Política

Institución en apuros porque director recién escogido exige ¢2,1 millones más de salario

Luego de ganar concurso en que se ofrecía un salario de ¢1,7 millones, el escogido exigió ¢3,8 millones

El Consejo Nacional de Personas con Discapacidad (Conapdis) eligió el jueves 13 de octubre al abogado Esteban Arias Monge como su nuevo director ejecutivo, producto de un concurso público de siete meses en el que se advirtió de que el salario ofrecido era de ¢1,7 millones.

Sin embargo, un día después, el escogido puso como condición "impostergable", para asumir el puesto por un periodo de cuatro años, un sueldo de ¢3,8 millones mensuales; es decir, ¢2,1 millones más de lo previsto.

La situación puso en apuros al Conapdis, el cual tenía previsto que el ganador del concurso empezara a trabajar el próximo 1.° de enero.

La presidenta de la junta directiva, la exdiputada de Acción Ciudadana (PAC) Martha Zamora, declaró que tendrán que analizar si continúan o no con el nombramiento del abogado ahora que conocen sus pretensiones salariales, las cuales le demandarían ¢138 millones adicionales en cuatro años a la institución pública, tomando en cuenta salario bruto y cargas sociales.

El jueves por la noche, este diario contactó a Arias vía telefónica para consultarle por su pretensión salarial, amén de que el anuncio del concurso laboral, que se publicó el 28 de marzo, estipulaba con claridad que el salario único que pagaría la entidad a su nuevo director ejecutivo era de ¢1,7 mensuales.

Sin embargo, el entrevistado le restó mérito a la veracidad del correo electrónico donde él condicionó su ingreso a un ajuste de sueldo. Además, cuestionó la fuente que proveyó información a La Nación y pidió que las consultas sobre el caso se enviaran "por las vías oficiales" al Conapdis.

Arias sí reconoció que está en una negociación con el Conapdis para asumir su Dirección Ejecutiva, pero no especificó de qué tipo.

La solicitud salarial, planteada a última hora, consta en un intercambio de correos electrónicos que el abogado sostuvo con el encargado de Recursos Humanos del Conapdis, Oswaldo Alvarado, de los cuales La Nación tiene copia.

"Yo estoy dispuesto en trabajar para Conapdis con la dedicación que me caracteriza, pero el sueldo no podrá ser inferior a los ¢3,8 millones mensuales y esto debe ser un acuerdo desde el día en que firmemos contrato. NO (mayúsculas son del original) es aceptable que sea una posibilidad futura como más o menos lo insinuó nuestra respetada presidenta", se lee en el correo electrónico que dirigió Arias al Conapdis el 14 de octubre pasado.

Molestia. Tanto la presidenta de Conapdis como el encargado de recursos humanos confirmaron la veracidad del correo electrónico en el que Esteban Arias Monge pidió el incremento de salario.

Según la jerarca del Conapdis, una vez que Arias fue notificado por la junta directiva sobre su elección, envió el correo donde enumeró varias pretensiones para asumir el puesto, dentro de ellas, el ajuste salarial del 123%.

Oswaldo Alvarado, encargado de Recursos Humanos del Conapdis, agregó que trasladó el asunto a la junta directiva porque su dirección ya dio por finalizado el concurso y la nueva exigencia queda fuera de su alcance técnico. La definición de si el Conapdis acepta o no esa condición, así como otros escenarios, queda en manos ahora de la junta directiva y de su asesoría legal.

"Él (Arias) puede decir misa, puede decir lo que quiera, pero si dentro del contexto del análisis hay otro criterio de la Asesoría Jurídica, predominará lo que se establezca en esa reunión", afirmó Alvarado.

La exdiputada Zamora dijo desconocer las razones por las que Arias solicita el incremento en su pago mensual.

"Nosotros desde que publicamos el concurso se decía que era un salario único (no cuenta con pluses, como el pago de anualidades) y en la entrevista que tuvimos en el comité ejecutivo se le fue claro a él (Arias) que esas eran las condiciones del concurso", indicó.

Zamora dijo que la junta directiva hizo varias consultas a la asesoría jurídica del Conapdis, y que Recursos Humanos consultó al Servicio Civil sobre las posibilidades de aumentar el salario al director ejecutivo. Pero en ambos casos las respuestas fueron negativas.

Aunque dijo que está abierta la posibilidad de que se apruebe un incremento en el sueldo de la Dirección Ejecutiva para el próximo año, la jerarca dijo que es imposible que el pago ascienda a los ¢3,8 millones que pretende Arias.

"Es imposible que sea esa cifra porque eso no lo gana yo creo que ni un viceministro y, tal vez, si acaso, un ministro de Estado. De todas maneras, usted sabe que los incrementos (salariales) en el sector público han sido muy bajos y entonces un incremento de más del 50% matemáticamente es imposible para la junta directiva", dijo.

Martha Zamora aclaró que el nombramiento de Esteban Arias Monge no está en firme.

"Lo que se hizo fue el acto de votación y dejamos por hacer el acuerdo en firme para este miércoles 26 de octubre (...). Conociendo las calidades éticas de mis compañeros de junta directiva, estoy absolutamente convencida de que va a ser un rotundo no (hacia las intenciones salariales de Arias). A mí me causa mucha decepción", dijo la presidenta.

El Conapdis maneja un presupuesto anual de ¢11.000 millones anuales que le transfiere el Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (Fodesaf) para que atienda a personas con discapacidad en estado de pobreza y abandono.

Zamora indicó que, en este momento, el Conapdis elabora el reglamento de su nueva ley, el cual incluye una nueva estructura organizacional que depende de un estudio integral de puestos que deberá someter a aprobación del Ministerio de Planificación.

En ese contexto, según la presidenta, es imposible que se le conceda un aumento de más del 100% al director ejecutivo mientras los restantes puestos permanecen con el mismo salario.

"No ocupamos mayores criterios jurídicos para concluir que esta solicitud es una locura y que la junta directiva, por más autonomía que tenga, no puede otorgar el aumento por una cuestión de ética y racionalidad en el uso de los recursos públicos", estimó Zamora.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.