Política

Hoy hace 50 años: Ministro dijo que sindicalismo era débil y no gravitaba en la vida política nacional

El jueves en horas tempranas de la noche se inauguró el seminario mesa redonda para el análisis de algunos problemas y perspectivas del movimiento sindical costarricense, con sede en La Catalina, cuya clausura se realizó anoche, comunicó La Nación el 13 de marzo de 1971.

En su discurso inaugural el licenciado Danilo Jiménez Veiga, ministro de Trabajo, hizo énfasis en la debilidad del sindicalismo en el país y el hecho de que el movimiento sindical no gravita en la vida política nacional.

Ante 60 delegados sindicales de todas las ideologías, Jiménez Veiga habló sobre el problema relacionado con la estructura del sindicalismo.

Se refirió a algunas interpretaciones económicas sobre esta teoría y a cuestiones concernientes a teorías sociales y políticas de dicha estructura.

En torno al análisis de dichas teorías, las que comparó con la realidad costarricense, manifestó en un tono franco: “el movimiento sindical en Costa Rica es débil y no responde entéramente al nuevo concepto del sindicalismo y al papel que debe desempeñar en un país en vías de desarrollo”.

Al definir el movimiento sindical costarricense, expresó su opinión de que “es débil y fundamenta en muchos casos su acción en el concepto de lucha de clases”.

En otras noticias:

Un muerto y nueve heridos en accidente de tránsito

Un hombre de apellido Calderón, quien con cinco reos más iba camino a San Lucas en una ambulancia policiaca, pereció al volcar la máquina a la altura de Esparta ayer a las 6 a. m., informaron fuentes oficiales.

Agregaron que las causas del accidente se atribuyen al estallido de una llanta. Se desestimó la posibilidad de que fuesen los mismos internos, que eran conducidos a la isla presidio quienes lo hubieran provocado.

Rápidamente se hicieron presentes en el lugar de los hechos las autoridades de Esparta y miembros de la comandancia de plaza de Puntarenas.

Niño de seis años causó gran tragedia

Un niño de seis años de edad al parecer fue el causante de la tragedia ferroviaria que dejó un saldo de 12 muertos, tres desaparecidos y más de 50 heridos.

El accidente ocurrió ayer en la pequeña localidad de Gualliguaica, en la zona norte del país, al precipitarse a un barranco de 20 metros un tren de pasajeros que corría sin control.

El convoy compuesto por una locomotora, un vagón de equipaje y tres coches de pasajeros, conducía veraneantes que habían pasado sus vacaciones en el balneario Peñuelas, de la Serena, ciudad ubicada 570 kilómetros al norte de Santiago.

José Andrés  Céspedes

José Andrés Céspedes

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación, graduado de la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre vivienda y trabajo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.