Yeryis Salas.   26 octubre
Óscar Campos declinó referirse a la denuncia del exdirector del Infocoop.

El Ministerio Público tiene abierta una investigación, por presunto peculado, en contra del exdiputado Óscar Campos, uno de los organizadores de los bloqueos de carreteras que se mantuvieron durante más de dos semanas en todo el país.

La causa obedece a una denuncia según la cual Campos utilizó recursos públicos, provenientes del Instituto Nacional de Fomento Cooperativo (Infocoop), para financiar una campaña electoral en los comicios internos del movimiento cooperativo.

El Ministerio Público confirmó que el caso se tramita dentro del expediente 17-000073-1218-PE en la Fiscalía Adjunta de Heredia, por la denuncia presentada en julio del 2017 por el entonces director ejecutivo de Instituto, Gustavo Fernández.

Consultado por La Nación, el dirigente del autodenominado “Rescate Nacional” afirmó que no se referiría al tema porque es un asunto del pasado

Según la denuncia, siendo presidente del Consorcio de Cooperativas de Caficultores de Guanacaste y Montes de Oro R. L. (Coocafé), Óscar Campos habría utilizado ¢1,6 millones de los aportes del Infocoop a Coocafé, a fin de financiar la campaña del grupo Cambio Cooperativo.

Ese dinero habría sido parte de los recursos entregados a Coocafé por medio de una figura llamada participación asociativa, utilizada por el Infocoop cuando considera pertinente invertir en una cooperativa de alto impacto regional y social.

Los hechos presentados en la denuncia señalan que el Infocoop había colocado ¢790 millones en Coocafé a través de la participación asociativa, además de ¢2.867 millones en créditos readecuados a una tasa de interés del 2% anual a un plazo de 30 años.

Infocoop es la institución pública encargada de brindar préstamos, ayuda financiera y asistencia a las cooperativas.

La denuncia expone que el acuerdo de Coocafé, en el que presuntamente se desvió el dinero, fue tomado el 13 de junio del 2017.

“No hay acta, pero ya han sido cargados los registros contables que indican que ese consejo consultivo está cargando los gastos del señor Campos Chavarría en su campaña política al proyecto de Chips de Yuca que exporta a Europa, porque es el proyecto más rentable del consorcio y con ello se pueden ocultar más fácilmente las perdidas que provocan esos gastos no operativos”, detalla la denuncia.

Los ¢1,6 millones habrían sido gastados en combustibles, mantenimiento de un vehículo, alimentación y hospedajes, así como parqueos, publicidad y regalías, según un plan de gastos anexado en la denuncia.

Fernández también señaló que, en Facebook, Óscar Campos hizo su campaña política como presidente de Unagro R.L. (puesto que también ejerció), en lugar de Coocafé, “para no ser afectado por la imagen que Coocafé R.L. dejó ante la opinión nacional y política”.

“Los esfuerzos que el Infocoop realiza con el fin de otorgar las tasas de interés al 2% anual tienen como fin último que los beneficios económicos se trasladen a los productores de café en zonas rurales de menor desarrollo, mas no para que sean utilizados en beneficio del presidente del Consejo de Administración para sus usos personales de campaña proselitista”, dice el documento.

La campaña era para participar en las elecciones en las que se eligieron a los 30 representantes en la Asamblea Plenaria del Consejo Nacional de Cooperativas (Conacoop).

Quienes resultan electos en Conacoop designan a cuatro miembros de la Junta Directiva de Infocoop.

Sobre el delito de peculado, el Código Penal señala que “será reprimido con prisión de tres a doce años, el funcionario público que sustraiga o distraiga dinero o bienes cuya administración, percepción o custodia le haya sido confiada en razón de su cargo”.

La legislación detalla que “esta disposición también será aplicable a los particulares y a los gerentes, administradores o apoderados de las organizaciones privadas, beneficiarios, subvencionados, donatarios o concesionarios, en cuanto a los bienes, servicios y fondos públicos que exploten, custodien, administren o posean por cualquier título o modalidad de gestión”.

Campos, además, enfrenta otro proceso judicial por organizar bloqueos que culminaron en enfrentamientos con la policía y actos vandálicos. Esta causa también se abrió contra los exdiputados Célimo Guido y José Miguel Corrales, por los presuntos delitos de instigación pública, entorpecimiento de servicios públicos y obstrucción de vía.

El exdiputado liberacionista (1998-2002) también tiene entre sus planes crear un partido político.

Según un acta constitutiva, con fecha del 7 de agosto, el partido se llamará Encuentro Nacional y Campos aparece como el presidente provisional.

Luego de ser diputado, presidió la Corporación Arrocera Nacional (Conarroz), entidad cuya creación fue impulsada por él mismo y Célimo Guido, y que le dejó millonarias ganancias a grandes arroceros por medio de la importación del grano sin impuestos.

Asimismo, Campos se ha mantenido activo en redes sociales, donde administra una página de Facebook llamada Diputado 58.

En una transmisión en vivo en ese sitio, Campos afirmó el pasado viernes 16 de octubre que las “fuerzas de choque” del autodenominado Movimiento Rescate Nacional van a estar en primera línea en enfrentamientos con policías.

“Es necesario organizar a la gente de la base para que, si nos van a llegar a tirar gases, no nos encuentren desarmados”, dijo.