Sofía Chinchilla C.. 23 febrero

Restauración Nacional se acerca a Iván Barrantes, estratega de la campaña electoral de Luis Guillermo Solís y asesor de Antonio Álvarez en la precampaña del PLN, para evaluar si puede ayudar al candidato Fabricio Alvarado a ganar la presidencia de la República.

Este viernes por la mañana, Barrantes asistió a una reunión con el comando de campaña de Alvarado.

(Video) Fabricio Alvarado se acerca a estratega de campaña de Luis Guillermo Solís y Antonio Álvarez

Según Francisco Prendas, candidato a la vicepresidencia, el encuentro fue parte de una serie de reuniones que sostiene la agrupación para valorar perfiles de potenciales asesores, que podrían sumar conocimientos en las cinco semanas previas a la segunda ronda electoral.

"Lo que hicimos fue que él nos dio sus ideas, algunos enfoques estratégicos. A partir de ahora, lo que vamos a hacer es analizar, en el comando de campaña, si lo que nos dijo nos conviene, si hay que integrarlo más, si hay que tenerlo solo para ciertas actividades o ciertos momentos. Ya es un tema de decisión del equipo interno", dijo Prendas.

Barrantes (al centro) fue el estratega de la campaña de Luis Guillermo Solís en el 2014. Foto: Mario Rojas.
Barrantes (al centro) fue el estratega de la campaña de Luis Guillermo Solís en el 2014. Foto: Mario Rojas.

Barrantes, por su parte, indicó que elaborará un análisis de la situación a partir de la información que le suministró este viernes el partido, el cual incluirá su opinión sobre la propuesta de Restauración y cómo trabajaría él en las próximas semanas.

"Yo no hice ninguna propuesta para que me contrataran. Yo voy a hacer mi diagnóstico, voy a hacer mi análisis, lo cual no quita que si lo que recomiendo, analizo y diagnostico les gusta y eventualmente ellos después me piden, pues que sí podemos formalizar algo. La verdad es que uno siempre apuesta a eso cuando hace un trabajo de este tipo, pero no es más que eso", dijo el estratega.

El asesor aseguró que ese tipo de acercamientos son muy comunes, y que en la primera ronda los tuvo hasta con cuatro partidos políticos.

Iván Barrantes ideó la estrategia del Partido Acción Ciudadana (PAC) en el 2014, cuando la agrupación ganó una elección por primera vez la Presidencia, con Luis Guillermo Solís como candidato. Por sus servicios, el PAC le desembolsó ¢111 miillones, de los cuales ¢75 millones correspondían a un premio por el resultado.

Dos años después, Barrantes estuvo a cargo de la campaña del Movimiento Libertario para las elecciones municipales del 2016. Sin embargo, la agrupación de Otto Guevara no ganó ninguna de las 67 alcaldías por las que compitió.

Según dijo el asesor, el gran obstáculo fue la falta de recursos para montar una campaña robusta.

"Si no hay recursos, el componente estratégico se debilita mucho, porque no tenés cómo construir comunicación, colocar ideas y hay que irse a lo táctico: organización, trabajo de campo, estructura, que casualmente son las partes más débiles del partido”, dijo en esa ocasión.

A inicios del 2017, el estratega apareció de nuevo como "asesor externo" de la precampaña de Antonio Álvarez. En palabras de Francisco Chacón, quien estuvo a cargo de la jefatura de campaña, Barrantes ayudó a ver cosas que no estaban viendo desde adentro, "el comportamiento de electorado como tal".

El 25 de agosto, en la Asamblea Legislativa, el polémico importador de cemento, Juan Carlos Bolaños (hoy en prisión), también dijo haber tenido un acercamiento con Iván Barrantes.

Cuando Ottón Solís se lo preguntó, el empresario respondió: “Don Iván, en algunas ocasiones se le han contratado algunos servicios de él, pero llegó ahí a la oficina a brindar sus servicios y ahí lo conocí, en la oficina”.

Diversos perfiles

De acuerdo con Francisco Prendas, Restauración también programó reuniones con otros asesores en comunicación, especialistas en ingeniería de datos y rastreo de información en redes sociales, así como expertos en generación de contenidos para redes sociales y medios de comunicación masiva, periodismo y estrategia política.

No obstante, según Prendas, hasta el momento, no se ha llegado a un acuerdo definitivo con ninguno de ellos.

"Lo que se haga a partir de hoy va a depender de que lo que se nos exponga nos guste, nos conviene y se integran o no", puntualizó el candidato, quien señaló que siempre existe la posibilidad de que Barrantes se integre de lleno a la campaña, si el partido lo considera necesario.

Hace dos días, Barrantes indicó a este medio que hasta ese momento no tenía ningún ofrecimiento de Restauración Nacional, ni él se había acercado a la agrupación. Comentó que hasta ese momento solo les había respondido un par de consultas, y que con ellos tenía "buena química".

También dijo que no recordaba si por su asesoría a Antonio Álvarez había recibido alguna remuneración, pues en ese momento tenía varios clientes más.

Restauración Nacional prevé gastar ¢1.850 millones en la campaña previa al 1.° de abril, casi cinco veces más de los ¢380 millones que desembolsó en la primera ronda.

En opinión de Barrantes, en esta ocasión, la cantidad de recursos que inviertan las agrupaciones no necesariamente será determinante en el resultado final de la elección.

"Parte de este análisis, de este diagnóstico o de este tipo de lectura es: la ruta que yo creería correcta es a, b ,c, d y eventualmente podría costar tanto. Pero esta campaña en el caso de ellos, es una campaña movida más por la mística, por la convicción y por la pasión que existe en la gente afín a este partido. Es una campaña mu diferente a cualquier otra campaña tradicional, entonces, uno como asesor consultor tiene que entenderlo, aquí no hay recetas", expresó Barrantes.

Colaboró Natasha Cambronero.