Aarón Sequeira. 17 mayo
Varias fracciones legislativas consideran que el plenario no puede ya seguir por la vía de la dispensa de trámites de los proyectos de ley, así se trate de iniciativas relacionadas con el combate de la pandemia del covid-19. Foto: Asamblea Legislativa para LN
Varias fracciones legislativas consideran que el plenario no puede ya seguir por la vía de la dispensa de trámites de los proyectos de ley, así se trate de iniciativas relacionadas con el combate de la pandemia del covid-19. Foto: Asamblea Legislativa para LN

La inacción de los diputados, sazonada con las trabas de la oposición, impedirían al Gobierno contar con el ahorro en el dinero de las anualidades que pretendía utilizar para contribuir al combate de la emergencia por la covid-19.

Un mes y 10 días después de que el proyecto entró a la Asamblea Legislativa, las fracciones parlamentarias prácticamente no han movido un dedo para que la iniciativa avance, y más bien alegan desconocer el texto, o le achacan inacción al Poder Ejecutivo.

Sin embargo, la propuesta corre el riesgo de que al 1.º de junio, ya no sirva de nada, pues el Estado le pagaría las anualidades a los empleados ese mes y ya no podría contar con ese ahorro, que inicialmente se calculó en ¢23.000 millones.

La iniciativa entró a la corriente parlamentaria el 8 de abril, pero las bancadas parlamentarias no han tenido el mínimo interés en facilitar el acceso del Ejecutivo a ese dinero.

El único trámite que ha cumplido es el de las consultas, que se enviaron de oficio a varias instituciones.

Particularmente, se les pidió criterio a las municipalidades, a todas las instituciones autónomas del sector público y a los bancos estatales.

El jefe de fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC), Enrique Sánchez, aseguró que la eventual legislación debe votarse en los próximos días, porque la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas ordena la cancelación de las anualidades en junio.

“Se perdería la posibilidad de ahorrar esta anualidad. Lo conversamos y quedamos en terminar de afinar la agenda. Ya todo el mundo sabe que tenemos esta fecha”, dijo Sánchez.

El oficialista añadió que los jefes parlamentarios están tratando de lograr un acuerdo para dispensar de trámites el expediente y, así, aprobarlo directamente en el plenario legislativo.

“No daría chance a instalar una comisión”, dijo.

El mecanismo para ahorrarse el pago de las anualidades, este 2020, es la introducción de un artículo transitorio en la Ley de Salarios de la Administración Pública.

Sánchez asegura que se corre el riesgo de perder ese ahorro, aunque por el fondo nadie ha dicho que tenga problemas con la iniciativa.

El proyecto establece que el personal público que atiende la emergencia del la covid-19, básicamente personal médico, sanitario y de seguridad, sí recibiría el pago de ese plus salarial.

Aunque el documento está en el Congreso desde el 8 de abril, el jefe de Liberación Nacional, Luis Fernando Chacón, dijo que esperan una propuesta del Gobierno.

“No tenemos información al respecto”, añadió Chacón.

También comentó que la medida debe ser para todo el sector público, no solo para Gobierno Central.

Luego, el vocero del PLN dijo a través de un mensaje de WhatsApp que el PAC no había puesto a despacho el texto (mecanismo para poner en trámite un proyecto de ley) y que recién lo hizo este sábado 16 de mayo.

Sin embargo, en el registro oficial del Congreso, consta que Enrique Sánchez puso el plan a despacho el 1.º de mayo y la también oficialista Nielsen Pérez, el 4 de este mes.

En la tienda socialcristiana, la subjefa, Shirley Díaz, alegó que aún no han discutido ese asunto en la reunión de la bancada, que está pendiente de análisis.

“Existen muchas partidas presupuestarias que requieren análisis profundos en relación con el recorte del gasto”, apuntó Díaz.

La exjefa de la Unidad, María Inés Solís, adujo lo mismo, pero también dijo que el proyecto debe pasar por estudio de una comisión parlamentaria.

No obstante, incluso Chacón reconoció que no da tiempo para que ese plan se estudie en un foro legislativo, pues ya en la tercera semana de mayo aún no se nombran las comisiones parlamentarias.

El presidente del Directorio, el restauracionista Eduardo Cruickshank, aseguró que no le ve problemas a la propuesta de ley, pues incluso la considera “sencilla y sin complicaciones”.

“Hasta me parece que no es muy impactante para los trabajadores, pues no incidía en el resto de sus anualidades”, dijo Cruickshank.

Añadió que, incluso, hace pocos días él, como jefe de Restauración, anunciaron que su partido estaba listo para votarlo.

“El Gobierno anda buscando que se dispense de trámites, pero hay varias fracciones que tienen bastante celo en seguir por la ruta de la dispensa de los trámites, prefieren que los proyectos vayan a comisión”, dijo el jerarca.