Por: Natasha Cambronero.   22 julio, 2016
Lianette Medina permaneció en la Presidencia Ejecutiva del Incop durante 18 meses.
Lianette Medina permaneció en la Presidencia Ejecutiva del Incop durante 18 meses.

Cuatro meses antes renunciar, la ahora expresidenta ejecutiva del Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop), Lianette Medina, le propuso al gobierno de Luis Guillermo Solís cuatro obras de ampliación en el puerto de Caldera, en Puntarenas.

Medina, quien dimitió el jueves alegando que requería respaldo del Poder Ejecutivo para poder transformar Caldera en un muelle de primer nivel, le había expuesto sus iniciativas al ministro de Obras Públicas, Carlos Villalta en una carta, según informó el propio jerarca.

La expresidenta del Incop había planteado:

-Iniciar la construcción de un nuevo muelle de atraque

-Remover las bodegas existentes para despejar un terreno y usarlo como área de colocación de contenedores

-Ampliar el rompeolas

-Iniciar los dragados de mantenimiento de uno de los muelles

Según el ministro Villalta, él le respondió a Medina que era mejorar poner en espera las dos primeras propuestas, en vista de que están en camino dos obras para el puerto de Caldera, dentro del Programa de Infraestructura de Transporte (PIT) que se financia con un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Se trata de la reparación del rompeolas actual y el desarrollo de un plan maestro, que serán financiados con el préstamo de $450 millones (casi ¢250.000 millones) del BID.

"Como rector del área le indiqué que había que esperar este último estudio (el plan maestro) para poder implementar los ajustes respectivos con la concesión", dijo el jerarca del MOPT, en referencia al contrato que ejecuta la empresa Sociedad Portuaria de Caldera para opera el puerto por 20 años.

Los otros dos proyectos sí recibieron el apoyo del ministro, acotó él mismo. La ampliación del rompeolas incluso está prevista dentro del PIT.

La Nación intentó conversar con la expresidenta del Incop sobre las razones de su renuncia; sin embargo, a la hora de esta publicación no atendió las llamadas hechas a su teléfono celular, ni respondió a los mensajes de texto enviados. Ella se convirtió en la baja número 24 del equipo de Solís, de un total de 75 personas.

En su carta de renuncia, Medina señaló: "El compromiso que adquirí con usted (el presidente de la República, Luis Guillermo Solís) para transformar a Puerto Caldera en un puerto de primer nivel requiere para concretarse tener completo respaldo del Ejecutivo. Por el respeto que me merece he tomado la decisión de renunciar para que tengan la posibilidad de nombrar a la persona que el Gobierno considera y espero que disponga del apoyo necesario para implementar las acciones sugeridas", escribió la expresidenta de Incop.

En esa misiva, Medina también aseguró que, en dos notas, ya le había indicado a Villalta y a Solís sobre la necesidad de actuar ahora en las modernización de los muelles de Caldera.

Al respecto, el ministro Villalta negó que haya tenido problemas o discrepancias con Medina.

"Yo hice una visita al Incop y conozco de una carta que tenía una serie de propuestas inherentes a la concesión de Puerto Caldera. Al respecto, algunas se podían implementar y otras aún no (…). No sé si ella se refiere a eso pero nunca me expresó ninguna inconformidad al respecto; más bien siempre tuve una relación cercana con ella y no creo que el problema haya sido conmigo ni con el Ministerio que dirijo", declaró el titular del MOPT.

Incluso, afirmó que se dio cuenta por la prensa de su dimisión.

"Supe de la renuncia a través de la prensa. Estoy de gira en Guanacaste desde el lunes y no he tenido posibilidad de tener más detalles al respecto. La llamé por teléfono pero no me entró la llamada", agregó Villalta.