Silvia Artavia.   7 octubre, 2020
Este martes, manifestantes bloquearon la Avenida Segunda de San José, entre otros puntos del país. Foto: José Cordero.

Empresarios, solidaristas, cooperativistas, sindicalistas, representantes de organizaciones agropecuarias, profesionales y trabajadores de toda índole, así como líderes comunales, se reunieron este martes en lo que catalogan como el inicio de un diálogo para llegar a un “acuerdo multisectorial”.

Así lo manifestó la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), en un comunicado enviado este miércoles, en el cual cuenta que aceptó la invitación de la Asamblea Nacional de Trabajadores del Banco Popular.

La Uccaep calificó la reunión como “un encuentro histórico”.

El propósito del acercamiento es construir una agenda país que permita trazar “una ruta de prosperidad y productividad” en un momento convulso para Costa Rica, asegura la Unión de Cámaras.

El encuentro entre los distintos sectores hace un llamado a quienes bloquean las calles a deponer las manifestaciones y, además, insta al Gobierno a tomar las riendas de un proceso de diálogo multisectorial.

“Para el sector empresarial es importante que el país no pierda el espíritu democrático, ni la paz social que caracteriza a la sociedad, por lo que invitamos a las personas que bloquean las vías a desechar esa medida y sumarse, también, al diálogo”.

“Es la oportunidad propicia para construir, en unión, con claridad de pensamiento, y con absoluta transparencia, una agenda país para el corto y mediano plazo. Por ello, hacemos un llamado al Gobierno para que procure un diálogo multisectorial”, dice el comunicado de prensa.

Según José Álvaro Jenkins, presidente de Uccaep, aceptaron la reunión con la Asamblea Nacional de Trabajadores del Banco Popular porque, desde un inicio, el diálogo es la propuesta que han esbozado los empresarios.

Ver más!

Por su parte, Fernando Faith Bonilla, presidente de la Asamblea de Trabajadores y Trabajadoras del Banco Popular, llamó a los diferentes sectores sociales y productivos a integrar el “foro multisectorial de diálogo nacional”.

“Preocupados, como todos los habitantes, por la situación económica y social que atraviesa actualmente el país, hemos propuesto con responsabilidad la creación de un foro multisectorial de diálogo nacional en el que se discuta, analice y defina, de forma transparente, respetuosa e inclusiva, el rumbo que debe seguir nuestro país para la búsqueda del bienestar común”, expresó Faith.

Este miércoles, varias vías costarricenses se mantienen bloqueadas por manifestantes quienes se oponen a la propuesta que llevaría el Gobierno al Fondo Monetario Internacional (FMI), para que este órgano le preste $1.750 millones que ayuden a aliviar su crisis fiscal.

Las protestas continúan pese a que el presidente Carlos Alvarado comunicó, el domingo, que retiraba la propuesta para trabajar en una “más balanceada”, que no involucre una alta carga de impuestos.

Cooperativistas se niegan a pagar renta

Aunque la alianza anunciada este miércoles por Uccaep fija como objetivo construir una agenda que beneficie a todos los sectores, este martes, los cooperativistas dejaron claro que se oponen a pagar impuesto de renta.

Ese mismo día, ese grupo se reunió con el presidente Carlos Alvarado, en Casa Presidencial, en Zapote, como parte de las nuevas jornadas de negociación que inició el Ejecutivo en procura de llevar al FMI una propuesta fiscal más equilibrada.

En declaraciones a La Nación, antes de ingresar al encuentro con el mandatario, Geovanny Villalobos, presidente del Consejo Nacional de Cooperativas (Conacoop), afirmó que se oponen rotundamente a que las empresas de este sector paguen impuesto de renta.

En la propuesta inicial al FMI, el Gobierno planteó eliminar la exoneración de impuesto de renta de la que gozan las grandes cooperativas. Con ello, el Ejecutivo estimó que recaudaría unos ¢73.000 millones en cuatro años.

Al respecto, el presidente del Conacoop afirmó: “Las cooperativas pagamos todos los impuestos que paga cualquier empresa, excepto el de renta, porque el impuesto de renta lo paga el asociado, que es el dueño de las cooperativas. Si hay excedentes, la cooperativa tiene la obligación de retener un 8% este año, el año que sigue un 9%, y el que sigue un 10%”.