Esteban Oviedo, Natasha Cambronero, Aarón Sequeira.   26 mayo
Crescendo asegura que se encargó de la producción fotográfica oficial de a campaña de Fabricio Alvarado. Foto producida por Crescendo para Fabricio Alvarado

La empresa Crescendo Mercadeo y Publicidad, representada por el cantante Luis Alonso Naranjo, denunció que el Partido Restauración Nacional (PRN) se niega a pagarle ¢115,5 millones por el trabajo que hizo en la campaña del excandidato Fabricio Alvarado.

Naranjo se lo hizo saber al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) y, este sábado, también hizo pública en redes sociales su decisión de demandar a la agrupación política

El 5 de marzo, Crescendo elaboró una factura por ¢115,5 millones en la que asegura que le brindó a Restauración los servicios de creatividad, alquiler de estudio e iluminación, filmación, edición, motion graphics (animación digital) y audio sweetening (musicalización), así como videos para Facebook Live, TV y diferentes plataformas digitales.

Ver más!

La factura también incluye servicios musicales, documentación fotográfica, relaciones públicas y manejo de agenda.

La compañía asegura, por ejemplo, que compuso el jingle (canción) oficial de la campaña de Fabricio Alvarado, además de que fue la productora del programa Fabricio Presenta, de TV en línea, que se transmitía en campaña.

Añade que, en el video de la canción oficial, incluso canta una diputada actual de la agrupación.

Luis Alonso Naranjo, primo de Fabricio Alvarado, explicó que él entró a la campaña por medio del entonces candidato presidencial de cara a la primera ronda y que continuó para la segunda. Sostiene su participación fue pública y notoria al grado de que su esposa, Paula Lucas, se encargó de las relaciones públicas para la segunda vuelta.

No obstante, consultado por este medio, el presidente de Restauración y actual diputado, Carlos Avendaño, afirmó que nunca hubo un contrato firmado con Crescendo y que no se cumplió con el protocolo que establece el TSE.

El legislador dice que él se enteró de que le habían pedido servicios a esta empresa después de la segunda ronda del 1°. de abril.

E insistió en que, si no hay un contrato firmado, el Tribunal de Elecciones no reconoce ese gasto como válido, al igual que en el caso de la encuestadora Opol Consultores, que reclamó ¢18 millones al PRN por las seis encuestas que difundió antes de la segunda ronda electoral, alegando que el jefe de campaña las encargó.

Al igual que en el caso de Opol, Naranjo sostuvo que él firmó el contrato y se lo entregó a personal de confianza que Avendaño había puesto en la sede de campaña, para que el presidente del partido lo firmara.

Sostuvo que estas personas, que prefirió no identificar, le dijeron que Avendaño había dicho que todo estaba en orden, por lo que también entregó la factura y continuó trabajando para el movimiento político.

En tanto, Avendaño sostiene que el protocolo estable que, para cualquier contratación con Restauración, primero se debe hacer una solicitud a la administración, luego firmar un contrato y hacer una reserva en los registros contables, para pagar porteriormente bonos de deuda o efectivo. Y que eso no ocurrió.

Sin embargo, Naranjo asegura: "Estos personeros (de confianza de Avendaño) nos dicen que todo está en orden, que don Carlos avaló y todo está bien, seguimos con videos, fotógrafos y camarógrafos 24/7",

"Después de entregar el contrato, se nos comunica que el señor no quiso firmar y no quiso hacerse cargo", declaró a La Nación.

Según Naranjo, le ha enviado numerosos mensajes a Avendaño y este los ha dejado todos "en visto", sin la cortesía de responder.

Los servicios, según Luis Alonso Naranjo, incluyen 123 videos y sus correspondiente contenido para redes sociales, así como siete programas de televisión en línea y tres cadenas nacionales de TV.

Naranjo también enumeró, entre lo hecho, la producción de pauta para radio.

A través de su cuenta de Facebook, este sábado, Crescendo hizo su reclamo público, dirigido principalmente contra el jefe de fracción del PRN, Carlos Avendaño. Alega que el jefe de la fracción legislativa de Restauración se ha negado a responder llamadas y mensajes de texto.

"Puso a su hijo a decirle al encargado de su equipo (el que él mismo puso en la casa de campaña, que recibió nuestra factura y nuestro contrato y fue testigo de todo nuestro trabajo) que no iba a pagarnos”, dice el reclamo de Naranjo.

Incluso, el reclamo de la empresa explica que el excandidato presidencial del PRN, Fabricio Alvarado, trató de interceder ante Avendaño para que les paguen, pero “sin éxito”.

“Además, a partir de la segunda ronda, nos encargamos de las relaciones públicas del candidato, su agenda y la documentación en tiempo real de todo el proceso, en fotografías y videos de las reuniones, citas y giras por todo el país”, dice el comunicado difundido a través de Facebook y también enviado a los medios de comunicación por la periodista Paula Lucas, esposa de Naranjo, codueña de la empresas Crescendo y quien desempeñó funciones en la campaña de Alvarado.

“Ya presentamos la denuncia correspondiente al TSE y estaremos presentando la demanda ante los Tribunales de Justicia. El argumento de este señor es hacerse el sorprendido y decir que él no sabía nada y que el partido nunca aprobó nuestra contratación, pero nada se aparta más de la verdad y tenemos cómo probarlo".

“El que no haya una firma suya en el contrato porque decidió al final no firmarlo, no significa que el contrato, así como la factura y el servicio utilizado en su totalidad, no se hayan presentado de manera transparente y de acuerdo a todos los estatutos que el TSE establece, estatutos que hoy se razga (sic) las vestiduras diciendo no querer incumplir”, se incluye en el reclamo de Crescendo.

Factura elaborada por Crescendo a Restauración.