Por: Sofía Chinchilla C..   17 febrero
Mauricio Granados, secretario adjunto de la Conferencia Episcopal, aseguró que el llamado de la Iglesia desde el inicio del periodo electoral fue
Mauricio Granados, secretario adjunto de la Conferencia Episcopal, aseguró que el llamado de la Iglesia desde el inicio del periodo electoral fue "a la calma, al respeto de la persona humana siempre". Foto: Mayela López.

Pasada la primera ronda electoral, la Conferencia Episcopal de Costa Rica reconoce que la discusión sobre “la familia, la vida y la sexualidad” tomó un rol protagónico durante la campaña política y polarizó al electorado.

La cúpula de la Iglesia católica costarricense, no obstante, asegura que sus posiciones respecto a esos temas no incidieron en tal división.

En entrevista con La Nación, Mauricio Granados, secretario adjunto de la Conferencia Episcopal, señaló que los obispos atribuyen tal agitación a decisiones que tomó el Poder Ejecutivo meses atrás, como la de solicitar el criterio de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) respecto a los derechos de la población LGBTI (lésbico, gay, bisexual, trangénero e intersexual), o la puesta en marcha de los programas de afectividad y sexualidad en los colegios públicos.

¿Qué impresión les dejaron los candidatos en las reuniones que tuvieron con ellos?

En realidad la agenda la marcan ellos, quienes pidieron la audiencia y quienes traían sus inquietudes y valoraciones sobre el proceso electoral, lo que quedaba de frente a la segunda ronda y su visión de un posible Gobierno, en ese sentido buscando siempre puntos de interés con la Iglesia en Costa Rica, que es un actor social importante para ellos, y así lo manifestaron. Hay varios puntos de coincidencia en los que podemos trabajar muy de la mano con el Gobierno de turno si fuera el caso.

¿Por ejemplo cuáles?

Combate a la pobreza, asistencia a los más pobres, combate a la desigualdad, etcétera.

La campaña política terminó convirtiéndose en una especie de referendo sobre matrimonio igualitario. ¿Tienen esa percepción?

Es una percepción muy generalizada. Efectivamente creo que para todos fue una sorpresa el resultado electoral, así como se dio. Todos estábamos esperando una segunda ronda, aunque una liderada por los Alvarado (Carlos y Fabricio), pues no estaba tan definido, al menos creo que la mayoría de los ciudadanos no se lo esperaban. El tema de la familia, el tema de la vida, el tema de la sexualidad también fue un tema que se puso en la mesa, especialmente me parece, a propósito de agentes externos, no tanto de la agenda nacional.

¿La Corte Interamericana?

La Corte Interamericana, que efectivamente se da a conocer el 9 de enero y que tiene una incidencia en la discusión previa a las elecciones.

¿Considera oportuno que esa discusión se diera?

No sé si es oportuno o inoportuno, se dio, es un hecho histórico sobre sus posiciones y es un poco improductivo dar una opinión, porque efectivamente eso se dio así. No sé qué hubiera pasado si la opinión de la Corte se hubiera dado el 5 de febrero, seguramente estaríamos hablando aquí de otra temática, pero efectivamente se da así como hecho histórico, se dan las repercusiones, unos a favor y otros en contra, con sus motivaciones, y eso tiene una repercusión sin duda en la reflexión de voto y la intención de voto.

Precisamente el día después de que se notificó la opinión consultiva se hizo el debate de la diócesis de Alajuela, y según dijo el moderador las preguntas se cambiaron para conocer la opinión de los candidatos sobre ese criterio de la Corte. ¿Cree que eso fue la chispa que inició esta polarización?

Me parece que desgraciadamente no. La polarización en el tema ya viene desde días anteriores, viene desde meses anteriores, efectivamente con hechos que se pueden dar en la administración pública, el decreto 40.422 (reforma a la Política del Poder Ejecutivo para Erradicar de sus Instituciones la Discriminación Hacia la Población sexualmente diversa), me parece que es del presidente (Luis Gmo. Solís para la administración pública.

"La propuesta de programa de educación en afectividad y la sexualidad también incide un poco en el malestar de los padre de familia y efectivamente me parece que la opinión de la Corte pues viene como a hacer un catalizador en el cual el tema se pone muy de relieve en la campaña electoral".

¿Y la posición de la Iglesia al respecto de los puntos que toca la opinión consultiva, también?

Bueno, efectivamente la Conferencia Episcopal ha lamentado el hecho de que la misma opinión imponga criterios sobre puntos tan fundamentales para el país. Vemos como con sorpresa, la verdad, cómo este tribunal toma una posición muy diferente a la de otros tribunales de derechos humanos internacionales, confróntese el tribunal europeo, que deja a la legislación nacional el tramitar estos elementos porque conlleva no solo los pretendidos derechos de una minoría, sino una serie de elementos como tradiciones, historia, etcétera, de cada nación. Entonces efectivamente parece un poco recargado, un poco salido de la tradición propia de las naciones el que la opinión se de en una forma tan autoritativa.

Las manifestaciones que hicieron los distintos sectores tuvieron alguna repercusión en el periodo electoral. ¿Cree que la posición de la Iglesia influyó en esta polarización que ustedes reconocen que ha habido?

Si usted analiza todas la manifestaciones que la Conferencia Episcopal ha realizado, en todas las manifestaciones se ha llamado al respeto, a la calma, al respeto de la persona humana siempre, independientemente de su sexo, de su religión, de su raza, de su orientación sexual, etcétera, porque toda discriminación injusta va en contra del mensaje del evangelio.

"Entonces, nuestra primeras manifestaciones públicas fueron llamados a la calma y a sopesar los límites de la opinión consultiva, que hasta hoy está en veremos, porque hay tesis muy encontradas de hasta donde llegan los alcances jurídicos de esta opinión que emite la Corte IDH. Tenemos gente que dice, especialmente desde el Gobierno, que prácticamente se tiene que aplicar de forma automática, otros juristas dicen que no, efectivamente falta que se pronuncie la Sala Constitucional en varias acciones de inconstitucionalidad que se están resolviendo y también falta el criterio del Registro Civil del Tribunal Supremo de Elecciones, para determinar si hace falta legislar el acto en cuestión o no, entonces es un escenario que se está apenas planteando en el escenario jurídico, que también por el asunto de la segunda ronda electoral se ha entrabado un poco, esperando que pase esta etapa".

Dice la Escuela Ecuménica de Ciencias de la Religión de la UNA que “se ha legitimado la instrumentalización política de argumentos religiosos, para proponer medidas estatales que afectarían la vida de todas las personas que habitan en Costa Rica, y cuestionarían los logros del país en materia de derechos humanos”. ¿Comparte esa opinión?

Bueno, en realidad es una posición de la Escuela, ellos sabrán a que se están refiriendo en concreto. Efectivamente, puede ser que en algún sector se haya maximizado el elemento religioso. Nosotros hemos tratado de hablar en un lenguaje común, que es el lenguaje de los derechos. Si revisa nuestros comunicados siempre se basan en las normas positivas de la Constitución, de los tratados internacionales y del derecho interno de la República. Efectivamente, porque tratamos de lograr un diálogo con las personas para visibilizar que los derechos humanos no son solamente de un género, si no todo un abanico de desarrollo jurisprudencial y de derecho que protegen a la persona humana.

Usted dice que puede ser que algunos sectores hayan maximizado el discurso religioso con fines electorales, pero que la Iglesia no. ¿Quiénes habrían incurrido en tal práctica?

Bueno, yo no dije que para efectos electorales, en general...

¿Y para efectos electorales?

No me consta que haya sido así. Se ha visto que en redes las personas dicen o dejan de decir, hay que tener cuidado en el asunto, porque hay personas que creen que los grupos religiosos o las iglesias no pueden hablar en nada para la política nacional, y digo política con "p" mayúscula, la general del estado, no la electoral, no. Efectivamente, el artículo 28 de la Constitución nos da un amplio espectro para el desarrollo de posiciones, porque la Iglesia católica y cualquier otro grupo religioso, tiene el derecho y el deber, diría yo, de fijar su posición respecto a las grandes políticas de estado y puntos de interés nacional, que es lo que hemos tratado de hacer.

"Efectivamente hay que tratar de distinguir, porque el artículo 28 en su último párrafo, en la última línea, indica una restricción para clérigos y seglares de hacer política electoral aluyendo argumentos de tipo religioso, entonces eso es un elemento que se debe de interpretar restrictivamente. Efectivamente, los grupos religiosos y la Iglesia en general, es parte de su misión dar su visión de la sociedad que se quiere de acuerdo a su visión de mundo".

¿Hasta qué punto es saludable que lo haga?

Es parte lo que uno como sacerdote opina, efectivamente tiene un segundo plano, porque uno es nuestro papel como ciudadanos que somos, ejercemos el voto y todo lo demás, y otra cosa es el rol de la Iglesia, que tiene la misión de anunciar el evangelio, y el evangelio cristiano no es un anuncio intimista, individualista que se vive en el interior del ser humano y no tiene una trascendencia. No, la fe cristiana conlleva una incidencia en la historia, en la comunidad y desde ese punto de vista la Iglesia tiene la obligación de confrontar el evangelio con la realidad y ver qué puntos se acercan más a la visión cristiana del mundo y qué cosas no, y en ese sentido es parte de su misión confrontar esos puntos.

¿Pero si llega a convertirse en uno de los principales temas de la campaña?

Lo que pasa es que eso no lo marca la Iglesia, es la realidad que se da en el contexto, efectivamente. Ahora mismo, en Estado Unidos hay una gran efervescencia por el tiroteo lamentable que se dio ayer (miércoles), el valor vida y el valor de defensa que es lo que se arguye para la defensa y la posesión de armas de cada uno. La Iglesia tiene un mensaje que dar ante esa realidad, pero la realidad no está en manos de la Iglesia, está en manos actores sociales en general de la sociedad.

¿Quiere decir, para usted, que si se ha exacerbado el elemento religioso ha sido por inercia, o una cuestión natural de la sociedad?

Yo no diría que por inercia, si no porque la suma de factores sociales que se han estado sumando en los últimos meses y que conllevaron, no creo que pensado por nadie, pero simplemente se da. En esta realidad que estamos viviendo, ¿Que efectivamente puede ser un discurso que se ha dado en los candidatos un poco monotemático? Pues puede ser, pero eso no es responsabilidad de la Iglesia, es una cuestión de las circunstancias.

"Inclusive nosotros, si usted revisa nuestros mensajes, hacemos hincapié en un abanico grandes de temas de interés nacional que pasa desde la violencia contra las mujeres, el desarrollo, la necesidad de crear empleo, desigualdad, pobreza, etcétera, entonces no nos quedamos en un monotema".

Usted dice que uno de esos factores fue la opinión consultiva de la Corte. ¿Cree que hay algún otro?

Pues me parece que también, con todo respeto, ha habido una mala gestión del Poder Ejecutivo en temas sensibles a la población, porque si usted lee la Constitución, dice que el Gobierno de la República es participativo. Eso significa que no se hace desde un escritorio en San José, sino que tiene que involucrar a la población. Entonces, cuando usted tiene temas sensibles como la educación de los niños, como la conformación de la familia, como la visión del hombre y la mujer en general y da soluciones jurídicas, buenas o malas, sin el consenso social, se dan una serie de reacciones que a veces pueden resultar hasta exageradas.

"Pero la misión del gobernante me parece a mí, con respeto, es tender puentes, es crear diálogo, es evitar que la situación se salga de contexto y se pueda seguir construyendo, porque efectivamente todos lamentamos el cierre de escuelas de los últimos días en algunas zonas del país. Bueno, ¿No era mejor salir al encuentro de los padres de familia, tomarlos en cuenta, valorar si sus observaciones tienen o no tienen peso? Porque ellos son en última instancia los que tienen el derecho humano a la educación de los hijos, entonces efectivamente no es un tema que se resuelve desde San José con una directriz o con un decreto, entonces efectivamente me parece que con una actitud más propositiva del Gobierno de la República se pudo haber llegado a evitar este tipo de situaciones".

Sin embargo, quienes tomaron la decisión de hacerlo fueron los propio padres. ¿Haría un llamado a la calma a los padres para no obstaculizar el derecho a la educación de los niños?

Efectivamente vemos con preocupación la situación y hacemos votos para que tanto el MEP como los padres de familia puedan verdaderamente sentarse en sosiego a plantear las preocupaciones y la sugerencias necesarias con el fin de que efectivamente no se obstaculice el derecho a la educación de los menores, pero efectivamente se respete el derecho a la educación de los progenitores a tener una palabra y ser los principales actores en la educación de los hijos, como todos los instrumentos de derecho internacional se los conceden.

En los últimos días, ante el reporte de situaciones de violencia contra personas LGBTI de personas que se basan en textos bíblicos, sacerdotes han salido de forma independiente a decir que tales interpretaciones de la Biblia no son correctas. ¿Cuál es la posición de la Iglesia?

Efectivamente, la posición es la que le habían manifestado desde el inicio. No se puede ser cristiano saltándose el mandamiento del amor. Efectivamente ámense los unos a los otros como yo los he amado dice Jesucristo, y efectivamente ese es el principal de los mandamientos. Efectivamente no podemos descalificar o tomar situaciones de rechazo a las personas por un elemento: por su raza, por su religión, por su lengua y tampoco por su orientación sexual. Entonces, efectivamente la Iglesia ha emanado un documento que se llama la carta sobre la pastoral de las personas homosexuales, en la que se nos explica efectivamente que toda esa situación debe ser valorada desde esos presupuestos, que efectivamente el acto homosexual no está dentro del plan de salvación, pero eso no quiere decir que efectivamente Dios rechace a ninguna persona y que efectivamente todos los seres humanos tenemos el derecho a ser acogidos con respeto y con amor.

"En ese sentido, no es bueno, no es correcto, tomar versículos bíblicos sacados de contexto, de su contexto histórico, del mismo libro y de la historia de la salvación para apoyarse en ellos en menoscabo de una persona o un grupo de personas, entonces en ese sentido llamarlos a todos al respeto, unos por otros.

"Efectivamente a como hay irrespeto, o una actitud peligrosa de frente a esas situaciones, también es cierto que algunos colectivos LGBTI han tenido un discurso hasta agresivo para las expresiones religiosas. Creo que cada uno de esos extremos es inconveniente, porque al final todos somos hermanos y todos nos necesitamos, y una sociedad debe pues unir a todos los componentes que la conforman y juntos buscar un bien común, que eso es lo que apuesta la Iglesia católica en Costa Rica".

¿Cuál es el llamado de la Iglesia para la segunda ronda?

En primer lugar, un llamado a la calma, a pensar y repensar en lo que ha acontecido el 4 de febrero y a meditar consciente e informadamente su voto. Viendo más allá de los ataques personales a uno o a otro. Viendo las propuestas, los programas de gobierno, las respuestas de cada candidato a la presidencia, a la vicepresidencia, ver cual es la mejor opción para el país y en conciencia de acuerdo a su recto juicio, a su recto entender, emitir el voto que en conciencia ha dilucidado. Efectivamente, buscando uno la mejor información y el criterio más inteligente y de acuerdo a su conciencia y sus valores para ir a emitir el voto el 1 de abril.

En cualquier escenario, el país saldrá de la elección muy fragmentado. ¿Cómo cree que se puede lidiar con esa situación?

Efectivamente, sea quien sea la persona que dentro de los Alvarado tome la silla presidencial, tendrá un escenario complicado. Una Asamblea Legislativa en minoría, porque la mayor cantidad de diputados eran de otros partidos, lo que conlleva una gran capacidad de diálogo para no solamente la presidencia de la república respecto a la Asamblea, si no a todos los actores sociales,porque efectivamente ya no se puede decir que todo se arregla en un simple acuerdo entre partidos, no. Es mucho más importante, una muestra de ello fue la mesa de diálogo a propósito de la discusión del IVM y efectivamente creo que podemos optar más por espacios de diálogo para encontrar espacios de interés comunes a todos, y para efectivamente que el país salga de la entrabazón que ha mostrado en los últimos cuatro u ocho años.

¿Y entre los ciudadanos, los que no estarán en puestos de poder?

Creo que es muy importante la actitud del gobernante porque es edificante. Efectivamente, ahora la situación está muy crispada a razón de la contienda electora, entonces unos y otros, vencedores y vencidos entre comillas, deben aunar esfuerzos para que el pueblo, el ciudadano de a pie, todos nosotros, podamos ir tomando es actitud de diálogo y de respeto. Efectivamente, también las organizaciones religiosas y la Iglesia tenemos un rol, pero no es el único, sino que tiene que ser verdaderamente un discurso único en aras de esa construcción social que a todos nos demanda mucha tarea.