otras bancadas que tuvieron un liderazgo más fuerte por encima de sus decisiones (Laura Chinchilla, Óscar Arias, Luis Alberto Monge).

“En el caso de Figueres, su relación con la fracción es más cercana desde su ascenso a la presidencia”, apuntó el legislador.

Del otro lado, diputados como Aracelly Segura, Danny Hayling, Olivier Jiménez, Ronny Monge y Michael Arce mantienen una distancia con Figueres.

Para Hayling, “José María no nos ha dado el apoyo suficiente, ha salido al paso de algunas de nuestras decisiones y las ha criticado públicamente”.

El limonense duda de que haya ambiente para que el expresidente se compenetre totalmente. “Creo que no es saludable que él esté en las reuniones de la fracción”, aseguró Hayling.

“Soy el presidente del PLN, mi responsabilidad es que haya buena coordinación entre el Directorio Político, el Comité Ejecutivo y la fracción”, insistió Figueres.