Por: Esteban Oviedo 2 julio, 2015

Gonzalo Ramírez y Abelino Esquivel, los dos diputados del Partido Renovación Costarricense, solicitaron este miércoles al Directorio Político de su agrupación separar a Justo Orozco de la presidencia de esta organización evangélica.

A la vez, instaron a la cúpula a abrir un procedimiento contra Orozco en el Tribunal de Ética, luego de que una mujer de 29 años denunciara, este miércoles, haber sido víctima de un presunto abuso sexual por parte del excongresista cristiano.

El político, de 65 años, fue detenido ese día y ahora enfrenta una investigación judicial.

“En virtud de que el Partido Renovación Costarricense es una agrupación política con trayectoria, que ha logrado aportar al debate legislativo y al desarrollo del país, solicitamos al Directorio Político que se separe del cargo de presidente al señor Justo Orozco Álvarez, mientras se aclara en los tribunales de justicia la situación en que se vio involucrado”, dice la petición firmada por Ramírez y Esquivel.

Ramírez alegó que solicitaron la separación para distinguir entre las actuaciones individuales y la labor del Partido.

Su carta añade: “Tal como lo establecen las leyes de este país, todo ciudadano es inocente hasta que se demuestre lo contrario. En adelante, el señor Orozco Álvarez deberá afrontar la situación en los estrados judiciales correspondientes”.