Por: Esteban Oviedo.   19 agosto
Carlos Ricardo Benavides, jefe de la fracción del PLN. CARLOS GONZALEZ/GRUPO NACION.

Carlos Ricardo Benavides, jefe de fracción del PLN, repudió las agresiones xenofóbicas que se produjeron en el centro de San José la tarde del sábado.

El diputado sostuvo que la posición de Liberación Nacional (PLN) es de “total repudio a las manifestaciones de odio, impregnadas de xenofobia”.

“Esa no es la Costa Rica de nuestros abuelos, de nuestros padres, ni queremos que sea la de nuestros hijos”, afirmó el liberacionista.

Benavides también se refirió a la intervención de la Fuerza Pública, la cual detuvo a 44 personas por daños, agresiones y portación de arma blanca: "Creo que, en términos de hacer un control de la situación, tanto el arresto de personas como el decomiso de artefactos peligrosos, es lo correcto, no he tenido la oportunidad de conversar con el ministro, espero poder hacerlo mañana para tener detalles de lo averiguado".

La Policía incluso decomisó bombas molotov, cuatro puñales, un bate de béisbol y cuchillas.

“Me resulta sospechoso que esta manifestación haya estado precedida por numersosos mensajes y noticias falsas en redes sociales. Llama la atención la participación de pequeños grupos orgnizados reunidos ahí, no parece ser espontánea, sino algo organizado, habrá que indagar más, para entender quiénes incitan al odio”, agregó el jefe de fracción del PLN.

El sábado, el ministro de Seguridad, Michael Soto, afirmó que quienes participaron en las agresiones xenofónicas “pertenecen a algunos grupos que se dedican a actividades criminales o con algunas ideologías que no son propias de la idiosincrasia costarricense, por ejemplo, sujetos con la cruz esvástica en sus ropas, en sus cuerpos, situación que no es propia de la idiosincrasia costarricense”. Agregó que algunos pertenecen a barras de diversos clubes de fútbol del país y varios tienen antecedentes criminales.

La diputada verdiblanca Franggi Nicolás afirmó que el país debe ser solidario, pero con mano dura en lo que se refiere a un “estricto orden y control migratorio, de seguridad y de salubridad”. Ello, porque opina que falta una política migratoria. Así lo dijo en su perfil en Facebook.

Al respecto, Benavides dijo que no podía referirse a lo dicho por su compañera, porque no conocía el post.

PUSC y PRN claman al Gobierno por medidas

Por su parte, el jefe de fracción de la Unidad Social Cristiana (PUSC), Erwen Masís, señaló al Gobierno por lo sucedido.

“Existe un descontento y una gran preocupación de los costarricenses por el tema de la inseguridad, por la cantidad de nicaragüenses que está migrando hacia Costa Rica y esa preocupación es válida (...). Creo que el Gobierno no ha podido establecer una estrategia para darles a los costarricenses la seguridad que todos queremos y necesitamos. Creo también que Costa Rica es un país de paz y rechazamos categóricamente cualquier manifestación de xenofobia presentada en los últimos días”, dijo Masís.

“Creo necesario que el Gobierno establezca una nueva política pública de seguridad, para lo cual reiteramos nuestra ayuda y disposición”, agregó el socialcristiano.

También el jefe de fracción del Partido Restauración Nacional (PRN), Carlos Avendaño, lamentó los hechos violentos del sábado, pero a la vez instó al Gobierno a informar al Congreso de cuáles son las acciones que se están tomando para atender lo que, según él, es una crisis migratoria. Indicó que, de no tomar medidas, la oleada de migrantes puede traer consecuencias negativas para el país, ya que no hay capacidad para tantos extranjeros, ni en el ámbito laboral ni en el de la salud.