Por: Esteban Oviedo 13 marzo, 2015
El Directorio del Congreso había echado atrás las restricciones de acceso de información para la prensa, dos días antes de la decisión que anunció la Sala Constitucional.
El Directorio del Congreso había echado atrás las restricciones de acceso de información para la prensa, dos días antes de la decisión que anunció la Sala Constitucional.

Los magistrados de la Sala IV sentenciaron, de manera unánime, que el Directorio de la Asamblea Legislativa violó la libertad de prensa al impedir que los periodistas obtuvieran información, de manera directa, en cualquier oficina de ese poder de la República.

El tribunal declaró inconstitucional el acuerdo tomado el 10 de diciembre del 2014, mediante el cual se ordenó que toda información solicitada por periodistas debía ser tramitada mediante la Dirección Ejecutiva.

Para los magistrados, esa decisión lesionó el derecho constitucional al libre acceso a la información pública.

"La entrega directa de la información a los periodistas en nada afecta el orden y la unidad en el Poder Legislativo; todo lo contrario, ello promueve la transparencia, el control ciudadano y la agilidad en la gestión administrativa", dijo la Sala.

"También se vulneró el derecho a la libertad de prensa, toda vez que el acuerdo impugnado tuvo como consecuencia que el acceso a la información pública por parte de los periodistas se viera obstaculizado, se volviera más burocrático y lento, todo ello en contradicción al principio de proporcionalidad y razonabilidad", añadieron los magistrados.

El miércoles, el Directorio decidió echar para atrás este acuerdo y lo dejó sin efecto.

La cúpula del Congreso la integran el presidente Henry Mora, del Partido Acción Ciudadana (PAC); y Luis Vásquez y Jorge Rodríguez, primer y segundo secretarios, ambos de la Unidad Social Cristiana (PUSC).