Frente Amplio y PAC le piden al Ejecutivo reconsiderar; PUSC considera que legisladores no pueden trabajar sin planes convocados

Por: Aarón Sequeira 2 enero
La Comisión Investigadora de Créditos Bancarios seguirá sus labores el viernes 12 de enero, a pesar de que el Gobierno mantendrá vacía la agenda de proyectos de ley. Foto: Diana Méndez.
La Comisión Investigadora de Créditos Bancarios seguirá sus labores el viernes 12 de enero, a pesar de que el Gobierno mantendrá vacía la agenda de proyectos de ley. Foto: Diana Méndez.

El Poder Ejecutivo mantendrá vacía de proyectos de ley la agenda de la Asamblea Legislativa durante el mes de enero, antes de las elecciones, sin posibilidad de que se reconsidere la decisión anunciada el pasado 21 de diciembre.

El viceministro de la Presidencia, Luis Paulino Mora, respondió ante consulta de La Nación que la Presidencia está firme en su decisión, pese a que voceros de las fracciones de Acción Ciudadana (PAC) y Frente Amplio han insistido en que plantee una agenda.

Mientras el partido de gobierno y los frenteamplistas consideran que la desconvocatoria no les impide asistir a labores y sesionar sobre asuntos legislativos del régimen interno, para la Unidad Social Cristiana (PUSC) es imposible que los órganos parlamentarios laboren.

El viceministro Mora añadió que, a este martes, no es posible que el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, reconsidere su decisión y haga una convocatoria de proyectos de ley.

Patricia Mora, diputada y presidenta del FA, cree que Zapote debería reconsiderar, pero mientras no lo haga, considera que el plenario puede y debe sesionar, por ejemplo, en torno al nombramiento de magistrados, el control político y la discusión de informes de investigaciones pendientes.

Todos esos asuntos se debaten, regularmente, durante la primera parte de la sesión plenaria, de lunes a jueves, entre las 3 p. m. y las 4 p. m.

“El FA y alguna otra fuerza nos vamos a hacer presentes el 8 de enero, porque consideramos que no nos podemos robar un salario. Me han dicho que puede haber interpretación de que no estemos desconvocados, pero además nuestra vacación se aprobó hasta el 8 (de enero)”, comentó la legisladora.

La congresista agregó que ella presentará, el lunes, una moción para que se pospongan todos los asuntos pendientes para la primera parte de la sesión, con tal de que se discuta hasta su votación final el informe de la Comisión Investigadora de los Créditos Bancarios sobre el caso del cemento chino.

Ella añadió que varios parlamentarios, entre ellos el presidente legislativo, Gonzalo Ramírez, están equivocados por creer que no se tiene que trabajar durante todo enero, sino hasta el 5 de febrero, un día después de las elecciones nacionales.

En cuanto a las sesiones ordinarias de la Comisión Investigadora de los Créditos Bancarios, Patricia Mora, quien funge como secretaria de ese órgano, aseguró que ya tienen el acuerdo de reunirse en sesión ordinaria el viernes 12 de enero, para continuar las investigaciones.

La subjefa del PAC, Marlene Madrigal, apuntó que tampoco su partido se va a receso.

“Nos incorporamos el 8 de enero, a pesar de que haya gente que diga que hay cierre técnico y que muchos sistemas de la Asamblea no van a estar funcionando”, indicó la diputada.

Madrigal calificó de lamentable que se haya dado la desconvocatoria y considera que debe haber habido algún convenio entre fracciones y Gobierno.

“Para nosotros fue de desconocimiento total. Viendo los desplantes que hemos tenido de otras fracciones y del Ejecutivo, pues nadie puede dar certeza de que si se agenda, cumplirían la palabra. Al final, estamos quedando mal con el país los diputados”, comentó la oficialista.

PUSC: 'No habrá sesiones'

A través de un comunicado de prensa, William Alvarado, el jefe de la fracción del PUSC, alegó que el Ejecutivo tiene la potestad constitucional de desconvocar todos los proyectos durante las sesiones extraordinarias (de diciembre a abril).

Agregan los socialcristianos que, en las extraordinarias, solo se pueden conocer los asuntos que ponga en agenda el Gobierno, por lo que la desconvocatoria impediría que haya sesiones hasta que Zapote convoque de nuevo.

“La fracción Unidad expresa su respecto a las disposiciones constitucionales y a la institucionalidad. El Poder Ejecutivo tomó una decisión en ejercicio de una potestad clara e indiscutible y el presidente legislativo ha señalado, válidamente y dentro de sus atribuciones, que no habrá sesiones legislativas sino hasta que se reciba una nueva convocatoria”, dice la nota.

Aunque la fracción del PUSC asegura que respalda totalmente el informe de la investigación sobre el caso del cemento, este no se podría debatir en enero, sin la presencia de los socialcristianos ni los liberacionistas.

La jefa de la fracción verdiblanca, Karla Prendas, dijo en diciembre, al conocer de la desconvocatoria, que estaba satisfecha.

Este martes, el subjefe de la bancada, Olivier Jiménez, comentó que se van a reunir para tomar un acuerdo en relación con el receso, pero que es complicado, pues varios de los liberacionistas están fuera del país.

Ese acuerdo sería para decidir si se trabaja o no durante el mes anterior a las elecciones, añadió Jiménez.