Fuego lleva seis días de iniciado y ha consumido cerca de 100 hectáreas

Por: Daniela Cerdas E. 8 abril, 2014

Un grupo de 58 bomberos forestales formó parte del 43% de abstencionistas en las elecciones del domingo anterior, pero no porque quisieran, sino porque el incendio en el Parque Nacional Chirripó y en la Reserva Forestal Río Macho, les impidió asistir a las urnas.

No había tiempo para pensar en política. El fuego llevaba, el domingo, cuatro días de haberse iniciado y ha afectado 100 hectáreas.

Bernal Valderramos, administrador del Parque Nacional Chirripó, dijo que el siniestro comenzó el miércoles. El equipo de bomberos forestales ingresó a la montaña, en Sitio Hilda de Chirripó, el jueves anterior, en la noche.

Aunque se esforzaron durante largas jornadas para acelerar el trabajo y así poder ir a votar, el domingo apenas habían controlado las ocho hectáreas comprometidas del Parque Nacional Chirripó. Aún faltaban 92 hectáreas más de atender en la reserva de Río Macho.

“Fue una emergencia. Todos teníamos planeado ir a ejercer el derecho que nos corresponde. Cambiamos los planes e ingresamos a la zona montañosa para atender el incendio”, explicó Valderramos.

El equipo de bomberos forestales ingresó a la montaña, en Sitio Hilda de Chirripó, el jueves anterior, en horas de la noche, cuando el siniestro llevaba un día de haber comenzado. | BERNAL VALDERRAMOS PARA LN
El equipo de bomberos forestales ingresó a la montaña, en Sitio Hilda de Chirripó, el jueves anterior, en horas de la noche, cuando el siniestro llevaba un día de haber comenzado. | BERNAL VALDERRAMOS PARA LN

El día de las elecciones, este grupo de bomberos hizo sus propias votaciones en el campamento. Allí también ganó Luis Guillermo Solís, con un 80% de los votos.

“Lo hicimos a manera de vacilón. Sabíamos que estamos aquí y no podíamos votar porque somos de San José, Heredia y Pérez Zeledón. La salida del lugar es solo por helicóptero; a pie duramos casi tres días”, expresó el bombero.

Todavía el fuego no se ha apagado; Valderramos espera que hoy sea controlado.

“Los que estamos aquí, cambiamos nuestro deber de ir a votar por el deber laboral. Un evento que compromete nuestros recursos naturales, es prioridad”, explicó.

Este grupo de bomberos se dio cuenta de la victoria de Solís por una llamada telefónica que uno de ellos realizó a un familiar. Tras la noticia, uno de ellos comentó: “Ojalá sea para bien”. Luego, todos continuaron alistando el equipo que utilizarían al día siguiente.