Gerardo Ruiz R..   8 septiembre
Dos cooperativas ligadas con el militante liberacionista Rodolfo Navas están a punto de perder sus bienes por deudas con el Infocoop. Foto: Rafael Pacheco.

Por deudas que ascienden a ¢2.170 millones, el Instituto Nacional de Fomento Cooperativo (Infocoop) está a punto de adjudicarse los bienes que le dieron en garantía dos cooperativas, propietarias de un hotel y de una universidad, ligadas al dirigente cooperativista del Partido Liberación Nacional (PLN), Rodolfo Navas.

Se trata de las organizaciones Grupo Empresarial Cooperativo de Servicios Educativos (Gecse R. L.) y Hotel del Sur (CCH R. L.), las cuales llegaron a hasta tener año y medio de mora en el pago de los créditos que les otorgó el Infocoop años atrás.

La activación de las ejecuciones por la vía judicial se da después de que la Dirección Ejecutiva del Infocoop ordenara, a principios del 2017, frenar los procesos de cobro judicial contra estas y otras cooperativas del grupo empresarial de Navas.

Gecse ha alcanzado hasta 550 días de mora y el CCH, hasta 254 días.

La primera de esas cooperativas opera la Universidad Fundepos (Fundación de Estudios de Posgrado e Investigación en Ciencias Económicas), ubicada en San José, y la segunda es la propietaria del Hotel-Escuela del Sur, en San Isidro de Pérez Zeledón.

Ambas organizaciones forman parte del grupo empresarial cooperativo Centro de Estudios y Capacitación Cooperativa R.L. (CENECOOP), que es gerenciado por Navas.

La intención del Infocoop de adjudicarse los bienes de Gecse y de CCH la confirmó el director ejecutivo interino del Infocoop, Gustavo Fernández Quesada, y se debe a que las cooperativas entraron en un extenso periodo de morosidad en el pago de los créditos que les había facilitado el Instituto para financiar sus operaciones.

El proceso se dio al ejecutarse los fideicomisos de garantía con Fiacoocique y Finacio S.A., que responden por las operaciones de las cooperativas. Fue el año pasado cuando el Infoocoop ordenó las ejecuciones de las garantías.

Gecse debía ¢1.120 millones y CCH, ¢1.050 millones.

Pese al largo historial de morosidad con el Infocoop, el Instituto readecuó varias veces las deudas a las empresas ligadas a Navas, hasta que la situación se convirtió en insostenible y derivó en la ejecución de los fideicomisos de garantía.

Esos fideicomisos, según detalló Gustavo Fernández, procedieron a realizar tres remates de los bienes de las cooperativas, sin que durante ese proceso aparecieran compradores.

Por esa razón, el director ejecutivo interino dijo que se exploró la posibilidad de una venta directa de los bienes de las empresas, al amparo del contrato de fideicomiso con el Infocoop.

Los potenciales compradores de los bienes son Fundepos y Cenecoop, que propusieron comprar los bienes en remate en 12 tractos a un año plazo.

Sin embargo, esa opción la rechazó el área legal del Infocoop por impedimentos de orden contractual.

En julio pasado, el fideicomiso Finacio pidió al Cenecoop informarle si haría una compra directa del Hotel del Sur. De lo contrario, el Infocoop concretaría la adjudicación de los bienes de esa empresa hotelera, comentó Fernández.

Y en el caso de Gecse, el director ejecutivo indicó que existe el inconveniente de que Fundepos debe varios millones en impuestos territoriales a la Municipalidad de San José por el edificio que funciona como garantía en el fideicomiso.

El funcionario del Infocoop dijo que el Instituto no puede recibir un bien con ese tipo de deuda, por lo que en este momento negocian con los abogados de la empresa la entrega del inmueble sin gravámenes.

“El asunto se ha manejado con todo el rigor normativo y sin privilegios para ninguna entidad”, recalcó el director ejecutivo.

En octubre del año pasado, la Auditoría Interna del Infocoop presentó una denuncia contra Gustavo Fernández y otros dos altos jerarcas del Infocoop por el caso del freno del cobro judicial a las cooperativas morosas de Rodolfo Navas.

Fernández comunicó a este diario que, el 30 de mayo pasado, la Fiscalía desestimó la denuncia que interpuso el auditor del Infocoop, Guillermo Calderón.

“La Junta Interventora y la Dirección Ejecutiva actuamos con absoluta probidad y en apego a la normativa vigente, como en este momento también ocurre a la luz de este proceso que ahora usted consulta”, manifestó Fernández.