Política

Eduardo Cruickshank anuncia voto negativo para renta global

Eduardo Cruickshank, jefe de fracción y candidato presidencial del Partido Restauración Nacional (PRN), anunció que su bancada votará en contra del proyecto de renta global dual que se tramita en la Asamblea legislativa.

El legislador adelantó la decisión de su bancada bajo el argumento de que este proyecto, el cual forma parte del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), establece que el impuesto de renta se cobrará a partir de los ¢683.000 mensuales a los asalariados, en vez de los ¢842.000.

“Dicho en otras palabras, este proyecto lleva implícito un nuevo impuesto para ese sector de costarricenses, sin duda alguna. Bajo ese esquema, por lo menos con los votos de Restauración Nacional no contará”, informó Cruickshank.

El restauracionista sostuvo un choque con el subcontralor general Bernal Aragón en la comisión de Haciendarios, a quien le exigía declarar que la renta global dual traía de forma “solapada” un nuevo impuesto para los ingresos por salario.

“En principio es cierto, visto desde la perspectiva que usted lo analiza en la escala. Volvemos a insistir mucho sobre el término de que es vital para poder lograr ese equilibro tributario, la necesidad de controlar y tener instrumentos eficientes, eficaces en el tema de la evasión, sobre todo los que desarrollan actividades (productivas)”, le respondió Aragón sobre el fondo del proyecto.

El Gobierno había planteado cobrar el tributo a partir de los ¢702.000 mensuales en adelante, dentro de una base exonerada anual de ingresos de ¢8,4 millones, en vez de ¢683.000 y una base anual exenta de ¢8,2 millones.

El plan de renta global equipararía el monto a partir del cual deben pagar renta tanto los asalariados como los trabajadores independientes, al tiempo que equipararía las tarifas. Esto implicaría un aumento para los primeros, sobre todo para los salarios más altos, y una rebaja considerable para los segundos.

Actualmente, los asalariados tributan si sus ingresos mensuales superan los ¢842.000, mientras que los independientes lo hacen a partir de los ¢312.000 mensuales (¢3,7 millones anuales).

El plan, además, establece que las personas con diversos ingresos deben pagar renta sobre la totalidad de estos, en vez de hacerlo por separado, como ocurre actualmente.

En una segunda intervención, Cruikshank aclaró que no se opone a la idea de globalizar los ingresos de los contribuyentes al momento de cobrar el tributo, pues, en su criterio, produce mayor trazabilidad, sino a la reducción de la base exenta del salario, según insistió.

“El punto es que está camuflando, bajo esa supuesta globalidad, un impuesto a los salarios únicos, porque hay personas que tienen un único ingreso, que es el salario. A ese único salario le están disminuyendo la base para que, a partir de ¢683.001, empiecen a pagar. Si esas personas antes no pagaba por estar exonerados, ahora empezará a pagar. Se trata de un nuevo impuesto aunque no se quiera reconocer”, dijo el candidato.

Aragón le recordó que, en todo caso, le corresponde a los legisladores definir la base que quedaría exenta del tributo.

Cruikshank también cuestionó que el proyecto deduzca del pago de renta los aportes a la seguridad social de los patronos, es decir, de las empresas. El legislador vendió la idea de que a los asalariados no se les otorgaría ese beneficio.

Tanto Aragón como Juan Ernesto Cruz, fiscalizador de la Contraloría General de la República, aclararon que la diferencia es entre figuras jurídicas, una es persona física y otra jurídica, no entre personas o empresas. También explicaron que la diferencia es en el gasto.

“La base imponible de la persona física con actividad lucrativa es la misma del impuesto sobre utilidades, donde las contribuciones patronales son del gasto deducible”, aclaró Cruz.

Ante la insistencia del legislador de que quienes no gozarían de la deducción serían los trabajadores independientes, Aragón respondió que se debe separar las deducciones como patrono, de las personales.

“Como patrono puede deducir. La otra cosa es la contribución como asegurado propio directo de una persona. Me parece que aquí habría que interpretar con la Caja para poder tener proyecciones claras de sus efectos”, dijo Aragón.

El proyecto de renta global no goza de buen ambiente en la comisión de Hacendarios, según se desprende de la sesión de este miércoles. Además de Cruckshank, se mostraron negativos con el texto el fabricista Harllan Hoepelman, el republicano Otto Roberto Vargas y la independiente Shirley Díaz.

Nielsen Pérez y Laura Guido, legisladoras de la bancada oficialista, resaltaron las bondades del plan.

La primera subrayó la igualdad que genera en el cobro del tributo entre independientes y asalariados, y la segunda la herramienta para luchar contra la evasión y la elusión fiscal, al proponer unificar las rentas del individuo.

Josué Bravo

Josué Bravo

Periodista en la sección Política, con 16 años de experiencia como corresponsal del Diario La Prensa de Nicaragua en temas políticos, diplomáticos, judiciales y migratorios.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.