Michelle Campos.   11 julio
El plenario legislativo reanudó en mayo sesiones en el edificio principal del Congreso, en Cuesta de Moras, con medidas de aislamiento social. Foto: Asamblea Legislativa para LN

Jefes de fracción y directorio legislativo acordaron sesionar solo lunes y jueves de la próxima semana debido a la alerta naranja declarada para la Gran Área Metropolitana.

Eso sí, se aplicarán una serie de medidas para prevenir contagios de covid-19, enfermedad que produce el nuevo coronavirus.

La decisión fue tomada este viernes por mayoría, la única oposición provino del Partido Liberación Nacional (PLN), quienes solicitaron que se cambiara la sede para sesionar, pero las demás fracciones decidieron mantenerse en el edificio del Congreso.

Según el acuerdo, el plenario se reunirá en horas de la mañana de esos días con una agenda dedicada exclusivamente a proyectos relacionados con la crisis sanitaria y económica que encara el país.

Estiman que se conocerían como máximo tres proyectos de ley, en torno a los cuales la discusión e intervenciones por el fondo se dejarían para después.

Otras de las medidas tomadas por los congresistas es eliminar el control político, así como solicitar la suspensión de las comisiones a los presidentes respectivos.

De forma estricta, añade el pacto, seguirán en funcionamiento en su horario correspondiente únicamente las comisiones que conozcan iniciativas de ley vinculadas a la emergencia económica y sanitaria.

También la audiencias quedaron suspendidas, salvo aquellas relacionadas con los proyectos vinculados a la crisis.

Según este acuerdo, en lo que respecta al uso del salón de Expresidentes de la República para la reunión de comisiones o de fracciones, este se rotará por gestión previa de cada jefe de fracción.

En cuanto al cafetín, los legisladores acordaron por precaución que restringirán su aforo, por lo que se procederá a retirar los muebles sobrantes.

Solo proyectos para atender emergencia

El presidente de la Asamblea Legislativa, Eduardo Cruikshank, indicó que la agenda priorizará temas urgentes para atender la pandemia, los cuales deben discutir de forma rápida y precisa .

“Se estarían viendo solo proyectos que tengan que ver con la situación sanitaria, de manera que para el lunes solo se va a ver el proyecto de reforma al Reglamento, que nos permitirá sesionar de manera virtual, ya que llegó la consulta de la Sala Constitucional evaluando este tema. Además, se verá una reforma al Código de Trabajo”, expresó.

Según el presidente del Congreso, todavía falta saber cuál sería otro de los temas a discutir este lunes, para asegurarse de que sea un sesión fluida y en el menor tiempo posible.

Cruickshank explicó que luego de la sesión del lunes, el directorio legislativo se reunirá con las jefaturas de fracción para consensuar proyectos para el jueves, donde valorarán las iniciativas de ley dispensadas de todo trámite relacionadas con canasta básica, construcción, turismo y moratorias.

Según Luis Fernando Chacón, jefe de fracción del PLN, su bancada prefería reunirse en un sitio más abierto, no obstante, seguirán en Cuesta de Moras, como se estableció este viernes.

“El directorio legislativo convocó vía virtual a los jefes de fracción para revisar qué reordenamientos, funcionalidad y operatividad iba a tener la Asamblea Legislativa en esta próxima semana, de ahí los acuerdos tomados para sesionar dos días a la semana”, manifestó.

Enrique Sánchez, jefe de la bancada del Partido Acción Ciudadana (PAC), explicó que el objetivo es volver a la dinámica de inicios de la pandemia, con sesiones más cortas y la mayoría virtuales. Asimismo, confía en que se pueda aprobar el presupuesto extraordinario para atender la caída en las finanzas públicas y contribuir con bonos Proteger.

“Estamos priorizando proyectos relacionados con la emergencia y volviendo a habilitar las sesiones de trabajo virtuales para que las comisiones sesionen ( de forma física), únicamente cuando haya que tomar decisiones sobre proyectos de agenda covid-19.

“Es absolutamente imprescindible que se discuta este presupuesto extraordinario a partir del lunes y ojalá darle la aprobación lo más pronto posible, el presupuesto se vuelve cada vez más vital no solo para la emergencia, sino con las personas y el bono Proteger, y la caída en los ingresos de la Caja (Costarricense de Seguro Social) producto de la emergencia”, agregó.

Este viernes, el gobierno anunció restricciones de circulación y funcionamiento de comercios para 53 cantones, principalmente de la GAM, en un intento de recuperar el rastro del virus, cuyo control se ha perdido ante la explosión de casos de las últimas semanas.

Las medidas entran a regir desde este sábado 11 de julio y hasta el 19 de julio.

Costa Rica fue declarada el jueves en fase cuatro de pandemia o de transmisión comunitaria por la Organización Mundial de la Salud (OMS).