Política

Diputados tiran el tapón por ‘comisionitis’ en Asamblea: ‘Es hasta irresponsable’

Existen más de 30 comisiones; jefes de fracciones políticas acordaron estudiar una reforma al Reglamento para atacar la ‘comisionitis’

Los jefes de las fracciones políticas lanzaron este jueves, en su reunión semanal, numerosas quejas por la enorme cantidad de comisiones que existen en el Congreso, lo que en la jerga legislativa se conoce como “comisionitis”, porque consideran que es inmanejable la cantidad de foros en los que tienen que laborar los diputados.

El primero en reiterar la queja fue el vocero del Partido Liberal Progresista (PLP), Eliécer Feinzaig, quien alegó que para algunos será inmanejable, sin saber a qué van o a “repetir como loras lo que los asesores les puedan decir”.

“Lo digo nada más como queja, no sé qué recurso cabe aquí, pero me parece que es hasta irresponsable”, recamó el liberal.

El Reglamento de la Asamblea Legislativa contempla la existencia de seis comisiones permanentes ordinarias: las de asuntos Hacendarios, Jurídicos, de Gobierno y Administración, de Económicos, de Agropecuarios y de Sociales.

Adicionalmente, hay 15 foros permanentes especiales que se deben crear por norma reglamentaria: de Honores, de Municipales, de Redacción, de Relaciones Internacionales, de Consultas de Constitucionalidad, de Control de Ingreso y Gasto Públicos, de Seguridad y Narcotráfico, de la Mujer, de la Juventud, Niñez y Adolescencia, de Nombramientos, del Ambiente, de Turismo, de Derechos Humanos, de Ciencia, Tecnología y Educación, y la de Discapacidad.

Aparte de esas comisiones que se deben integrar por norma reglamentaria, estos congresistas están creando 11 comisiones adicionales, entre ellas las provinciales de Heredia, Guanacaste, Puntarenas, Limón, Cartago y Alajuela, además de una sobre reforma del Estado, otra sobre educación y una más sobre energía, así como otra sobre las zonas fronterizas.

Frente al reclamo que lanzó Feinzaig, el presidente de la Asamblea, Rodrigo Arias, manifestó que él coincide en mucho con lo dicho y enfatizó que, al sumar las comisiones, son más de 30.

Arias propuso entonces que se realice una reforma integral al Reglamento, en cuanto a las comisiones que existen, para evaluar cuáles amerita tener, incluyendo las ordinarias, para verificar “cuáles se adaptan a los tiempos de hoy”.

“Hemos ido aprobando y creando comisiones y comisiones. Llega un momento en que ya, efectivamente, hay una saturación y no sé si van a poder atender con el tiempo y la responsabilidad que amerita”, comentó Arias.

La jefa de Progreso Social Democrático (PPSD), Pilar Cisneros, quiso apurar la reforma y fijar un plazo para que los asesores de los partidos preparen un borrador de reforma para modificar la estructura de las comisiones en la Asamblea.

La congresista dijo que, por ejemplo, en la Comisión de Nombramientos tuvieron problemas para encontrar un espacio para la sesión de ese foro. “Yo soy una novata, pero estoy llegando a las 6 de la mañana y no me alcanza el tiempo”, se lamentó.

“¿Cómo vamos a hacer para cumplir responsablemente con nuestras obligaciones, porque no se trata de llegar, poner la cara y ya?”, acotó.

El jefe del Frente Amplio, Jonathan Acuña, reclamó que las quejas se lancen por las comisiones sobre regiones, porque dijo que tienen el mismo nivel de importancia en sus temas que las demás.

“La discusión tiene que plantearse en igualdad de condiciones, sin importar si es con fines temáticos o regionales”, indicó. Ante esa respuesta de Acuña a los reclamos de Feinzaig, este se desmarcó de la crítica y alegó que los asuntos de las comisiones regionales o provinciales los puede atender la comisión de zonas costeras.

“No es que no nos preocupen las regiones, es que tenemos una preocupación, válida y legítima, de cómo se usa el tiempo de los diputados. Lo estamos usando de la manera más ineficiente, ineficaz y poco oportuna, con tanta comisionitis”, refutó.

Cisneros, de la mano del argumento de Eliécer Feinzaig, añadió que es momento de pensar qué quieren los dipputados, “si la loquera de todo el día, sin capacidad de profundizar, estudiar y poner en contexto, como una fábrica de leyes mal hechas”.

“Tenemos capacidad de reflexionar, dar un paso atrás y ver cómo podemos organizar mejor el trabajo, para darle calidad y no cantidad”, insistió la oficialista.

La jefa a. í. del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), María Marta Carballo, compartió la preocupación por la ‘comisionitis’ pero enfatizó que no comparte la crítica a las comisiones de provincias costeras.

El subjefe liberacionista, Óscar Izquierdo, coincidió en la necesidad de impulsar una reforma y que se plantee en una semana, para recomponer las comisiones. Ante ello, también el frenteamplista Acuña respaldó la necesidad de analizar la estructura de las comisiones.

“El reglamento es un documento vivo que tiene que evolucionar”, puntualizó. Fabricio Alvarado, de Nueva República, secundó a Pilar Cisneros y a Izquierdo.

Arias, entonces, comentó que tampoco se puede “correr a desintegrar esto y crear un pánico” en la Asamblea, sino ir paso a paso. “No todo se puede hacer ya, pero hay que tener una ruta para caminar y luego pensar en una reforma al Reglamento, para luego caminar por esa vía”, concluyó.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.