Por: Aarón Sequeira.   4 septiembre
Eduardo Cruickshank y Carlos Avendaño, de Restauración Nacional, participaron este martes de la Comisión de Reforma Fiscal. Ese foro seguirá votando mociones de fondo al plan fiscal este martes por la noche. Foto: Melissa Fernández

El Ministerio de Hacienda trabaja en definir un mecanismo para la devolución del impuesto al valor agregado (IVA) al grupo de la población más pobre, con tal de convencer al diputado Gustavo Viales, del Partido Liberación Nacional (PLN), de restablecer el cobro de ese impuesto sobre los bienes de la canasta básica.

“Estamos en proceso de construir ese mecanismo. Lo hemos conversado. Para don Gustavo, que es muy sensible a los sectores más vulnerables, ha sido importante verificar cómo se establecería ese mecanismo de devolución. Estamos valorando diferentes opciones y esperamos tener alguna propuesta viable antes de que se termine la discusión de las mociones”, dijo el viceministro de Hacienda, Nogui Acosta.

La negociación intenta que Viales se alinee con sus compañeras de fracción, Silvia Hernández y Yorleny León, y acepte votar a favor alguna de las mociones que restablecerían el cobro del impuesto sobre los bienes de la canasta básica, ya sea con la opción de cobrar un 2% sobre esos productos y un 1% a los bienes agropecuarios de la canasta, o una tarifa reducida del 1% para toda la canasta.

Hay varias mociones que permitirían devolver ese cobro al texto del proyecto de ley. La que resucitaría la tasa del 2% es propuesta del Gobierno, con las mociones 708 y 709 del Partido Acción Ciudadana (PAC). La propuesta del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), del 1%, está prevista en la moción 799, de los diputado Pablo Abarca y Pedro Muñoz.

Nogui Acosta explicó que, en sus inicios, el proyecto creaba una tasa general del IVA del 13%, que obligaba a establecer un mecanismo de devolución para los estratos más pobres de la población.

“Eso hizo que la propuesta variara a una tarifa reducida para la canasta básica, por eso, lo establecido en el proyecto es que, si ese impuesto tenía incidencia sobre la pobreza, el Gobierno se obliga a establecer un mecanismo que pueda paliar ese impacto”, dijo el viceministro.

El diputado Viales, quien con su voto se unió a Restauración Nacional, Integración Nacional y Frente Amplio para eliminar el impuesto a la canasta básica, aseguró que está esperando luces de Hacienda sobre la “agresividad del plan de compensación del Gobierno” a los más pobres.

Según el verdiblanco, de cuán agresivo sea se plan, dependerá que él se incline por la tarifa del 2% o por la del 1%.

“Si necesita más recursos para distribuirlo o aplicarlo de mejor forma, el 2% le da más recursos a ese mecanismo. Si el Gobierno tiene una atención menos agresiva, pues el 1%. Estoy dispuesto a recurrir a esos mecanismos, siempre y cuando el Ejecutivo tenga los votos para avanzar en el tema de la canasta básica”, explicó Viales.

Desenganche salarial se tambalea

En medio de las negociaciones del Gobierno con Liberación, la presión de los profesionales en Ciencias Médicas contra una moción aprobada la semana anterior se ha elevado, al punto que el presidente de la Comisión de Reforma Fiscal, Welmer Ramos, analiza votar por echar atrás con la decisión de desenganchar los aumentos salariales de los médicos.

Se trata de una moción propuesta por el socialcristiano Pedro Muñoz, que rompe con el mecanismo que exige al Estado aumentar los salarios de los médicos cada vez que el Gobierno le ajuste el salario a cualquier otro tipo de trabajadir.

El enganche que permite la ley 6836, Ley de Incentivos Salariales para los Profesionales en Ciencias Médicas, ha generado una reacción fuerte de parte de los sindicatos de ese gremio.

Welmer Ramos confirmó que, efectivamente, él votará a favor de revisar la votación original de la moción, pero evitó decir si apoyará que se deseche la propuesta, cuando se vote otra vez por el fondo.

En ese mismo camino estarían Restauración Nacional y el Frente Amplio, así como el diputado de Integración Nacional, Walter Muñoz, quien es médico de profesión.

“Ese es un tema que hay que ver si es conexo. Es una de las mociones para revisión. Yo voy a votar por revisarla”, dijo Ramos, quien añadió que podría haber opciones de arreglar ese desenganche por otras vías.

Actualmente, está en vigencia un decreto ejecutivo para evitar que el enganche se aplique tal cual lo dice la ley, al punto que esa norma legal ha permitido que cada vez que hay un aumento del sector público, haya incrementos salariales para los médicos.

La moción que peligra también establecía que los salarios de los médicos contratados por el sector privado ya no estarían enganchados con los salarios públicos de esos profesionales, sino que se fijarían por un acuerdo con el patrono.