Aarón Sequeira.   3 enero
En diciembre, diputados y autoridades del sistema financiero nacional, así como de la academia y de los bancos debatieron sobre la mejor forma de fijar un límite a la tasa de usura en el país. Foto: Cortesía del despacho del diputado David Gourzong

Este enero, cuando los diputados regresen de vacaciones, el Poder Ejecutivo enfocará todos sus esfuerzos en que avance, en la Asamblea Legislativa, el proyecto de ley que limitaría las tasas de interés que se cobran por los créditos.

Así lo afirmó el ministro de la Presidencia, Víctor Morales Mora, al referirse a las iniciativas que el gobierno de Carlos Alvarado impulsará con mayor fuerza a partir del lunes 13 de enero.

En la lista, Morales Mora también incluyó el plan que permitiría al Banco Central (BCCR) regular las comisiones que se cobran por el uso de los datáfonos y una nueva reforma a las pensiones de lujo, pero enfatizó que el Ejecutivo intentará avanzar todo lo posible en el proyecto para definir las tasas de usura.

El ministro espera que, para finales de enero, la iniciativa sobre tasas de interés al menos salga dictaminada de la Comisión de Asuntos Hacendarios, a fin de que pase al plenario del Congreso, en donde la totalidad de los diputados puede proponerle nuevos cambios.

“Ojalá pudiéramos tenerlo aprobado. Partimos de que se trabaje bastante durante esas 12 sesiones que hay en enero. Si al menos pudiéramos sacarlo de la comisión y llevarlo al plenario, sería maravilloso”, manifestó Morales.

El texto actual establecería que las tasas de interés no puedan superar 2,2 veces la tasa de interés activa del sistema financiero nacional. En noviembre, ese parámetro equivalía a un 30,2% para préstamos en colones y un 15,4% en dólares.

Por encima de esos porcentajes, las tasas de interés serían consideradas como usura, es decir, como un delito que conlleva de seis meses a dos años de cárcel.

El Banco Central sostiene que un límite como ese excluiría a las personas más vulnerables del sistema financiero formal y los arrojaría al mercado negro de los préstamos. Afirma que, con un techo “excesivamente bajo” para las tasas, las personas de bajos ingresos no serían sujetos de crédito debido a su alto riesgo.

El BCCR propone una tasa máxima que oscile entre el 51% y el 63%, o bien, el promedio entre ambas cifras: el 57%.

Mayoría del PUSC opuesto al proyecto

La jefa de la Unidad Social Cristiana (PUSC), María Inés Solís, afirmó que ella no apoyará una iniciativa que pretenda fijar una tasa de usura “con base en criterios antojadizos”.

Solís alegó que, en su criterio, es mejor la propuesta que el Poder Ejecutivo incluyó en el proyecto de salvamento a deudores, la cual propone que sea el Banco Central de Costa Rica el que defina la tasa de usura “por medio de criterios técnicos”.

Para oponerse a la iniciativa impulsada por los diputados David Gourzong y Welmer Ramos, de Liberación Nacional (PLN) y Acción Ciudadana (PAC), la jefa socialcristiana presentó 25 mociones al proyecto, que se unen a varias más cuya autoría es del independiente Erick Rodríguez Steller, quien también se opone a limitar las tasas de interés.

PLN se acerca a propuesta de Sugef

Ante la promesa de Zapote de meterle el acelerador al expediente 20.861, David Gourzong planteó que él, precisamente, tiene esa expectativa de avance.

Enfatizó que se produjeron conversaciones los últimos días de diciembre a fin de lograr consensos importantes, como que exista una sola tasa para definir la usura y no se desagregue en diferentes componentes.

“Si hay diferentes escalas, se podría usar como confusión. Ya hay consenso en que la tasa máxima estaría entre un 42% y un 47%, tal como lo dijo el superintendente general de entidades finandieras, Bernardo Alfaro, en caso de que haya condiciones críticas", explicó Gourzong.

Bernardo Alfaro replanteó dicha propuesta a inicios de diciembre, en una reunión con diputados, representantes del sector financiero y de la academia, en el Castillo Azul, sede de la presidencia del Congreso.

Su planteamiento es fijar en un 42% el tope a las tasas de interés que se cobran por los créditos, tomando en cuenta el costo de la intermediación financiera, la liquidez, los gastos administrativos promedio de todas las entidades del sistema financiero nacional, un margen de ganancia y el riesgo o pérdida esperados en las operaciones.

Para las intenciones del Ejecutivo, es fundamental que exista apoyo de Liberación Nacional (PLN), por el tamaño de su bancada.

Según la jefa verdiblanca, Silvia Hernández, hay un acuerdo generalizado de esa bancada de apoyar ese proyecto, “entendiendo que imponer un límite al cobro de la tasa de interés o definir la usura se debe hacer mediante metodología”.

“Su construcción es importante y debe contemplar los distintos aspectos técnicos y sociales que implica tomar en cuenta las particularidades de cada segmento del mercado de crédito”, dijo Hernández.

Por su parte, Restauración Nacional también ve con recelo la propuesta. Carlos Avendaño, representante de esa bancada en Hacendarios, alegó que no han hablado de una tasa específica.

“Primero debe haber una tasa tope y, luego, que la metodología sea como la recomiendan varios entes, rigurosa y que contemple todos los factores del mercado y no excluya a la gente a ser sujetos de crédito”, apuntó el restauracionista.

Avendaño alegó que no es serio decir un porcentaje sin decidir la metodología y que haya consenso en fijar el tope.

Avance complicado por elección municipal

El ministro de la Presidencia reconoce que habrá condiciones difíciles de avance en la Asamblea Legislativa durante enero, debido a que los diputados tienen muy puesta su mente y preocupaciones en las elecciones municipales del 2 de febrero.

“La idea es que, no más entrando, podamos ponernos de acuerdo con las fracciones y los jefes legislativos para empujar esas dos últimas semanas de enero todo lo que podamos”, agregó Morales.

Añadió que, si bien les interesa meter toda la fuerza y el empuje posibles, tienen claro que las semanas previas a las municipales podrían tener “impases” en el trabajo parlamentario.

Sobre ese acelerador propuesto por Víctor Morales, la presidenta de Hacendarios, Ana Lucía Delgado, alegó que ya el foro ha tenido esa propuesta como un tema urgente y que, por eso, ya está en la etapa de mociones de fondo, previa a que se dictamine el proyecto.