Aarón Sequeira.   18 enero
El informe sobre el cemento chino fue presentado 18 de diciembre. En la imagen, los diputados Ronny Monge (de pie), Rafael Ortiz y Sanda Piszk (izquierda). Fotgrafía: Diana Méndez.
El informe sobre el cemento chino fue presentado 18 de diciembre. En la imagen, los diputados Ronny Monge (de pie), Rafael Ortiz y Sanda Piszk (izquierda). Fotgrafía: Diana Méndez.

Pocas horas antes de que el informe legislativo sobre el cemento chino reciba su votación final en el plenario de la Asamblea Legislativa, el Gobierno de la República aseguró, este jueves al mediodía, que el documento contiene al menos ocho afirmaciones falsas.

En un comunicado de prensa, Zapote afirma que, en el informe final sobre la investigación, hay falta de verdad, de rigor y de sustento en las afirmaciones sobre el involucramiento de los ministros de la Presidencia, de Economía, Industria y Comercio.

En el boletín, no atribuido a ningún vocero específico, se dice que es falso que la Presidencia recomendara a Mario Barrenechea (actualmente en la cárcel) para ocupar la gerencia general del Banco de Costa Rica (BCR) y que no es cierto que Mariano Figueres, como jerarca de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), recibiera un informe sobre el perfil del importador de cemento chino, Juan Carlos Bolaños.

El informe que la Presidencia trata de desacreditar está en discusión desde el 8 de enero, cuando a regañadientes los diputados volvieron a retomar funciones y pactaron discutir las conclusiones de la investigación de los préstamos del cemento chino por dos semanas, así como habilitar la sesión de este jueves para su votación final.

A criterio del Ejecutivo, tampoco es cierto que desde el Gobierno no se hubiesen abierto “oportunamente” los procesos administrativos contra los directores del BCR cuestionados por los créditos de Bolaños y que hubiese archivado las investigaciones.

“Es falso que las reuniones que sostuvo Juan Carlos Bolaños en Casa Presidencial generaran favorecimientos o diligencias en su beneficio. (...) Es falso que, desde la Presidencia de la República, se realizaran gestiones con el fin de agilizar el desalmacenaje del cemento que importaba el señor Bolaños”, dice la nota del Ejecutivo.

Además, en ese texto se dice que el Ejecutivo no actuó para modificar el reglamento técnico de cemento hidráulico ni que cambiara los plazos de cumplimiento para favorecer a un empresario específico, o que el nombramiento de Figueres como comisionado para la reconstrucción luego del huracán Otto sea contrario a la ley.

“Es falso que la Presidencia de la República o el Ministerio de la Presidencia tuvieran participación en el otorgamiento del crédito al señor Bolaños por parte del BCR”, indica el pronunciamiento del Gobierno.

El 'contrainforme' de la Presidencia

En una especie de “contrainforme” emitido este jueves, que consta de 25 páginas y lo firman el ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro, y la ministra de Economía, Industria y Comercio, Geannina Dinarte, el Ejecutivo intenta refutar cada una de las conclusiones que hicieron los legisladores sobre la implicación de Zapote en el caso del cemento chino.

“El Gobierno de la República insiste en la relevancia de la investigación realizada por la Comisión Especial (Investigadora de los Créditos Báncarios) y justamente por la importancia de dicho trabajo, es indispensable que las conclusiones emanadas surjan de un análisis estricto de las actuaciones de los involucrados y los correspondientes resultados, atendiendo a situaciones efectivamente comprobadas y con sustento real”, dicen las conclusiones del documento presidencial.

En ese contrainforme firmado por Alfaro se alega que, cuando más serias son las aseveraciones del informe sobre el cemento chino, mayor es la responsabilidad de quien las emite de informarse adecuadamente.

En la parte del informe sobre el cemento chino que la Comisión Investigadora presentó el 18 de diciembre, se arguye que el presidente, Luis Guillermo Solís, habría faltado al deber de probidad, por supuestamente haber recomendado el nombramiento de Barrenechea y haber ignorado dos informes de la Procuraduría de la Ética sobre Barrenechea y sobre Paola Mora, expresidenta del BCR.

Además, los congresistas investigadores le achacan haber presionado a la Dirección General de Aduanas, a través del ex viceministro de Hacienda Fernando Rodríguez y el diputado Víctor Morales Zapata, para que se facilitara el desalmacenaje y la nacionalización de un cargamento de cemento chino de Bolaños, a mediados del 2016.

También concluyeron, los parlamentarios, que desde Zapote se presionó para que el MEIC agilizara las reformas al reglamento sobre la comercialización del cemento.

En el informe legislativo, firmado por los nueve miembros de la Comisión, se dice que Mariano Figueres debe ser destituido por haber incumplido en sus labores de resguardo del presidente, al no advertir que Bolaños había sido investigador por la DIS en algún momento.

Sobre el exministro de Economía Welmer Ramos, hoy candidato a diputado con el Partido Acción Ciudadana (PAC), se le atribuye haber aceptado presiones de la Casa Presidencial para tomar acciones a beneficio de Juan Carlos Bolaños, en el proceso de apertura del duopolio del cemento.

Cerradas las investigaciones sobre los préstamos del cemento chino y la del crédito del BCR para que la Cooperativa de Electrificación de San Carlos (Coopelesca R. L.) comprara la hidroeléctrica Aguas Zarcas de manos de la cementera Holcim, los diputados enfilaron sus investigaciones hacia otros créditos.

El miércoles, comenzaron con las indagaciones de los créditos con bancos estatales que la Corporación Yanber sostenía a la hora de pedir un Convenio Preventivo de Acreedores y evitar, con eso, la quiebra.