Yeryis Salas. 23 mayo
San José, Asamblea Legislativa, comparecencia del ministro de hacienda Rodrigo Chaves en la asamblea legislativa ante los diputados de la República. Fotografía José Cordero.
San José, Asamblea Legislativa, comparecencia del ministro de hacienda Rodrigo Chaves en la asamblea legislativa ante los diputados de la República. Fotografía José Cordero.

El Gobierno y los diputados negociarán, en las próximas semanas, opciones para aplazar por seis meses el cobro del impuesto sobre el valor agregado (IVA) a los productos de la canasta básica.

La idea es que la tarifa del 1% sobre la canasta básica se aplique a partir de enero del 2021, en lugar de julio de este año, a fin de aliviar el bolsillo de las personas durante la crisis del nuevo coronavirus.

Para compensar el dinero que el Estado dejaría de percibir por la postergación, el ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves, planteó dos medidas.

Se trata de eliminar las exenciones de impuestos de las que hoy gozan el salario escolar y los premios de lotería.

Así lo expuso Chaves en una carta enviada al jefe de fracción del PLN, Luis Fernando Chacón.

El plan sobre la canasta básica fue bien recibida por legisladoras de tres fracciones legislativas.

Sin embargo, la subjefa del Partido Liberación Nacional (PLN), Karine Niño, pedirá detalles sobre el impacto de esta iniciativa en las arcas estatales, las cuales además sufren una disminución por la caída en la recaudación de impuestos. Solo en abril, la reducción fue de un 23%.

“Es una buena medida, pensando en los más afectados por la crisis del covid-19 y quienes necesitan reducir sus gastos. Yo quisiera ver el proyecto, que el ministro sea más concreto y que nos explique bien cuánto es el impacto económico de no cobrar ese IVA y cuál es la ruta hacia adelante”, declaró Niño.

“Yo le pediría al ministro de Hacienda que se siente con los diputados, porque las ideas tienen que tener todo el fundamento jurídico y técnico para que sean viables. Recordemos que, hace un tiempo, el ministro dijo que iba a haber un impuesto solidario y luego salió el presidente a desmentirlo”, agregó sobre la posibilidad de eliminar exenciones fiscales.

Por su parte, la diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC), Laura Guido, resaltó que tanto aplazar la vigencia del impuesto, como suprimir las exenciones, resultarán en un beneficio para los afectados por la pandemia.

“Por un lado, el tema del salario escolar me parece razonable que se plantee eliminar esa exención de impuestos, y por otro lado, también a aquellos premios mayores a ¢1 millón de la lotería nacional que permita que sea atractivo seguir jugando, pero que a la vez sea un esfuerzo de mayor solidaridad”, afirmó Guido.

La jefa de fracción del Partido Restauración Nacional (PRN), Xiomara Rodríguez, ratificó su apoyo a esta propuesta, y remarcó que su agrupación también buscará eximir del IVA a los medicamentos, alquileres, luz y agua.

“Quiero recordarle que Restauración Nacional nunca estuvo de acuerdo (con el IVA) y denunciamos las implicaciones que el IVA tendría en los productos de consumo popular; el tiempo nos dio la razón porque, si ese impuesto a la canasta básica fuera tan bueno, no tendríamos ahora que correr a quitarlo”, dijo Rodríguez.

Sector turismo también busca ayuda

Además de este proyecto de Hacienda, otra iniciativa busca aplazar el IVA por un año en el sector turismo, hasta julio del 2021.

El texto, presentado por el liberacionista Roberto Thompson, ya fue asignado a la Comisión de Asuntos Económicos.

Thompson señaló que su intención es dispensar el plan de trámites, pues su validez depende de que se convierta en ley antes del 1.° de julio, fecha en que empezará a regir el IVA del 4% para el sector turismo, según la legislación vigente.

No obstante, la iniciativa original podría ser modificada, si los diputados aprueban la propuesta del ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves.

Chaves planteó que el IVA se le cobre a esta actividad económica, pero de forma que deje una mayor ganancia bruta para las empresas.

La idea del jerarca consiste en que los clientes paguen un 4% del IVA por los servicios turísticos, pero que las empresas gocen de un crédito fiscal del 13% para aumentar sus ingresos.

Thompson indicó que espera reunirse la próxima semana con representantes del sector turismo y el ministro interino de Hacienda, Jorge Rodríguez Vives, mientras Chaves se recupera de un problema de salud.

“Tenemos pendiente una reunión que habíamos solicitado al ministerio de Hacienda, para poder revisar la contrapropuesta que había hecho el señor ministro. Lo que ocurre es que ante la incapacidad médica del señor ministro no hemos podido concretar la reunión, que estaba pactada para estos días”, señaló el verdiblanco.