Yeryis Salas. 7 febrero
El ministro de la presidencia, Rodolfo Piza, defendió este jueves las reformas propuestas por la junta de notables al reglamento del Congreso, luego de una reunión y un almuerzo en Casa Presidencial con jefes de fracción. Foto: José Cordero.
El ministro de la presidencia, Rodolfo Piza, defendió este jueves las reformas propuestas por la junta de notables al reglamento del Congreso, luego de una reunión y un almuerzo en Casa Presidencial con jefes de fracción. Foto: José Cordero.

El ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, no descartó que en el futuro se someta de nuevo a discusión la posibilidad de prohibir que los proyectos de ley reciban enmiendas de los diputados.

En una nueva propuesta, afirmó Piza, la opción de impedir modificaciones también aplicaría para todas las iniciativas, no solo para las del Gobierno, como dictaba una reforma propuesta por la junta de notables del Poder Ejecutivo, la cual fue rechazada este lunes por la comisión de diputados que estudia reformas al Reglamento Legislativo.

“La tesis mía, para que quede claro, coincide con la tesis de que el proponente debiera tener el derecho de decir, ‘oiga si va a aprobar, apruébelo integralmente, si no, dígame que no’”, declaró el ministro este jueves, luego de reunirse con el presidente de la República, Carlos Alvarado, y los jefes de fracción del Congreso.

El jefe de fracción del Partido Liberación Nacional (PLN), Carlos Ricardo Benavides, afirmó que tales propuestas requerirían reformas constitucionales, por lo que no basta con incluirlas en el Reglamento de la Asamblea Legislativa.

“Este no es el momento para valorar algo así. Estamos tramitando una reforma al Reglamento”, dijo Benavides.

El ministro, quien también preside la comisión de notables convocada por Alvarado, dijo comprender que en la Asamblea Legislativa esos temas necesitan mucho tiempo. "Cualquier propuesta de reforma de Estado va a requerir muchos años”, dijo.

La iniciativa original de los notables fue calificada por diputados de varios partidos como “inconstitucional, peligrosa y antidemocrática”.

Los legisladores también descartaron otras siete mociones de la junta de notables.

Algunas de las propuestas incluían la posibilidad de tramitar proyectos de ley de forma virtual y que en cada en periodo de sesiones extraordinarias se puedan tramitar hasta dos iniciativas del Poder Ejecutivo con procedimiento abreviado.

Además, sugerían que todos los proyectos que impliquen aumentar el gasto público cuenten con informes no vinculantes de la Contraloría General de la República y del Ministerio de Hacienda.

Piza explicó que la intención era que el Reglamento Legislativo se pareciera al de los parlamentos europeos.

“Si vamos a pasar a un sistema más parlamentario o no, no va a ocurrir en esta administración, lo que se quiere es que esos temas se puedan discutir serenamente”, apuntó el ministro.

La anterior junta de notables fue creada por Laura Chinchilla en el 2012.

Sus integrantes, incluido Rodolfo Piza, emitieron 97 recomendaciones a la entonces presidenta, quien aceptó 41.

De estas, la mayoría fueron rechazadas en el Congreso.