Aarón Sequeira. 26 noviembre, 2020
Los técnicos de Análisis Presupuestario advirtieron, el martes, sobre la información faltante en la moción para hacer recortes por ¢154.500 millones al Presupuesto 2021. Foto: Asamblea Legislativa.
Los técnicos de Análisis Presupuestario advirtieron, el martes, sobre la información faltante en la moción para hacer recortes por ¢154.500 millones al Presupuesto 2021. Foto: Asamblea Legislativa.

Los jefes de cinco fracciones legislativas utilizaron, este jueves, un inusual mecanismo para incluir una serie de datos faltantes en la moción 74 que presentó la oposición para realizar recortes por ¢154.500 millones al Presupuesto Nacional 2021.

El mecanismo, nunca utilizado en la actual etapa de trámite del plan de gastos del Gobierno Central, incluye la información sobre tres plazas que se están eliminando y cuya ausencia de la moción 74 la tornaba inaplicable.

Así lo advirtió el pasado martes, en el plenario legislativo, el director del Departamento de Análisis Presupuestario, José Rafael Soto, antes de que 48 diputados aprobaran la moción.

La ausencia de esa información sobre las plazas que se estaban eliminando hacía imposible uno de los cierres presupuestarios, en el apartado de relación de puestos.

El documento enviado para enmendar el problema lleva las firmas de Luis Fernando Chacón, del Partido Liberación Nacional (PLN); Enrique Sánchez, del Partido Acción Ciudadana (PAC); y Rodolfo Peña, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

También lo suscriben Xiomara Rodríguez, del Partio Restauración Nacional (PRN), y Patricia Villegas, del Partido Integración Nacional (PIN).

La nota, preparada por el asesor liberacionista Randall García, encargado de la moción de recortes firmada por 39 legisladores de oposición, fue presentada este jueves, a las 11:30 a. m., ante la Secretaría del Directorio y ante el Departamento de Análisis Presupuestario.

En ella, se detallan las subpartidas que deben rebajarse del título del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, las cuales corresponden a “otros incentivos salariales”, “restricción al ejercicio liberal de la profesión” y “sueldos para cargos fijos”.

Tanto el liberacionista Chacón como el oficialista Sánchez reconocieron que se trata de un mecanismo inusual, principalmente en esta etapa del trámite parlamentario.

Aunque se trata de una moción de fondo aprobada al Presupuesto 2021, Chacón dijo que varios diputados alegaron que había un error técnico y que no era tanto por el fondo, porque “el espíritu del legislador fue muy claro con el recorte que se aprobó”.

De hecho, tanto el recorte como el primer debate del Presupuesto recibieron el aval de 48 legisladores, lo que generalmente implica, en la Asamblea Legislativa, un apabullante apoyo mayoritario.

Información agregada por los jefes a la moción, después de aprobada. Foto: Cortesía.
Información agregada por los jefes a la moción, después de aprobada. Foto: Cortesía.

El verdiblanco alegó que este vacío no impedía, por ningún motivo, que se apruebe el Presupuesto Nacional 2021 en segundo debate, este jueves.

“A pesar de que la moción no tenía esa información, en sí la moción no la requiere, como sí el operador de Hacienda para hacer las reducciones en las líneas correspondientes”, adujo Chacón.

El verdiblanco reconoció que, si el error lo hubiera cometido el PAC en una moción, se lo hubieran comido vivo en el plenario, pero también enfatizó que el mismo problema se presentaba en la moción del Gobierno para recortar ¢150.000 millones.

Por su parte, Sánchez indicó que Análisis Presupuestario requería de esa información para subir al sistema la información de la moción aprobada y que eso no modifica el fondo de la moción, pues “el objetivo era el mismo, simplemente era faltante de alguna información aportada por esa nota”.

El oficialista añadió que esa información faltante no modifica el espíritu ni el fondo de la moción, que solo aportó códigos necesarios para subir al sistema de presupuesto esa información de recortes.

“Yo, por lo menos, nunca lo había tenido que hacer eso”, indicó Sánchez.