Aarón Sequeira.   14 agosto
El exdiputado y cooperativista Óscar Campos asesoró, este lunes, a los colegiales que protestaron contra la aprobación del proyecto de educación dual en el Congreso. Fotos: Mayela López

Este lunes, el exdiputado y expresidente de la Corporación Arrocera Nacional (Conarroz), Óscar Campos, estuvo organizando, asesorando y dando indicaciones a los colegiales del Movimiento Estudiantil de Secundaria (Medse) en contra del proyecto de educación dual.

Campos intentó, sin éxito, que al menos 10 diputados firmaran una moción para enviar la iniciativa a consulta constitucional en la Sala IV con la intención de frenarla durante un mes.

No obstante, en entrevista concedida a La Nación, aseguró ese mismo día que el plan sobre educación dual no es el “terrible proyecto” que los sindicatos de la educación “le vendieron a alguna gente”. Esta es la entrevista:

¿Tiene algún contrato con la ANEP para organizar a los muchachos de Medse?

-En lo absoluto. Ni con ANEP ni con nadie. Los he acompañado porque los he visto con una gran necesidad de ser escuchados y me parece que nosotros, en una visión costarricense, deberíamos ayudarles a estos jóvenes, a quienes los medios han tratado muy mal.

¿Y usted lo hace de gratis?

-Por supuesto que sí, lo hago de gratis. Incluso, a veces, pidiéndole a algunas empresas que nos puedan ayudar por lo menos para darles un fresquito o algo, verdad. Lo hago totalmente de gratis.

¿Qué tipo de empresas?

-No, no tenemos por qué decir, pero tenemos algunas empresas que nos han ayudado a darles recursos para un fresquito. Hoy (lunes) nos mandaron un almuerzo. Entonces, eso uno se lo agradece mucho, porque los jóvenes han estado luchando muy solos y muy contra el sistema. El sistema los ha golpeado mucho, les ha tirado mucho.

Ustedes, en La Nación, han sido muy duros. Yo no sé para qué y por qué.

¿Y no hay ningún tipo de financiamiento de parte de ANEP?

-Disculpame, por qué tiene que haber financiamiento, no.

Bueno, la organización de este tipo de cosas tampoco es como barata.

-No, no, no.

¿O usted agarra de su propia bolsa?

-No, no, no. De dónde si ni tengo.

A eso me refiero.

-No, esto es un esfuerzo que uno hace de corazón, inclusive, viera que a la mayoría ni siquiera los conocía. Yo puedo decir que no los conocía y algunos, inclusive, hasta hoy los conocí.

"En qué estamos. Tratando de ayudar... (Se interrumpe para hablar con Otto Roberto Vargas, diputado del Partido Republicano Social Cristiano, a quien le dice: 'Doctor, ahí estamos, esperando que usted nos ayude´).

"Ahí estamos tratando de que ellos tengan la posibilidad de hablar con los diputados, les expliquen lo que quieren explicarles, porque no soy ni yo el que les explico y que, bueno, vayan aprendiendo en esa tarea de ir abriendo ese espacio.

“Es una nueva generación”.

¿Usted está contra la educación dual?

-Mire, yo lo que no estoy de acuerdo es que ni siquiera les escucharon. ¿Por qué no los escucharon?, ¿por qué no los llamaron a las reuniones?, ¿por qué?

A ver, pero yo le estoy preguntando a usted si usted está en contra de la educación dual.

-Pueeees, vea, yo no quiero dar un criterio porque tenía un criterio negativo y después de que lo he estado viendo, me parece que he dicho, y lo dije en las redes sociales, no es el proyecto que le han querido vender a la gente.

No es el proyecto terrible que le han querido vender a mucha gente.

¿Quién se lo ha querido vender a la gente de forma negativa?

-No sé, me parece que empezaron diciendo los mismos sindicatos del Ministerio de Educación y después terminaron estando de acuerdo porque, al final, el día que se votó, aquí había como tres personas en las barras.

Entonces, yo les dije a los chiquillos: ‘vean, ustedes tienen que aprender a leer. Si ellos estuvieran en contra, estas barras estarían llenas’.

Ahora, ¿por qué pretenden frenarlo con la consulta a la Sala IV? (Sin embargo, no logró apoyo de diputados para hacerlo).

-Vea, la experiencia... Es que este gobierno...

Es que la consulta a la Sala tendría que ser sobre el fondo del proyecto.

-Este gobierno es malo en enfriar las cosas. ¿Qué le cuesta mandarlo a la Sala 30 días y en ese plazo, usted cree que la Sala va a decir que no?

¿Y qué se alega por el fondo para tratar de enviarlo a la Sala?

-Bueno, eso es un tema que lo están viendo los abogados que están viendo la consulta y que la están presentando.

¿Usted me regalaría una copia de la consulta?

-Es que yo todavía no la tengo porque se la hemos dado, se la pasaron a los diputados.

¿Con qué diputados han hablado?

-Varios. Está Shirley (Díaz), (José María) Villalta. Le hemos pedido a Walter (Muñoz) que la firme. Le hemos pedido a muchos diputados que la firmen. Le hemos pedido a Nueva República que la firme.

"Le hemos pedido a diputados del PUSC que la firmen.

"La expertise me dice a mí que un proyecto usted lo agarra y lo consulta y, al final y al cabo, lo que hace es que lo blinda. Si tiene defectos, se arreglan y si no los tiene, sale bien, y sale blindado.

“Lo que no se vale es que a los chiquillos no se les ha consultado y ellos lo que alegan es que hay muchas cosas que ellos quisieran evacuar”.

Pero a ellos no se les está obligando, no es algo que se les imponga, la educación dual.

-Vea, yo le voy a decir una cosa, una cosa provisional...

¿Usted lo ha visto, cierto? Que no es obligatorio.

-Una cosa provisional...

¿Sí lo ha visto?

-No le voy a decir si es obligatorio o no, porque usted sabe que es así. Pero lo que sí le quiero decir es que las cosas provisionales son permanentes y las cosas que inicialmente empiezan siendo voluntarias, después terminan por necesidad siendo obligatorias.

Diay, pero es como que usted me diga que la educación técnica en algún momento se volvió obligatoria. A ver, yo salí del sistema académico.

-No, a mí me gusta la educación técnica, a mí me parece que nosotros tenemos educación técnica, ya, con el tema del INA (Instituto Nacional de Aprendizaje). Pero yo no me quiero meter en el tema porque, si por mí fuera y si fuera diputado, ya yo podría tomar una decisión.

“Lo que pasa es que hubiese explicado mejor a los muchachos”.

Claro, pero usted está moviendo organización contra el plan.

-Nosotros no es que movamos organización. Lo que estamos diciendo es que ellos tenían, tienen que organizarse, tener voz, y el hecho de que hayan venido aquí me encanta, que hayan venido a conocer la Asamblea.

"Muchos ni siquiera la conocían y que vengan a defender el derecho de expresarse, a mí me encanta que hayan tenido el derecho de expresarse y la posibilidad de estar en el bulevar.

“Me parece de mal gusto que les hayan querido montar ahí, una cosa. Ya eso nos tiene a los costarricenses aburridos, ahí quesque había unos cartuchos de dinamita. Es que esas son las cosas que no sirven”.

Pero ellos estaban cerrando un paso.

-Sí. No, no, cerrando un paso no, lo que estaban era haciendo una protesta.

Estaban al frente de un portón...

-Dígame si a todos no los dejaron pasar. Dígame qué diputado se quedó fuera.

Usted estaba ahí tomando la foto de los muchachos al frente del portón bloqueándolo.

-¿Tomando las fotos? Por supuesto que estaba tomándoles la foto.

Ilustrando que los muchachos estaban bloqueando el paso por el portón.

-¿Y qué tiene de malo que les haya tomado una foto?

No, no, a ver, usted estaba ilustrando que ellos bloqueaban el portón.

-No, estaba tomando la foto para que, digamos, la comunidad, tanto nacional como estudiantil, tuvieran la posibilidad de verificar que hay formas de poder hacer protesta.

"Yo quiero decirle que en ningún momento dijimos que no íbamos a dejar pasar a los diputados.

"A la par, estaban entrando. Entraron todos, salían. Inclusive, algunos nos pidieron entrar por el portón que tenían que entrar y nosotros, digamos, de alguna manera, hicimos, observaciones a los chiquillos que era bueno que los dejaran pasar y los dejaron pasar.

"Ni los mando, ni los organizaba, pero llegamos a facilitar, primero, que lo hicieran en paz y tranquilidad, y que también, de alguna manera, no irrespetaran a los muchachos.

“Mi función no es que pase o no pase. Es que ellos tengan la posibilidad de ser escuchados y me encantaría que los pudiera escuchar el MEP (Ministerio de Educación Pública)”.