Política

Icoder exige a Municipalidad de Nicoya devolver ¢400 millones

El Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (Icoder) le exigió a la Municipalidad de Nicoya devolver una partida de ¢400 millones por no invertir el dinero correctamente, como se había acordado, en la remodelación del polideportivo del cantón.

En el 2020, el Icoder hizo la trasferencia de fondos al gobierno local para invertir en el recarpeteo de la pista de atletismo, la sustitución del suelo de la cancha de fútbol, la colocación de gramilla, la construcción de malla y techado en graderías, así como la sustitución de drenajes.

Sin embargo, en diciembre del 2021, una auditoría del Icofer concluyó que los procesos de fiscalización eran nulos y que se estaba incumpliendo con el convenio.

El Instituto le advirtió al Concejo Municipal de Nicoya de que, si el dinero no es reintegrado, procederá con el cobro judicial.

El convenio también contemplaba la construcción de muro de gaviones en la pista de atletismo, además de reparaciones en la piscina y en gimnasio.

El oficio enviado por el Icoder asegura que, para diciembre del 2021, la Municipalidad ha brindado información de “forma escueta, incompleta o del todo no ha sido suministrada”. Agrega que tan siquiera se cuenta con un informe del avance de las obras y lo poco que se ha realizado no corresponde con lo autorizado.

La auditoría encontró, en los informes municipales, la compra de material sintético para la pista representó, por más de ¢100 millones, inversión que no estaba dentro del objeto contractual del acuerdo. Esta situación produjo un desbalance financiero que mantiene las obras detenidas.

Los desembolsos para rubros no incluidos en el anteproyecto, la falta de información y la ausencia de evidencia sobre la disposición de recursos para cumplir con el plan de inversión generaron, para el Icoder, “una imposibilidad técnica, legal y financiera para dar continuidad al cumplimiento del objeto contractual, por lo que se requiere su devolución” de la partida.

Carlos Armando Martínez Arias, alcalde de Nicoya, aseguró la solicitud de Icoder no ha agotado la vía administrativa y que hay un proceso de convenio que está en curso.

“Estamos tratando de subsanar una serie de situaciones y hay proceso de investigación al que estamos dándole seguimiento”, expresó

Las irregularidades del cabildo nicoyano también llegaron a la Contraloría General de la República, la cual solicitó al Icoder información sobre las gestiones realizadas por Instituto y por el gobierno local.

El Icoder insistió en que ha tenido siempre buena intención con el proyecto y han sostenido múltiples reuniones de seguimiento, pero nada ha dado resultados.

Michelle Campos

Michelle Campos

Periodista en la sección de Política. Graduada como bachiller en periodismo en la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de licenciatura en Mercadeo. Ganadora de la Clase 8 del proyecto de periodismo colaborativo Punto y Aparte.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.