Política

Gobierno anuente a revisar papel de Recope en proyecto sobre petróleo

Diputados buscan quitar autorización para que Refinadora incursione en nuevas energías con ingresos provenientes de consumidores

El Gobierno de la República manifestó su anuencia a cambiar el proyecto de ley que prohibiría la exploración de petróleo en Costa Rica, con el fin de revisar los artículos que permitirían a Recope incursionar en nuevas alternativas con ingresos provenientes de los consumidores.

La ministra de la Presidencia, Gianina Dinarte, les envió una nota a los diputados, este miércoles, en el que manifiesta el respaldo del Poder Ejecutivo para sacar adelante la iniciativa.

“Entendiendo que hay observaciones con respecto al rol que se le asigna a Recope y que contamos con los mecanismos procesales que habilita el reglamento legislativo para realizar los ajustes que se consideren necesarios en el Plenario Legislativo, es que el Poder Ejecutivo está anuente a acompañar el proceso que permita subsanar estas observaciones y poder así viabilizar su aprobación en primer debate el día de mañana”, manifestó Dinarte.

Con respecto al mecanismo para hacer el cambio, Dinarte explicó que la propuesta es aprobar la iniciativa en primer debate y, luego, retrotraerla a la Comisión de Ambiente para hacer la enmienda. Esta vía implicaría realizar de nuevo el primer debate, una vez hecho el cambio.

La semana anterior, el Poder Ejecutivo impulsó esta iniciativa que está a la espera de su primer debate desde setiembre del 2019.

Parte de los diputados no está de acuerdo con los artículos relacionados con la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope).

Mediante el artículo 6, el proyecto autorizaría a la Refinadora a “investigar, producir, industrializar, almacenar, transportar y comercializar fuentes de energía alternativas, no convencionales, renovables y limpias, que le permitan al Estado costarricense satisfacer las necesidades energéticas de forma sostenible, en un mercado de competencia”.

Para ese fin, Recope “podrá destinar, anualmente, hasta un 0,15% de sus ingresos presupuestados por la venta de bienes y servicios, previa autorización de la Junta Directiva”, señala la propuesta.

María José Corrales, jefa de fracción de Liberación Nacional (PLN), declaró que su partido “totalmente en contra de la exploración y explotación de petróleo y gas natural”, pero no está de acuerdo con nuevos impuestos en relación con la Refinadora.

Aunque se establece que la inversión se realizaría en un mercado libre de competencia, Recope es el único que financiaría su incursión a través de los ingresos cobrados a los consumidores.

Al ser tarifas de los servicios públicos orientadas al costo, ese porcentaje se recargaría sobre los consumidores de combustibles, pues Recope no incursiona en otros negocios sustanciales, más que en la importación y comercialización de hidrocarburos.

Empresarios en contra

Para la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), las nuevas facultades a Recope se traducen en una ampliación al monopolio de los combustibles.

“Vemos con mucha preocupación que en este proyecto de ley se amplía y fortalece el monopolio que tiene Recope en su ámbito de acción, que está delimitado hoy a la importación, refinación y distribución de petróleo y sus derivados, pero que se amplía a la comercialización, que bien puede ser al detalle ya que el proyecto no lo define”, manifiesta una nota de Uccaep enviada a los diputados.

También manifestaron disgusto por el recargo a los consumidores.

Para la Uccaep, el país no debe cerrarse a la posibilidad de explorar y explotar recursos como el gas natural, porque podría significar una fuente de recursos económicos.

Rebeca Madrigal Q.

Rebeca Madrigal Q.

Periodista de asuntos políticos y de gobierno. Graduada en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica.