Esteban Oviedo, Aarón Sequeira. 15 enero, 2018

Sueñan con soluciones para las presas, con desplazarse rápido entre las calles de lo que antes eran pueblos separados y ahora conforman una ciudad en crecimiento. Pueden tener otras preocupaciones en común, como la contaminación de los ríos urbanos y el acceso a espacios públicos.

Son 1,7 millones de almas, concentradas en solo el 5% del territorio nacional y con un peso preponderante en las elecciones nacionales del próximo 4 de febrero.

Se trata de los votantes de la Gran Área Metropolitana, una región de 2.165 kilómetros cuadrados compuesta por 164 distritos de 31 cantones de las provincias de San José, Cartago, Heredia y Alajuela.

Allí, los partidos políticos se disputan el apoyo del 52% de los ciudadanos inscritos en el padrón nacional. El restante 48% vive fuera de la GAM.

La Gran Área Metropolitana es el hogar de 1,7 millones de votantes. Ellos comparten inquietudes comunes sobre transporte, seguridad, servicios y espacios públicos. Foto: Alonso Tenorio
La Gran Área Metropolitana es el hogar de 1,7 millones de votantes. Ellos comparten inquietudes comunes sobre transporte, seguridad, servicios y espacios públicos. Foto: Alonso Tenorio

Sin embargo, el peso real de esa región en el resultado final de los comicios es mayor, pues los habitantes citadinos participan más en el proceso electoral.

En las elecciones del 2014, descontando el abstencionismo, los votos de la Gran Área Metropolitana representaron casi el 58% de los sufragios emitidos, mientras que los del resto del país, el 42%.

La GAM se compone de las áreas metropolitanas de San José, Cartago, Heredia y Alajuela. La josefina alberga a casi 900.000 votantes, las de Cartago y Heredia a 300.000 electores cada una, y la de Alajuela, a 237.000.

De este a oeste, esta región se extiende desde Paraíso hasta Atenas y, de sur a norte, desde Desamparados hasta Santa Bárbara.

No todos los distritos de estos 31 cantones forman parte de la GAM. En Desamparados, por ejemplo, no entran distritos como Rosario y Frailes.

El voto de los pobladores de la GAM
El voto de los pobladores de la GAM

Diana Sandoval, vecina de Heredia de 36 años y técnica en soporte de redes, describe así lo que ella busca en un candidato: “Propuestas de índole nacional, qué nuevos proyectos hay. Generalmente todos prometen lo mismo, infraestructura vial. También, cómo se van a enfocar en déficit fiscal, si van a meter más impuestos, qué van a hacer con el déficit fiscal, lo que más le urge al país”.

Mientras tanto, en Esparza, Puntarenas, Fabián Rodríguez, un oficinista de 39 años del Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA), ve el proceso electoral así: “Siento que tiene que ser más de forma global, no lo enfoco tanto en la comunidad, porque para eso está el alcalde. El candidato tiene que enfocarse en temas más globales”.

“Es muy importante lo que es la red vial de Costa Rica, después lo que es infraestructura como el hospital de Puntarenas, el aeropuerto de Orotina, que son buenos para todo el país, no solo para esta zona”, agrega Rodríguez. También, le preocupan los temas de educación, pensiones e impuestos, los cuales atañen a todo el país

Diferentes necesidades

Hay diferencias entre las necesidades de los habitantes de la GAM y los del resto del país, según indicadores socioeconómicos.

Mientras en la zona urbana el porcentaje de hogares pobres es de un 18,5%, en la rural es de un 24,1%, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

En el área urbana, un 75% de las personas trabaja en el sector de comercio y servicios; un 19%, en industria y construcción; y un 5%, en el sector agropecuario.

Por su parte, en la zona rural, un 51% de las personas labora en comercio y servicios; un 14%, en industria y construcción; y un 34%, en el sector agropecuario.

Casi 25 de cada 100 habitantes tiene un título de educación superior en el centro del país, mientra sen la región brunca (sur), la cifra baja a 17 de cada 100.

Rónald Alfaro, investigador del Estado de la Nación, afirmó que el contexto de un votante del área metropolitana es claramente distinto al de uno ubicado afuera.

“Tan es así que sus niveles de participación son muy diferentes. Eso ha sido una constante. En el Valle Central históricamente se ha participado más que fuera del valle”.

“El contexto político en que se desenvuelve un votante en el Valle Central es muy distinto a uno de afuera, por muchas razones. Muchas de las temáticas que proponen los partidos están orientadas al centro del país, porque ahí vive la mayor parte de la gente y, por lo general, algunas de las temáticas más importantes para los votantes de afuera quizá no vengan de los candidatos, sino más bien eso se delega a los diputados en esas provincias", comentó Alfaro.

"Un votante en el Valle Central está mucho más expuesto al mundo político, que es donde hay mucho más actividad, mientras que un votante de fuera está mucho menos expuesto, conoce menos a las figuras, está menos enterado de los temas, de los principales temas", continuó.

Según el investigador, esta diferencia ha perdurado incluso con el cambio del bipartidismo al multipartidismo.