Rebeca Madrigal.   12 febrero

Fabricio Alvarado, candidato presidencial de Restauración Nacional, sostiene que él no puede controlar todo lo que hagan los simpatizantes de su movimiento.

Así reaccionó al ser consultado por los hechos que ocurren en San Carlos, en donde padres de familia cerraron escuelas en protesta por los programas de Educación para la Afectividad y Sexualidad, al tiempo que algunos lanzaron algunas consignas contra las personas homosexuales.

Fabricio Alvarado: no tengo en control todo lo que dicen nuestros partidarios

El aspirante presidencial sostiene que, aunque comparte el motivo de la protesta, Restauración Nacional no respalda esas acciones.

Sin embargo, apunta su dedo al MEP por no acceder a negociar el contenido de los programas. Asimismo, Alvarado llamó a la calma y recomienda a los padres molestos no enviar a sus hijos a estas clases, que se imparten en colegio.

Agregó que Marisela Rojas, a quien él nombró como parte de su equipo de trabajo en educación, está actuando en San Carlos por cuenta propia. Alega que está actuando "a nombre de otros movimientos a los que ella pertenece y que por supuesto respetamos y respaldamos en algunas de las acciones".

Previo a poner su renuncia como diputado de la Asamblea Legislativa, Alvarado concedió esta entrevista a La Nación:

-Se ha despertado una campaña de insultos y ofensas, ¿cuál es la posición del partido?

Se ha acrecentado la práctica de expresar las ideas mediante insultos, ofensas y amenazas. Nos preocupa que se dé en los dos sentidos, es un llamado de atención no solo para la gente que nos ofende, sino también, lamentablemente debo decirlo, de personas que, apoyándose en nosotros, entran en ese juego y se equivocan.

Esto es una democracia, podemos expresar nuestras posiciones, pero siempre con respeto.

Nuestro mensaje no promueve estas prácticas, pedirle a la gente que sí podemos defender nuestras posiciones, pero jamás promover esas ofensas.

Hay padres de familia que dicen que los homosexuales deben morir..., ¿respalda esos movimientos?

No es nuestra posición, mucho menos desearle la muerte a nadie por su orientación sexual o porque piense diferente a nosotros, somos un partido provida y eso significa defender la vida de todas las personas.

Esta es una de las expresiones que motivaron que hiciéramos este video (en el que llama a la tolerancia). Hacemos un llamado a la calma. Don Carlos (Alvarado, del PAC) está en la misma línea, tenemos una relación muy cordial, pensamos diferentes en muchos temas, pero nos podemos sentar a conversar.

¿Debería deponerse el movimiento de estos padres?

Existe el derecho, establecido por la Sala Constitucional, de que los padres, si no están de acuerdo, de oponerse a que sus hijos lo reciban (el programa). Llamar a la calma, pedir que revisen los contenidos, si están de acuerdo tienen derecho a que lo reciban y, si no, tienen derecho de oponerse.

¿Justifica el movimiento?

Debemos tener calma, la educación es algo importante y, en este caso particular, lo que la gente tiene muy claro es que, si llegamos a ser gobierno, vamos a revisar los planes y vamos a quitar todo aquello que esté generando este conflicto, que son los componentes de la ideología de género. Lo que hemos dicho es que los padres tienen la responsabilidad de velar por el desarrollo en todos los sentidos, moral, espiritual, académico y físico. Le pedimos a los padres calma, que se sienten a dialogar, que no promovamos la violencia.

O el cierre de escuelas...

No debe promoverse, no ha sido nuestro llamado. Nuestro llamado ha sido: estudien los planes y, si no están de acuerdo, entonces no envíen a sus hijos a esa clase en particular.

Una de sus figuras, Marisela Rojas, ha estado detrás de esos movimientos. ¿Se soporta en usted o se desliga de lo que ella hace?

Ella tiene sus posiciones y también pertenece a otos movimientos de la sociedad civil. Ella ha sido una de las estudiosas de estos programas y yo creo que ella tiene bastante conocimiento de causa para oponerse a esos planes. Lo que está haciendo no lo está haciendo a nombre de Restauración Nacional, lo está haciendo a nombre de otros movimientos a los que ella pertenece y que por supuesto respetamos y respaldamos en algunas de las acciones, incluso hemos estado con el movimiento 'Despierta Costa Rica' en las afueras de la Casa Presidencial.

Yo creo que estas cosa pasan también por una falta de apertura por parte del gobierno. En aquella ocasión, la ministra recibió un grupo de personas, pero ignoró sus opiniones y sale en los medios diciendo que no hay nada que revisar y nada de que hablar.

¿Marisela no le contamina su campaña?

Yo quisiera no referirme hasta conversar con ella, tenemos claro que hay una indignación de padres de familia y de movimientos cívicos que no han sido tomados en cuenta. Creo que es importante conversar con estos movimientos.

Yo hago un llamado a la ministra para que se siente a escuchar a los padres, acá nadie se opone a la educación sexual, lo que no estamos de acuerdo es con algunos contenidos.

Existen movimientos no partidarios como los Profesionales contra la ideología de género, al que pertenece doña Marisela, que lleva la bandera de su partido...

Yo no puedo tener en control todo lo que expresan todos nuestros partidarios, he visto publicaciones de seguidores del PAC que proponen contratar un sicario para mandar a matar al candidato del partido contrario. Yo eso no se lo puedo atribuir a Carlos Alvarado. Estamos claramente en contra de la educación sexual como está planteada.

Seguiremos defendiendo una educación sexual sana que contemple temas como las enfermedades venéreas, embarazos adolescentes y relaciones impropias.

¿Por qué despierta esto?, ¿han hecho un mea culpa sobre este fenómeno?

Nuestro mensaje ha sido de paz, nuestros videos siempre hemos dicho: respetamos esta población, estamos en contra del matrimonio homosexual y de las guías sexuales como están planteadas actualmente.

Yo sé que hay sectores que desearían ver a Fabricio Alvarado con discursos incendiarios, como para poder acusarlo de que incita al odio, pero no ha sido lo que ha pasado.