Sofía Chinchilla Cerdas. 21 septiembre
Según el alcalse cartaginés, del plantel, ubicado en Cerrillos de Cartago, se extrajeron seis vagonetas (alrededor de 72 m³) de un material donado por la fábrica de cemento para la reparación de caminos vecinales. Foto: Rafael Pacheco.
Según el alcalse cartaginés, del plantel, ubicado en Cerrillos de Cartago, se extrajeron seis vagonetas (alrededor de 72 m³) de un material donado por la fábrica de cemento para la reparación de caminos vecinales. Foto: Rafael Pacheco.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y la Fiscalía detuvieron a un alto funcionario de la Municipalidad de Cartago, a quien se les investiga por, aparentemente, haber facilitado la sustracción de un material que utiliza el gobierno local para reparar vías.

La diligencia se realizó, la mañana de este lunes, en el plantel municipal, ubicado en Cerrillos de Cartago.

El empleado labora en el Área de Gestión Vial del ayuntamiento. La Fiscalía de Probidad, Transparencia y Anticorrupción, con sede en Cartago, confirmó la información e indicó que a las 2.45 p. m., el hombre permanecía detenido, a la espera de que se le tomara la declaración indagatoria.

“El sospechoso es ingeniero en la Municipalidad y, en apariencia, habría aprovechado su puesto para sustraer material tipo lastre del plantel municipal. Se cree que fue trasladado hasta una propiedad privada, donde, presuntamente, se realizarían arreglos en dicho lugar”, indicó el Ministerio Público a La Nación.

Mario Redondo, alcalde de la Vieja Metrópoli, indicó que las autoridades judiciales intervinieron luego de que el propio gobierno local denunciara las presuntas irregularidades.

“Hace tres semanas recibimos una denuncia de que un material que estaba en el plantel municipal había sido extraído con autorización de un funcionario municipal y había sido dirigido a una propiedad privada, aparentemente”, relató Redondo.

De acuerdo con el jerarca municipal, fueron seis vagonetas (alrededor de 72 m³) de un material similar al clínker, el cual es donado por la fábrica de cemento para la reparación de caminos vecinales.

Según Redondo, en apariencia el insumo fue a dar a una caballeriza en San Blas de Cartago, en donde fue decomisado por las autoridades judiciales este mismo lunes.

El caso continuará su trámite en el expediente judicial 20-002243-0345-PE.

El Código Penal establece penas desde los tres hasta los 12 años de prisión a los funcionarios públicos que sustraigan o distraigan “dinero o bienes cuya administración, percepción o custodia le haya sido confiada en razón de su cargo”.

Redondo informó de que en esta misma fecha, se abrió un proceso administrativo contra el funcionario, quien quedó suspendido de su cargo.

“Tenemos entendido que hace alrededor de un año se había dado una situación en la que varias vagonetas de asfalto también habían sido trasladadas a otro lugar y que se había abierto un proceso administrativo que había generado una amonestación por varios días”, dijo Redondo.

El jerarca municipal afirmó que su equipo ya habló con la Fiscalía de Probidad sobre otras supuestas anomalías a lo interno de la Municipalidad, las cuales se estarían judicializando en cuanto se reúnan las pruebas necesarias para sustentar cada caso.