Sofía Chinchilla C.. Hace 2 días
La alta comisionada Michelle Bachelet y la presidenta en ejercicio, Epsy Campbell, sostuvieron una reunión la tarde del martes en Casa Presidencial. Foto: Sofía Chinchilla.
La alta comisionada Michelle Bachelet y la presidenta en ejercicio, Epsy Campbell, sostuvieron una reunión la tarde del martes en Casa Presidencial. Foto: Sofía Chinchilla.

La presidenta en ejercicio, Epsy Campbell, afirmó que este martes el gobierno le explicó a Michelle Bachelet, alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la decisión de emitir una norma técnica para regular la interrupción del embarazo cuando peligre la vida o la salud de la madre.

Según Campbell, Bachelet había expresado preocupación por el tema y, ante la explicación, coincidió en que se trata de un tema técnico que no debe someterse al debate político.

Así lo afirmó la presidenta en ejercicio, al cabo de la reunión que sostuvo con la exmandataria chilena este martes por la tarde, en Casa Presidencial.

Campbell afirmó que el tema de derechos sexuales y reproductivos en el país, así como los avances y deudas pendientes, fue uno de los que conversó de manera general con la alta comisionada.

"Planteamos el tema de la norma técnica, ella nos planteó que sentía un tema relacionado con la preocupación de algunos sectores, le aclaramos absolutamente que, sobre ese tema, este año se firmará la norma técnica, que es una norma técnica para salvar la vida de las mujeres. Le explicamos que tenemos 50 años de atraso en la reglamentación específica de ese artículo del Código Penal.

"Realmente, lo que consideramos y así lo hizo saber ella muy enfáticamente, los temas técnicos tienen que manejarse como tal, nunca podría manejarse de manera política y, en ese sentido, por supuesto que entendemos”, informó Campbell.

Este martes, coincidentemente, la Sala IV declaró sin lugar un recurso de amparo interpuesto por 19 diputados, los cuales exigían conocer el borrador de la norma técnica antes de que fuese emitida.

Los magistrados sentenciaron que la ley no exige al Ejecutivo entregar borradores de documentos que no estén en firme, además de que el gobierno requiere de cierta libertad para formarse criterio y tomar decisiones.

“Nos parece que la visión de la Sala Constitucional es la correcta, esto no es un tema de debate político, es un tema de una reglamentación técnica que es una guía para el sistema de salud costarricense, que lo que pretende es salvar vidas”, afirmó Campbell.

El presidente Carlos Alvarado afirmó que firmaría la norma técnica antes de que termine el 2019 y negó que se pretenda abrir algún portillo más allá de lo que establece la ley.

El artículo 121 del Código Penal establece: “No es punible el aborto practicado con consentimiento de la mujer por un médico o por una obstétrica autorizada, cuando no hubiere sido posible la intervención del primero, si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y este no ha podido ser evitado por otros medios”.

La norma técnica surgió porque, en el 2013, una mujer conocida como Aurora demandó a Costa Rica ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por la negativa del Estado costarricense a terminar la gestación de su bebé, quien se desarrolló con malformaciones que le causaron la muerte minutos después de su nacimiento.

Michelle Bachelet no atendió consultas de la prensa sobre el contenido de la reunión. En una declaración previa, afirmó que su visita al país ha sido muy completa, y que aún tiene pendientes citas con representantes del Poder Legislativo y de sectores sociales.

Según la alta comisionada, sus encuentros tienen como objetivo " ir mirando desde la óptica de cómo el conjunto de los poderes del Estado pueden seguir avanzando y coadyuvando en que la agenda de derechos humanos, en la que todos los países del mundo tienen desafíos, pueda ir avanzando".

Bachelet anunció que su oficina destacará en la misión permanente de la ONU en Costa Rica una persona experta en derechos humanos, que colaborará en los esfuerzos que se hacen para elevar los estándares de los derechos en el país.

Durante la mañana, en un seminario de mujeres afrodescendientes de América Latina, la comisionada llamó a los Estados a revisar sus estructuras para eliminar aquellas formas de discriminación que no son tan evidentes para la mayoría, pero que causan perjuicios a las personas afrodescendientes.