Josué Bravo. 10 marzo
Hacienda tramitó 11 solicitudes de levantamiento de secreto bancario entre mayo del 2018 y 2019. Un juez autorizó, en el mismo periodo, todas esas peticiones. Foto: José Cordero
Hacienda tramitó 11 solicitudes de levantamiento de secreto bancario entre mayo del 2018 y 2019. Un juez autorizó, en el mismo periodo, todas esas peticiones. Foto: José Cordero

El Tribunal Contencioso Administrativo aprobó todas las solicitudes de levantamiento de secreto bancario de contribuyentes que solicitó el Ministerio de Hacienda entre mayo del 2018 y diciembre del 2019.

En ese periodo, la administración tributaria recibió 11 autorizaciones para revisar las cuentas bancarias de contribuyentes, a fin de verificar si se evadió el pago de impuestos.

Este año, hasta el 2 de marzo, había presentado otras tres solicitudes, de las cuales una ya fue autorizada por un juez, para un total de 12 en lo que va de este gobierno.

Así se desprende de un informe emitido por Priscilla Zamora Rojas, directora general de Tributación, el pasado 2 de marzo, ante una consulta del presidente del Congreso, Carlos Ricardo Benavides.

Ante esas estadísticas, Benavides consideró que el método actual de levantamiento bancario funciona correctamente.

En su criterio, lo mejor es dejar el procedimiento tal como está: ante sospechas fundadas, Hacienda puede solicitar a un juez el levantamiento del secreto bancario.

“El sistema actual funciona, no existe un secreto bancario inamovible. El juez lo remueve siempre y cuando Tributación demuestre su utilidad. Pienso que lo mejor es dejarlo como está, garantizando a los ciudadanos una confidencialidad básica. Lo contrario se presta para abusos y arbitrariedades que, a la postre, son totalmente innecesarias”, explicó Benavides, también diputado liberacionista.

Durante una comparecencia en el plenario, el ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves, les pidió a los diputados aprobar una reforma legal que permita a la Administración Tributaria levantar el secreto bancario de los contribuyentes, como herramienta para combatir la evasión fiscal.

En esa ocasión, el 10 de febrero, el jerarca hizo el planteamiento como parte de una serie de propuestas de medidas urgentes para reducir deuda pública.

"El secreto bancario es un tema muy Costa Rica porque la mayoría de los países no lo tienen para efectos de la administración tributaria”, expuso Chaves.

Al respecto, Benavides afirmó que la información remitida por Hacienda a su consulta “deja al descubierto que Hacienda no utiliza con frecuencia el instrumento que tiene a su disposición”.

“Pero, además, refleja claramente que, en el 100% de los casos que se resolvieron durante el presente gobierno, los juzgados autorizaron el 100% de las peticiones y levantaron el secreto. En mi criterio queda claro que resulta totalmente innecesario quitar al juez de en medio, que es lo que planteó el señor ministro”, añadió el verdiblanco.

Incluso, el liberacionista afirmó que, con respecto al tiempo que tarda el Tribunal en resolver las solicitudes, de la respuesta oficial de la Dirección General de Tributación se desprende que el proceso no se demora seis meses.

“Todo lo contrario. De hecho, el oficio que me fue remitido por la directora de Tributación señala que al menos uno de los casos solicitados en el 2020 ya había sido resuelto en el mes de febrero”.

“Incluso, podría ser que lo hayan resuelto en menos de dos meses. Ella no cita la fecha en que fue solicitado y la fecha en que el fue resuelto, pero sí demuestra que es posible que le resuelvan antes de dos meses”, añadió Benavides.

En la actualidad, el levantamiento del secreto bancario con fines tributarios está regulado en los artículos 106 bis y 106 ter del Código de Normas y Procedimientos Tributarios.