Por: Natasha Cambronero.   7 febrero
Fabricio Alvarado el día de las elecciones. Fotografía de Diana Méndez
Fabricio Alvarado el día de las elecciones. Fotografía de Diana Méndez

Fabricio Alvarado, candidato del partido evangélico Restauración Nacional (PRN), fue la figura predominante en los cantones con mayor abstencionismo y menor desarrollo social. En estos, obtuvo el 25% de sus votos en los comicios del domingo.

Su triunfo en la primera ronda se fundamentó, en buena parte, en comunidades costeras de Guanacaste, Puntarenas y Limón donde solo salieron a votar cinco o seis de cada diez costarricenses, según el último corte del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), con el 94% de las mesas escrutadas.

El aspirante evangélico ganó en 21 de los 23 cantones donde se registró un abstencionismo superior al 40%, seis puntos porcentuales por encima de la media nacional que fue del 34,34%.

En esas localidades, Fabricio Alvarado obtuvo una victoria contundente: en promedio, obtuvo el 36% de los sufragios validos emitidos, pero en algunos alcanzó hasta el 50%, como en Matina (Limón).

En total, contabilizó 127.100 votos en estos municipios, una cuarta parte de los 505.000 que alcanzó en todo el territorio nacional.

En Golfito y Talamanca, donde se registraron los mayores niveles de abstencionismo, con un 49,9%, Fabricio Alvarado se quedó con el 39% y 36% de los sufragios, respectivamente.

Lo mismo ocurrió en La Cruz de Guanacaste, donde el 38,4% de los costarricenses no acudieron a las urnas. Allí el candidato de Restauración Nacional ganó con el 33% de los votos.

Esas tres comunidades también se encuentran dentro del grupo de diez cantones peor calificados en el Índice de Progreso Social (IPS) del 2017, en donde se miden 46 indicadores distintos para evaluar el desarrollo humano que no incluye el producto interno bruto (PIB).

Niveles bajos de desarrollo

De los 20 cantones con más baja nota en el IPS, Fabricio Alvarado ganó 18, mientras Antonio Álvarez Desanti, de Liberación Nacional (PLN), los dos restantes.

El IPS es hecho por una organización llamada Progreso Social Imperativo en asocio con el Centro Latinoamericano para la Competitividad y Desarrollo Sostenible (CLACDS) del INCAE Business School, que analiza datos los niveles de desempleo, acceso a vivienda, salud, agua y electricidad, así como analfabetismo y tasas de mortalidad, obesidad, homicidios y delincuencia, entre otros temas.

El índice ubica a los cantones en un rango que va del 1 al 81, cuanto más alto es el número, peor es la posición.

El actual diputado de Restauración Nacional sacó la mayor candidatos de votos válidos emitidos en Liberia, Buenos Aires, Puntarenas, Corredores, Cañas, Alajuelita, Quepos, Siquirres, Sarapiquí, Golfito, Osa, Parrita, Limón, Matina, Upala, Los Chiles, La Cruz y Talamanca.

Álvarez triunfó en Orotina (Alajuela) y Garabito (Puntarenas).

Los bastiones de Fabricio Alvarado
Los bastiones de Fabricio Alvarado
Carlos Alvarado ganó donde salió más gente a votar

Caso contrario ocurrió con el aspirante Carlos Alvarado, del oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC), quien quedó en segundo lugar y enfrentará a Fabricio Alvarado en la segunda ronda por la Presidencia de la República, el próximo 1°. de abril.

El exministro de Trabajo ganó en cantones donde se presentaron los niveles más bajos de abstencionismo y los más altos de desarrollo humano. Él dominó en 30 cantones, la mayoría del gran área metropolitana.

Carlos Alvarado ganó en 20 de los 26 cantones con menos abstencionismo, por debajo del 30%. Los seis restantes quedaron en manos de Fabricio Alvarado y Antonio Álvarez, así como de Rodolfo Piza, de la Unidad Social Cristiana (PUSC).

No obstante, el triunfo de Carlos Alvarado en esos cantones no fue tan contundente como el que obtuvo Fabricio Alvarado en los cantones más abstencionistas. En promedio, alcanzó una cuarta parte de los sufragios emitidos, mientras el aspirante de Restauración Nacional obtuvo un 36%.

En el grupo de localidades donde más costarricenses salieron a votar se encuentra Zarcero, Flores, Belén, Barva, Santo Domingo, Cartago, San Pablo y El Guarco, entre otros.

Coincidentemente, la mayoría de esos cantones también lideran el Índice de Progreso Social.

El aspirante el PAC ganó en 14 de los 20 cantones mejor calificados, es decir, el 70%.