Política

Restauración Nacional rechaza firmar plan sobre unión civil homosexual

Bancada alega que el proyecto de ley impulsado por los fabricistas y el PUSC ‘no tiene la virtud de impedir el matrimonio entre personas del mismo sexo’

La fracción legislativa del Partido Restauración Nacional (PRN) tomó la decisión de no firmar el proyecto del PUSC y del bloque fabricista Nueva República que solo les permitiría a las parejas homosexuales acceder a la figura de unión civil para formalizar sus relaciones, en lugar de la figura del matrimonio.

Así lo anunció la bancada restauracionista la noche de este lunes. Horas antes, Eduardo Cruickshank, el jefe de la agrupación, afirmó que encontró errores en el texto que impulsan la socialcristiana María Inés Solís y de la fabricista Ivonne Acuña, la cual llegó a tener hasta 25 firmas la semana pasada, pero que aún no se ha presentado formalmente como iniciativa de ley.

“He dicho que yo, personalmente, no lo estaré firmando. (...) El texto tiene una serie de errores que no me permiten firmarlo y debo decir, claramente, y si por eso me tienen que llamar conservador o fundamentalista, no me preocupa porque no voy a negar mis principios y raíces, que lo único que hace diferente a lo resuelto por la Sala es lo del nombre matrimonio”, aseguró.

Este lunes, en reunión de bancada, el PRN discutió si le daba el apoyo a la iniciativa. No obstante, el anuncio de la decisión demoró debido a la ausencia del puntarenense Melvin Núñez Piña, quien estaba de gira en su provincia.

En la noche, por medio su comunicado, los restauracionistas alegaron que el proyecto de ley “no tiene la virtud de impedir el matrimonio entre personas del mismo sexo”.

“No difiere de lo autorizado por la Sala Constitucional porque contiene los mismos alcances y efectos; y en ambos casos no son consecuentes con nuestros principios y valores”, dice el pronunciamiento.

“Si la Sala Constitucional anuló la disposición del artículo 14, inciso 6 del Código de Familia que prohibía el matrimonio entre personas del mismo género, es la Sala la que debe asumir la responsabilidad de su decisión ante los costarricenses de posición contraria”, continúa el comunicado.

Por su parte, la jefa de la Unidad Social Cristiana (PUSC), María Inés Solís, rechazó hablar en profundidad sobre la iniciativa, pero dijo que, como se hizo en su despacho, y la tiene bajo llave, es ella quien decidirá si la presenta o no.

La Sala Constitucional anuló el inciso 6 del artículo 14 del Código de Familia por considerarlo discriminatorio.

Trato diferenciado

En el borrador de la propuesta de unión civil entre parejas homosexuales, que tiene 25 firmas del PLN, PUSC, PAC, fabricistas, PIN y PRSC, se promueve un trato diferenciado para costarricenses que quieran casarse con alguien de su mismo sexo.

Por ejemplo, los homosexuales no tendrían el derecho constitucional de que, si un nacional se une con un extranjero, esta última persona puede adquirir la nacionalidad costarricense.

Si uno de los miembros de una unión civil muriera, al cónyuge sobreviviente no se le otorgaría la custodia de los hijos del fallecido.

Asimismo, a los convivientes civiles se les prohibiría adoptar en pareja y tampoco tendrían derecho a una pensión en caso de separación, sino a una figura distinta, llamada compensación económica.

La ley también ordenaría crear un registro especial de parejas homosexuales.

Aarón Sequeira

Aarón Sequeira

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica.

Sofía Chinchilla Cerdas

Sofía Chinchilla Cerdas

Periodista en la sección de Política. Graduada de la carrera de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo, en la Universidad de Costa Rica.