Redacción EF. 14 julio, 2018

Carlos Ricardo Benavides, jefe de la bancada del Partido Liberación Nacional (PLN), recomendó para el Poder Judicial cambios legales y de actitud.

Así lo hizo ver la noche de este sábado mediante un comunicado, en el cual expresa que a la institución le ha faltado prudencia, mesura y majestad.

“Algunos, en sus distintas esferas, aprendieron a exportar sus peleas, filtrando intrigas, alimentando la inestabilidad institucional, promoviendo sus aspiraciones o denostando las de otros. La actual situación provoca la pérdida de confianza en ese poder”, manifestó Benavides.

Trabajadores del Poder Judicial protestaron el mediodía de este viernes contra los magistrados que integran la Corte Plena a quienes atribuyeron dar un trato desigual en situaciones similares. Foto: John Durán
Trabajadores del Poder Judicial protestaron el mediodía de este viernes contra los magistrados que integran la Corte Plena a quienes atribuyeron dar un trato desigual en situaciones similares. Foto: John Durán

Añade que los ciudadanos demandan un Poder Judicial capaz de actuar con imparcialidad y objetividad, tanto para exculpar, acusar o juzgar a la ciudadanía, como para hacerlo internamente.

“Su criterio y determinación deben elevarse por encima de toda presión política, mediática o de opinadores demagogos. Es realmente el bastión último de nuestra democracia. El Poder Judicial debe ser independiente, así, a secas. Independiente frente a la presión política, pero también frente a las presiones mediáticas y sociales”, expresó el jefe de fracción.

Sobre la Reforma legal, el político expresó que indiscutiblemente la reforma normativa también debe entrar en la ecuación.

“Comienzo por mencionar el desatinado caso del artículo 182 de su Ley Orgánica, que establece un trato preferencial para los magistrados a la hora de establecer una sanción. Para amonestarlos se requiere mayoría absoluta, pero para suspenderlos por falta grave la norma exige mayoría calificada”

“El proceso de instrucción o investigación de una falta disciplinaria contra un magistrado no debería estar en manos de otro magistrado. Se podría prestar para situaciones inconvenientes”, aseveró Benavides.

Asimismo agrega que: “debemos revisar el régimen de impedimentos para los efectos de acceder al cargo de magistrado (a)., ya que es claramente inconveniente que personas que recién acaban de ser altos funcionarios de Gobierno o diputados pasen directamente a ser magistrados”.