Rebeca Madrigal Q..   3 julio
Quírico Alpízar (a la derecha de Rodolfo Piza) pidió disculpas a la población por los bloqueos. Foto: Julieth Méndez_

Quírico Alpízar, dirigente de los transportistas que bloquearon carreteras, habló con La Nación luego de que firmaron un acuerdo con el gobierno para negociar sus asuntos y de que pidieron disculpas por los bloqueos totales, con los que él dice que no estuvo de acuerdo.

El transportista dice que presionaron por la salida del ministro de Educación, Édgar Mora, por hechos que nunca ocurrieron, como izar banderas de la comunidad gay en escuelas o abrir baños “unisex”. Además, se quejó de la marcha civil del orgullo gay del 23 de junio, aunque negó que la esté relacionando con el exjerarca.

-¿Qué les hizo ver ahora que las negociaciones deben ser solo para el sector?

Simple y sencillamente porque inclusive hay una de esas impresiones al gobierno de parte de la Cámara (de Industria) para que a nosotros se nos bajaran placas, para que nadie nos diera trabajo, no solo intimidándonos a nosotros, sino que adicionalmente jugando con el pan de nuestras familias.

Entonces, hay momentos en los que usted analiza... ¿qué está pasando?, porque nosotros los temas que teníamos sobre la mesa fueron tres puntos: implementación del IVA, la prohibición a las manifestaciones y el ferrocarril.

-Entre los acuerdos de ayer, ¿cuáles están?

Que sean solo temas del transporte. Te soy honesto, en mi caso personal, mi lineamiento siempre fue una carretera abierta (en los bloqueos) para todos los carros pequeños, a los buses, a las ambulancias y, de igual manera, al turismo. Pero, a veces, se meten cabezas duras ahí que ni tienen que ver con el asunto de lo que se estaba pidiendo y, a veces, complican hasta el asunto.

¿Consideran que se les salió de las manos?

Bueno, tal vez cuando usted habla de salirse de las manos es precisamente lo que le estoy diciendo cuando entran en acción otros actores que no son propiamente los que están en una línea de negociación y se hacen cosas en la carretera contrarias a lo que está planteando.

“Porque no tiene ningún sentido, yo soy de la línea de pelear sin pelear. ¿Qué fue lo que nosotros nos llevó a negociar como primera punto la destitución? Muy simple, hubo jóvenes con una conciencia, con una disciplina, con unos valores increíbles”

"Mire porque si usted es muy jovencita, pero ya tiene un alto nivel de madurez, pero cuando uno está entre 13, 14, 15, 16 años usted no piensa en las consecuencias de lo que pueda verse un desorden, y el desorden hablo era que abrían las puertas de baños unisex, entendés, entonces al darse una situación de esas y ver con qué capacidad de ellos dijeron cosas como estas no las queremos. No queremos que se nos imponga cosas como las que se fueron imponiendo últimamente, donde exigen un día equis una celebración especial, un sector diay pues minoritario en comparación con el resto de la población costarricense.

¿Quién les dijo que tenían que poner la condición de la salida del ministro?

No, nadie, en un acto de no ser mezquinos y sí darle una respuesta a los valores y principios, porque no sé si estás de acuerdo y respeto tu opinión, pero yo creo que esas celebraciones no son muy acordes a lo que es Costa Rica. De igual manera yo no escucho a un campesino, no escucho a un trailero, ni alguien que trabaja en el sector de la construcción o soldador exigiendo que se ponga en una bandera en cada una de las escuelas y de instituciones del gobierno. Nunca he visto que se adorne un edificio de la forma en que se adornaron esos, celebrando un día equis para un sector. Entonces son cosas que nos llevó a reaccionar. Si nosotros somos católicos y tenemos una fe cristiana tenemos que actuar cuando vemos cosas que no son bajo esa línea que un país siempre lo ha sido.

¿De dónde fue que tomaron esa información de las celebraciones?

Nosotros somos padres de familia, somos abuelos, somos bisabuelos.

Pero esa información de los actos cívicos...

O sea, es lo que manejamos en los hogares con los alumnos, lo que se le está queriendo imponer a los alumnos. Por ejemplo, vea esas notitas en las que aparece la figura de un hombre o de una mujer; defina si usted es hombre o es mujer.

¿Esas notas las enviaron a sus hijos?

Ajá, por eso mismo, adonde tiene que decir el niño, ‘bueno ok yo soy este’, y la niña, ‘bueno, yo soy niña’, ok, haga conciencia y revise bien, “usted puede ser esto porque puede ser esto” o “puede ser lo otro”. O sea, no puede ser posible que una minoría nos venga a imponer a un país de una religión, de una línea cristiana, que una minoría a la cual se le ha concedido el espacio quiera abarcar el espacio que tiene una mayoría.

Esa es la situación que enardeció a este país, que fue reflejada por los muchachos. Escúcheme bien, ¿qué pasa con una situación como esta? A esas edades, los muchachos pudieron haber tomado esa llave que le estaban dando para sumergirse en el desorden. Porque le están abriendo todos los espacios para esa situación, pero ellos mismos basados en los valores y principios con los que fueron criados dijeron ‘esto no es lo que queremos’.

Pero el tema de los actos cívicos, ¿de dónde tomaron esa información que no es correcta?

Bueno, si no es correcta, entonces dígame usted por qué no es correcta.

El MEP nunca convocó un acto cívico para celebrar el orgullo gay.

No ponga palabras que no he dicho. Yo hablé de la celebración de un grupo o de un sector minoritario en un caso casi como de carnaval.

¿En dónde?

Entonces usted nunca estuvo en la avenida central, no se dio cuenta...

¿Pero la celebración del orgullo gay qué tiene que ver con el exministro?

Ah, ¿qué tiene que ver con el ministro?, ¿quién cree que impulsa todas esas situaciones?

¿El ministro impulsó la celebración gay?

Yo no estoy diciendo... Cuando usted me preguntó por qué existe el descontento de nosotros, pero no, ya sería otra temática si usted ya lo quiere relacionar directamente con el ministro.

Yo no lo quiero relacionar con el ministro. Precisamente, ¿qué es lo que le reclamaban al ministro?, ¿por qué debía irse?

El caso de los unisex, baños; la situación de elevar una bandera en todas las escuelas.

Yo no he visto una sola escuela con una bandera gay.

Bueno, porque no lo permitieron los padres de familia para el día que estaba convocado.

¿Para cuál día?

No, cielo, me preocupa enormemente. Lo solicitaron, me extraña que usted como periodista no sepa eso.

Nosotros consultamos al MEP y todas estas situaciones fueron desmentidas.

Lógicamente, entonces sigamos con la línea del MEP, que es mentira. Toda las noticias las difundieron los medios.

Bueno, nosotros nunca difundimos una noticia de que había un día para izar la bandera gay

Bueno, una cosa, ¿usted representa todos los medios del país?.

Yo no lo vi en ninguno de los medios de mis colegas.

Bueno, usted está diciendo que nosotros los medios, es como decir que yo represento a todo Costa Rica en una lucha como esta.

Pero esto de las banderas, para consultarle al MEP, dónde fue que lo promulgó.

Bueno, en este caso, hagamos una cosa, no tengo ningún número, pero usted sí lo debe de tener, pregúntelo al APSE y pregúntelo al ANDE que sí tienen esa información.

¿El APSE y el ANDE le dieron esa información a ustedes los transportistas?

Estás poniendo palabras en mi boca que yo no he dicho.

Nada más queremos saber de donde sacó la información.

Nada más recuerde una cosa: La Nación, canal 7 y el 6 siempre han estado al lado del gobierno, entonces no quiero que se malinterprete mi participación.

Ver más!
‘Sabía que no era lo correcto’

Pero la salida del ministro, ¿en qué resuelve las dificultades que pueda tener el sector transportista?

No, te lo digo que no, y no solo para el sector transportista y te lo digo de frente, yo abro profundamente mi corazón para decir la verdad. A mí lo que es el transporte, automáticamente estoy arruinado. Y el IVA viene a quitarle de la mesa el pan de las familias.

Entonces, ¿qué tenía que ver una cosa con la otra?, ¿valía la pena poner a Édgar Mora por encima de todas esas necesidades?

Mirá, no sé si tal vez algún día te voy a decir. Yo lo veo, sí, una actitud de no ser mezquino, no fue exactamente lo que se debió haber hecho, yo no estuve en esa línea porque sabía que no era lo correcto. Teníamos una agenda primero y, posteriormente, era incluyente el punto numero cuatro (la salida del ministro), pero cuando estás en una línea de donde tenés ocho personas que son las que deciden, y estás peleando por democracia, tenés que unirte a la democracia.

Pero lo que me está diciendo es que usted respaldó la salida del ministro para ir en línea con los demás dirigentes, pero que personalmente considera que no era lo medular.

Es que no era. Nosotros teníamos que negociar esos tres puntos. Por decirlo de alguna manera, pero si el punto de choque iba a ser la salida del señor ministro, pues simplemente y sencillamente el señor presidente pidió el tiempo. A mí personalmente él me pidió el tiempo., entonces lo que había que hacer y discutidos los otros temas, lo que correspondía era darle el tiempo para que lo utilizara y viera cómo era que lo iba a destituir al señor ministro.

Es preocupante, es sumamente preocupante, tengo días de meditar...

¿Pero qué es preocupante?

Preocupante es que por una situación como esta podamos automáticamente solo tratar los temas que tienen que ver con el sector transporte, que son los temas mínimos. A nosotros claro que es incluyente el caso del ferrocarril, es incluyente el caso del IVA porque nos afecta directamente al punto que nosotros, yo me puedo sentar con cualquier economista, que así lo quisiera con debate y demostrarle que hoy por hoy estamos trabajando por trabajar, para tener comida en la casa.

¿Valía la pena salir a condicionar esas necesidades legítimas con la salida del ministro, ¿valía ponerlo en frente en vez de negociar esas necesidades?

Me encantaría que esa pregunta se la hiciera a los otros compañeros porque como te dije, usted tiene que respetar la mayoría. Muy humildemente no es la primer vez que yo voy a sentarme a Casa Presidencial para negociar. A veces es mejor un tonto callado que un tonto hablando, entonces hay cosas que a veces se dan por la inexperiencia.

¿Usted consideró que el gobierno sí estaba anuente a escuchar sus peticiones, las que les preocupan?

Él (el presidente) está diciendo que está abierto a los sectores, al diálogo, a la negociación.

¿Y confía en su palabra?

Es que me estás poniendo contra la espada y la pared. Te voy a decir algo, el señor me dijo así, y me lo dijo aparte, cuando nosotros ya nos habíamos retirado,, una pregunta que no me permitieron hacerle cuando entré en una conversación directa, en una negociación directa: señor presidente, “¿cuánto tiempo es lo que usted necesita?”. ¿Qué es lo que pasa?, que depende de lo que yo diga, a mí el resto de la población me va a comer vivo. Él me dijo: ‘Quírico, tres días’, si yo lo dije delante de la prensa. Él quería tres días para retirar al ministro y lo retiró en dos, o sea se dio su renuncia en dos. Entonces usted me pregunta: “¿usted confía?”, le estoy contestando.

¿En qué puntos vieron más apertura?

Pienso que sería una mesa de carpintería, sería un asunto de romanas, APM no tiene una batería de baños decentes, imagínese a esta altura... no hay una soda para la alimentación, en fin, es deplorable.

¿Qué fue lo que llegaron a pedir al gobierno?

Inicialmente eran tres puntos y después de ahí se deja abierta la mesa para ver esos temas.

Con respecto al tren de carga, ¿qué conversaron con el gobierno?

Nada. Por eso te digo. Era ese el tema que había que discutirlo, son cosas que se quedaron por fuera con una afectación tremenda que el IVA le garantizo no solamente al sector transporte.

¿Qué fue lo que pasó para que quedara por fuera?

Se quedó por fuera porque había una ruptura con el gobierno, el gobierno tomó acciones. Hubo un levantamiento como al menos como yo nunca lo quise, y al haberlo, hay un condicionamiento de tratar solo las cosas del transporte.

¿El gobierno lo dejó por fuera el tren de carga?

Yo voy a trabajar de hacerlo inclusivo porque es un tema del sector transporte.

¿Consideran que valió la pena postergar estos temas esenciales para su operación que la han visto muy dura por la cabeza de Édgar Mora?

Bueno, ahí te puedo decir que llegamos hasta este punto para demostrar de que no somos mezquinos a la hora de negociar porque dejamos de lado esa situación dándole una respuesta sobre todo a la fe cristiana de este país.

Usted me mencionó que otras cabezas se metieron. ¿Qué otras cabezas?

Gente que se tira a la calle, actos de vandalismo y todo lo demás que no va con mi manera de pensar. Miré, ojalá que tuvieran una apertura total para los audios que se manejan en esta situación y manejen cada uno de mis audios. Siempre pedí la calma, siempre pedí que estuviera abierta la carretera para esos actores que tenían una propiedad.

¿Quedaron deslegitimados?

En realidad lo que siento es una disculpa al pueblo que fue afectado porque no era la intención. Lo que se dio fue contrario totalmente planteamiento, a mi posición, pero yo asumo el tener que darles una disculpa, cuando están estos movimientos los que están al frente, hay algunos que se unen y son más y llegan a hacer cosas que no plantearon.

Yo pienso que no todo se perdió porque ojalá que el sector transgénero entienda que vivimos en una patria hermosa... tanto derechos tienen ellos como nosotros, pero yo no he visto a ninguno de nosotros buscando mecanismos para convencerlos que tienen que ser diferentes o iguales que nosotros.

Ojalá que por el bien de Costa Rica el país avance, yo escuché la cadena del presidente y él dice que está abierto, a veces no es solo eso, pero a mí me dijo tres días y fueron dos.

Humanamente hablando, no me satisface o no quedo como sonriente por lo que pasó con el señor ministro porque es un ser humano, pero así como yo vi al señor en un inicio al presidente tosco sin querer escuchar, es un cambio total, radical.

¿Cuál es el papel de Albino Vargas?

En realidad es un luchador y lo ha sido por muchísimo años.

¿Les ayudó su intervención?

Es que nunca hemos estado... en eso nosotros siempre lo dijimos, no somos un sindicato, no somos un sector, somos unos costarricenses preocupados por lo que sucede en el país, decidimos unirnos por una mejor Costa Rica.

Entonces, este movimiento paralelo, el de Albino Vargas con la mesa multisectorial, ¿cómo los dejó a ustedes?

¿Cuáles otros movimientos? Ellos no movieron. Una cosa es decir a la prensa voy a hacer, voy a allá, y dígame, ¿cuál fue el diferencial que hubo en las carreteras cuando ellos dijeron eso? No hubo ninguna diferencia en carreteras, los sectores que estaban ya en situación de participación siempre fueron los mismos.

De que si ellos, todos los otros actores hubieran actuado, otro gallo hubiera cantado. Pero de que yo diga algo que voy a hacer, y diay...

Sé que ellos están sobre esa línea para trabajar sobre esa línea. Y yo siempre estaré por una lucha por Costa Rica.