Silvia Artavia. 19 mayo
Floria Segreda regresó al Partido Restauración Nacional (PRN). Foto: Melissa Fernández.
Floria Segreda regresó al Partido Restauración Nacional (PRN). Foto: Melissa Fernández.

En octubre del 2018, abandonó Restauración Nacional cuando la fracción legislativa del partido se dividió en dos por los roces entre el jefe de fracción, Carlos Avendaño, y el excandidato presidencial, Fabricio Alvarado.

En aquel momento, la diputada Floria Segreda y siete diputados más dejaron las filas restauracionistas y, junto con Alvarado, crearon el bloque Nueva República.

Siete meses después, Floria Segreda dejó a los fabricistas y volvió a Restauración.

¿A qué se debió el retorno? Según ella, en el bloque independiente hay una especie de “miopía política” y se carece de una visión de “proyecto país” que, para ella, es importante.

“Ellos tienen otras prioridades. Tienen otros tipos de proyectos y, para mí, lo importante es el país, proyectos país, los cuales han salido de las comunidades, de toda la gente que confió su voto a mí. Yo creo que me debo a ellos y haría cualquier cosa para que eso se cumpla”, dijo Segreda a La Nación.

La legisladora afirmó haberse dado cuenta de que ella tiene nociones distintas a las de sus excompañeros de Nueva República –Jonathan Prendas, Ivonne Acuña, Carmen Chan, Ignacio Alpízar, Harllan Hoepelman, Marulin Azofeifa y Nidia Céspedes.

“Son enfoques diferentes. Yo tengo mi enfoque más hacia el proyecto país y quizás ellos no lo ven desde esa perspectiva. Es como una miopía política. Yo lo veo más allá de lo que es”, enfatizó.

Según dijo, con el pasar de los meses, se dio cuenta de que su agenda como diputada es más afín a la de Restauración Nacional.

“Hablando con don Carlos (Avendaño), tenemos proyectos parecidos: uno que es para motivar el empleo de mayores de 45 años, otro en cuanto al desperdicio del agua y sanciones para Acueductos y Alcantarillados. Entonces, como que sí estamos en la misma línea”, agregó.

El 1°. de mayo, Segreda había dicho que no era escuchada en el bloque fabricista, que sus proyectos no eran tomados en cuenta y, prácticamente, que le imponían decisiones sin criterio.

Ese día, la legisladora reveló que votaría por el liberacionista Carlos Ricardo Benavides para la presidencia legislativa, cuando Nueva República había acordado apoyar al socialcristiano Erwen Masís para el puesto.

¿Cómo la recibieron los diputados de Restauración Nacional después de que los abandonó y regresó? Segreda afirma que de buena manera.

“En la vida no hay arrepentimientos, sino experiencias. Yo creo que para mí todo es una experiencia en la cual los compañeros (de Restauración) entienden y me han recibido muy bien. Estoy contenta. Como diría el presidente Carlos Alvarado, me siento alineada”, concluyó.

La Nación intentó comunicarse con el líder del bloque fabricista, Jonathan Prendas. Sin embargo, pese a varias llamadas y mensajes, no fue posible localizarlo.