Por: Aarón Sequeira.   1 septiembre
El ministro de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez Mata, anunció los estudios para la ampliación de la ruta 32 en el tramo de San José a Río Frío. Foto: Mayela López.

Limón. El ministro de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez Mata, anunció este sábado 1.° de setiembre por la mañana que el Gobierno ya convino con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) los estudios de factibilidad para la ampliación del tramo de la carretera hacia Limón ente San José y Río Frío.

El anuncio lo hizo durante el acto de entrega de las nuevas obras del muelle de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), en Moín, ciudad de Limón.

El ministro añadió que esos estudios se iniciarán en cuatro o cinco meses y que se tardarían unos 18 meses.

Agregó que ya existía un estudio hecho la última vez que fue jerarca del MOPT, hace 20 años, pero alegó que ya debe estar muy desactualizado. El mayor escollo de ampliar ese tramo de 50 kilómetros está en la intervención del Parque Nacional Braulio Carrillo pues implica la tala de árboles dentro del área protegida.

Según Méndez Mata, uno de los objetivos es reducir el impacto ambiental de las condiciones actuales de la carretera, que constantemente presenta deslizamientos.

“No es posible seguir viviendo en la forma en que estamos viviendo, no es posible que sigamos sufriendo como lo estamos haciendo en Limón”, aseguró el jerarca durante el anuncio de este sábado.

Sus declaraciones trascienden apenas dos días después de que se declarara “absolutamente insatisfecho” por los atrasos de la empresa china que realiza la ampliación de la ruta 32, al punto de que solicitó una reunión con personeros del “más alto nivel” para exigir explicaciones sobre ese asunto.

Méndez participó el jueves en una mesa de trabajo dirigida por el diputado liberacionista David Gourzong, en el marco de la visita de la Asamblea Legislativa al cantón caribeño, y ahí manifestó su molestia con los contratistas chinos de la ampliación, la empresa CHEC.

Consultado por La Nación, explicó que de tal magnitud son los atrasos que “el proyecto parece que no ha arrancado”, pese a que la orden de inicio de las obras se dio desde el 20 de noviembre del año pasado.

El jerarca añadió este sábado que no es posible seguir interrumpiendo “una noche sí y otra también” esa carretera por los constantes problemas que presenta ni soportar más el peligro para los usuarios de la vía, que se sienten capturados o amenazados a su paso por esa ruta.