Rebeca Madrigal Q.. 25 enero
En la imagen, los candidatos a la alcaldía y vicealcaldía de Heredia. A la izquierda Roy de la O.
En la imagen, los candidatos a la alcaldía y vicealcaldía de Heredia. A la izquierda Roy de la O.

Daniela Jiménez, una economista de 30 años e hija de la diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC), Catalina Montero, denunció que la agrupación política ignoró hace meses la denuncia que planteó, tras, supuestamente, haber sufrido acoso sexual por parte del candidato a la vicealcaldía de Heredia, Roy de la O.

Según un documento que presentó Jiménez a La Nación, la denuncia la hizo llegar en octubre del año pasado al Tribunal de Ética del PAC, al comando de campaña del cantón de Heredia y a la presidenta de la agrupación, Marta Solano. Igualmente, dijo, informó del hecho al candidato a alcalde, Mario Rodríguez, y al comité de mujeres del Partido.

Los supuestos abusos se habrían dado en medio de la campaña electoral municipal, en la que participa en De la O, junto a Mario Rodríguez y Vivian Solís, en los puestos de alcaldía y primera vicealcaldía. Jiménez colaboró con el comando de campaña.

Frente a la denuncia, el candidato a vicealcalde aseguró que el Partido lo está manejando internamente.

“Me estoy asesorando por abogados para tomar acciones judiciales con respecto a este tema. Evidentemente, ella dice algo que no he realizado y pone mi nombre en tela de duda. Eso es lo que puedo decir sobre este tema en este momento”, expresó.

De la O dijo que el aspirante a alcalde, Mario Rodríguez, le comunicó verbalmente la denuncia interpuesta por Jiménez, sin embargo, él nunca fue notificado por escrito.

Por su parte, la presidenta del PAC, Marta Solano, dijo desconocer la denuncia, pues, al parecer, se la enviaron a una cuenta de correo que ya no utiliza. No obstante, aseguró que la agrupación debe “echar a andar de inmediato" el procedimiento en el Comité de Ética, al tiempo que pedirá a De la O separarse de la actividad política en lo que resta de la campaña.

“Ni el PAC ni ningún partido pueden tolerar el acoso sexual ni ser condescendientes con quienes cometen estas faltas. Yo me solidarizo y aplaudo que ella tomara esta valiente decisión al presentar su denuncia, porque las mujeres, mejor que nadie, sabemos los costos personales y políticos que se asumen al dar ese paso. Solo con esa valentía y con nuestra solidaridad avanzaremos hacia una sociedad donde las mujeres no suframos nunca más de maltrato, acoso y violencia de ningún tipo”, respondió ante preguntas de este diario.

“Estamos solicitando que el señor Roy de la O se aparte de toda actividad pública o privada en lo que resta de la campaña y que, en caso de confirmarse su responsabilidad, renuncie a la segunda vicealcaldía o a cualquier puesto de representación que ostente en ese momento”, añadió.

Solano adelantó que pidió al Tribunal de Ética explicar el manejo que ha dado a este caso.

La queja

En una carta dirigida a las autoridades partididarias, Jiménez se refiere a las reiteradas veces en las que, presuntamente, fue objeto de acoso por parte del hoy candidato a vicealcalde.

"A pesar de mi grado de compromiso que sigo teniendo con el equipo y la campaña, me he visto desmotivada debido a que en una serie de reuniones que se realizaron en mi casa, la mayoría de las veces, con objetivo de ordenar la campaña, fui objeto de acoso sexual por parte del señor Roy de la O.

"Esta forma de violencia se manifestó de forma sutil, por medio de acercamientos persistentes y no deseados por parte de esta persona, especialmente manifiestos en saludos en los que él aprovechaba para tocar mi cintura y en ocasiones mis caderas, gestos. En varias ocasiones me habló al oído de manera exageradamente cercana al punto que debía de retirarme o cambiarme de lugar, sin que esto fuera suficiente para que él respetara mi espacio personal. Llegué a sentirme muy incómoda y, pese a mi formación en materia de género, avergonzada.

"En varias situaciones tuvo expresiones machistas y en otras situación ocurrió que acusó a Vivian Solís, candidata a vicealcaldesa, de manipularme y usarme como vocera, dejándome muy claro, por un lado, que me ve como un objeto, y por otro, que no tiene problema en fomentar el enfrentamiento entre las compañeras cuando Vivian ha sido de las personas que más apoyo me ha brindado en este proceso.

“Esta situación la conversé con Mario Rodríguez, Vivian Solís y Keneth Campos y le planteé que por estas razones prefería mantenerme apoyando en la visibilización de las candidatas. Sin embargo, considero poco político que la que deba separarse sea yo cuando él es quien se ha comportado de esa forma. Es un riesgo político para la agrupación e inconsecuente con los principios que se le hicieron firmar en el Código de Ética”.

Este sábado, Jiménez denunció públicamente lo ocurrido y también asegura que una persona influyente del Partido, sin indicar su nombre, también conoció del caso, pero no tuvo ninguna respuesta.

Esto es un extracto editado de la declaración que dio Daniela Jiménez a La Nación, tras trascender su denuncia pública:

"Primero que todo es muy difícil, digamos que después de hacer la publicación, he tenido un largo momento donde he estado muy nerviosa y temblando y sintiendo todas las cosas que he sentido en el proceso.

“Era necesario, no por mí, porque he aguantado todas esas sensaciones, esas ganas de vomitar cuando veo una valla publicitaria. Sin embargo, tengo una responsabilidad con otras mujeres”

"Roy llegó como una persona desconocida, se le solicitó que ayudara a completar la papeleta. Uno lo que piensa o se espera es que la persona que haya llevado a este candidato, asume en cierta parte la responsabilidad de llevar a alguien que tiene un estándar de conductas. Deposité mi confianza y Roy quedó como candidato a vicealcalde.

"La primera vez que tuvimos una asamblea donde quedó electo, fuimos a celebrar a la casa de un compañero. Noté que me miraba, noté que había un campo chiquito y me pedía que me sentara con él. Un nivel de aproximación poco extraño. Es como a veces, nos justificamos este tipo de acercamiento, a como que ‘seguro yo le gusto’.

“Lo que él hacía se veía muy sutil, pero para mí era incomodo. Me saludaba de beso y entonces aprovecha para agarrar más de la cuenta. Eran ese tipo de saludos que me dejaban incómoda. se me sentaba muy cerca, me decía cosas al oído susurrando”

"Una vez me dijo ‘hiciste ejercicio por mí’, expresiones sutiles que ocurrían a vista y paciencia de la gente.

"Se lo comenté a mi mamá, que me parecía raro como Roy me veía... Ella lo que hace es decirles a las personas que Roy ya no tenía permiso de entrar en mi casa... en mi casa se realizaban muchas reuniones.

“Hice una carta al Tribunal de Ética, no recibí ninguna respuesta”.

Además del proceso, la denunciante asegura sentirse molesta con las autoridades partidarias porque además de hacer caso omiso a sus denuncias sienten que “le restriegan en la cara” la candidatura de Roy de la O, cuyo rostro no ha sido oculto durante la campaña.

Silencio

Consultado sobre la denuncia, Mario Rodríguez, candidato a alcalde, aseguró que Roy de la O no ha sido apartado de la campaña, pero sí de las reuniones donde pudiera coincidir con Jiménez, como medida cautelar.

Narró que al increpar a su compañero de fórmula sobre el tema, él rechazó las acusaciones.

El aspirante a liderar el municipio herediano indicó que dejaron en las manos del Tribunal de Ética la resolución del caso, sin embargo, reconoce que durante estos meses no han hecho ninguna diligencia para solicitar respuesta ni para conocer el avance de la investigación.

La Nación también contactó vía telefónica a Andrea Fernández, miembro titular del Tribunal de Ética, quien tras comentarle sobre la denuncia de Jiménez, manifestó que no podría atender las consultas por estar en una actividad familiar y que recibiría las consultas vía correo electrónico, las cuales fueron enviadas de inmediato.

Nota del editor: Esta nota fue actualizada a las 6:49 p. m. con las declaraciones de la presidenta del PAC, Marta Solano