Sofía Chinchilla C.. 19 mayo
El 27 de marzo pasado, Esquivel acudió a la audiencia preliminar de la otra causa que enfrenta, por tráfico de influencias. Ese día, el el Juzgado Penal de Hacienda y de la Función Pública decidió elevar el caso a juicio. Foto: Mayela López.
El 27 de marzo pasado, Esquivel acudió a la audiencia preliminar de la otra causa que enfrenta, por tráfico de influencias. Ese día, el el Juzgado Penal de Hacienda y de la Función Pública decidió elevar el caso a juicio. Foto: Mayela López.

La próxima semana se definirá si el exdiputado de Renovación Costarricense, Abelino Esquivel, tendrá que defenderse en los tribunales de dos causas penales al mismo tiempo.

Esquivel asistirá el jueves 23 y el viernes 24 de mayo a la audiencia preliminar en la que un juez del Juzgado Penal de Hacienda de II Circuito Judicial de San José decidirá si el exlegislador del partido Renovación Costarricense es llevado a juicio por cargos de enriquecimiento ilícito y concusión.

Dichos cargos se los imputó la Fiscalía General de la República por supuestos haberle exigido parte de sus salarios a empleados de su oficina en la Asamblea Legislativa, mientras fue diputado en el periodo 2014 - 2018.

Esquivel está citado para las 8 a. m., en los tribunales de Goicoechea.

Si el juez decide llevar el caso a juicio, Esquivel tendrá que hacerle frente, simultáneamente, a dos causas en los juzgados.

La primera se confirmó el 27 de marzo, cuando la misma instancia judicial ordenó la apertura del debate oral y público para juzgar a Esquivel por tráfico de influencias.

Según la Fiscalía, el político habría cometido dicho delito cuando, aparentemente, intentó sacar de la cárcel a un pastor condenado por violación agravada en perjuicio de una menor de edad con retardo mental.

En marzo del 2018, el entonces ministro de Justicia, Marco Feoli, denunció que el legislador le solicitó otorgarle a su “amigo”, que descuenta 16 años de prisión, el beneficio de libertad condicional, o que lo trasladaran a un régimen penitenciario semiabierto.

La oficina de prensa del Poder Judicial confirmó que el Juzgado no ha definido la fecha para el inicio de ese juicio.

La Nación procuró obtener una declaración de Esquivel sobre su situación jurídica, no obstante, cuando se le contactó por teléfono, el exdiputado indicó que no daría declaraciones al respecto y cortó la llamada. Tampoco atendió Guido Núñez, el abogado que lleva la causa de Esquivel por tráfico de influencias.

El abogado Erick Gatgens explicó que sí es posible que un imputado sea enjuiciado por distintas causas al mismo tiempo, siempre y cuando se esté debatiendo sobre hechos diferentes.

“La regla que se establece en el Código (Penal) es que, en ese caso, el imputado o el tribunal podría disponer la acumulación”, afirmó Gatgens.

De acuerdo con el jurista, lo que suele realizarse en esos casos es que las causas se acumulan en un mismo expediente, a efectos de concentrar los esfuerzos de las partes involucradas y hacer el proceso más eficiente. Por ejemplo, para que un mismo juez reciba la prueba.

No obstante, los hechos se seguirían juzgando de manera independiente y, si el juez llegara a dictar condenas, tendría que hacer un balance para que al sujeto no se le imponga un castigo desproporcional.