Silvia Artavia. 24 julio

El equipo de prensa del presidente Carlos Alvarado impidió a los periodistas hacerle consultas al mandatario durante la gira que realiza en Guanacaste por las celebraciones de la Anexión.

La noche de este miércoles, al finalizar el acto de reapertuta de la iglesia colonial de San Blas, en Nicoya, la periodista Silvia Artavia quiso hacerle una consulta a Alvarado.

24/07/2019. Nicoya, Guanacaste. Hora: 06:30 p.m. Este miércoles se realizó la entrega oficial de la restauración del Templo de San Blas de Nicoya, templo colonial que había quedado severamente afectado a raíz del terremoto del 5 setiembre del 2012. En la actividad participó el presidente Carlos Alvarado, quien hizo entrega de reconocimientos a quienes trabajaron en las obras.Fotos: Mayela López
24/07/2019. Nicoya, Guanacaste. Hora: 06:30 p.m. Este miércoles se realizó la entrega oficial de la restauración del Templo de San Blas de Nicoya, templo colonial que había quedado severamente afectado a raíz del terremoto del 5 setiembre del 2012. En la actividad participó el presidente Carlos Alvarado, quien hizo entrega de reconocimientos a quienes trabajaron en las obras.Fotos: Mayela López

No obstante, la encargada de prensa del Presidente, Stephannie González, impidió que él contestara y dijo que las consultas de los medios se responderían mañana, durante el Consejo de Gobierno del 25 julio.

En la salida de la iglesia, la comunicadora de este medio se acercó a Alvarado y le dijo que, aunque su equipo de prensa había aclarado que él no respondería ninguna pregunta, quería saber si, efectivamente, era así o si él tenía disposición de contestar.

El Presidente accedió y dijo: “¿Cuál es la consulta?”.

Artavia le explicó que se trataba de una duda sobre las nueve especies de pescado que retornaron a la canasta básica para librarlas del IVA.

De inmediato, González intervino y dijo: "mañana”, respuesta que el mandatario secundó.

Pasado el incidente, la encargada de prensa explicó que los medios habían tenido todo el día para hacer preguntas.

La Nación le explicó que, a pesar de que el equipo había estado en Guanacaste todo el día realizando otros trabajos relacionados con la gira, justo por eso asistía a la actividad en la iglesia, para hacer las consultas que habían quedado pendientes por no haber coincidido a ninguna otra hora con Alvarado.

No obstante, la respuesta siempre fue que no habría espacio porque ya no era hora de preguntar.

Otros colegas periodistas quienes presenciaron lo ocurrido coincidieron en que, si la prensa viaja kilómetros a una gira presidencial, evidentemente lo hace para preguntar.

El mandatario siempre muestra anuencia a responder las consultas de los medios.