Aarón Sequeira.   15 julio
Rolando Leiva, ingeniero de Bomberos de Costa Rica, durante una visita para ver potenciales peligros del Teatro Nacional. Foto: Rafael Pacheco

El préstamo con el BCIE, para la protección, restauración y mejoras del Teatro Nacional, fue rechazado este lunes en el Congreso, luego de que los diputados fabricistas cambiaron de criterio a última hora y votaron en contra.

El crédito, de $31,3 millones, recibió 30 votos a favor y 21 en contra en segundo debate. Para ser autorizado, requería de 38 votos positivos.

Votaron a favor 13 diputados del Liberación Nacional (PLN), 10 del Acción Ciudadana (PAC), tres del Integración Nacional (PIN), dos del Republicano Social Cristiano (PRSC), uno del Frente Amplio (FA) y una de la Unidad Social Cristiana (PUSC).

En contra, se pronunciaron siete de Nueva República (PNR), seis del PUSC, seis de Restauración Nacional (PRN) y dos del PLN.

El vuelco de los siete legisladores de Nueva República fue determinante para el rechazo del proyecto, pues ellos habían votado a favor y defendido el crédito en primer debate.

De haberse mantenido en su posición, el préstamo habría recibido 37 votos.

Al PLN, que como partido se pronunció a favor, también se le salieron dos votos, los de Yorleny León y Franggi Nicolás, al tiempo que tuvo dos ausencias: Karine Niño y Paola Valladares.

Karina Salguero, directora del Teatro Nacional, afirmó: “No esperábamos una respuesta negativa para un proyecto tan importante. Durante más de tres años el Teatro Nacional siguió todos los procesos para solicitar un empréstito que le permitiera enfrentar los riesgos inminentes de seguridad humana”.

“No salimos del asombro y la tristeza. Teníamos el apoyo de fracciones y congresistas que entendieron y expresaron con claridad la urgencia del proyecto. De nuestra parte seguiremos tomando todas las previsiones posibles con los recursos que tenemos que, como ya sabemos, son insuficientes para gestionar el riesgo que existe mientras no avancemos en una solución integral".

Ver más!
Cambio de posición

Para el primer debate, la diputada de Nueva República, Ivonne Acuña, había dicho: "Estamos hablando de una necesidad real. Y esto debe decirse claramente, compañeros y compañeras, y con toda franqueza. El valor que representa el Teatro Nacional para la cultura y la historia republicana de nuestro país es altamente simbólico y al mismo tiempo muy tangible.

“Es un edificio y escuche esto qué lindo, compañera Aida (Montiel, PLN), respira historia y exhala arte”, acotó.

No obstante, para el segundo debate, argumentó: "Como ustedes saben, en primer debate yo voté a favor del empréstito para el Teatro. Desafortunadamente, hay una realidad que sufren las y los costarricenses que me hace hoy tomar la decisión de votarlo en contra.

“La razón por la cual voy a votar en contra, hay muchas, pero una de ellas es por una gira que hice las pasadas semanas a la provincia de Guanacaste, donde tuve la oportunidad de reunirme con la Asociación de Desarrollo de Playa Panamá. Desafortunadamente, compañera María Inés, ellos no puede hacer esto (sorbe un trago de agua de un vaso). No pueden. El agua que ellos toman ahí está contaminada. Las excusas que le han dado a este pueblo, específicamente de Playa Panamá, aunque es una realidad en todo Guanacaste, es que no hay plata.

"No hay plata para traer agua de otros sectores, para ayudar a las Asadas. Que no hay plata, que no hay plata. Es la realidad que se vive en Limón. Específicamente sobre la ruta 36.

"El puente del río Banano, sobre esa ruta. Tengo una fotografía de cómo la gente se juega la vida pasando por un puente donde, o pasa un bus, o pasa la gente, porque no hay un paso peatonal.

“Aquí esta fotografía es de una señora, con su hijo, en un coche. Con una mano sostiene el coche, con otra sostiene la sombrilla y con su cuerpo cubre a su hijo mientras pasa el bus, temiendo ser atropellada”.

La jefa de Nueva República, Carmen Chan, también había pedido, en el primer debate, que no se hicieran “comparaciones totalmente necias” como la que hizo la socialcristiana, María Inés Solís, al comparar el préstamo con el arreglo de una casa.

“Lo que tenemos no es cualquier cosa, es nuestro Teatro Nacional, es el ícono arquitectónico que tiene Costa Rica. No es algo que se están sacando de la bolsa para ir a hacer la piscina o arreglar el techo de una casa”, dijo Chan.

“El capital cultural, compañeros, también es capital económico. Así es como tenemos que medir el impacto de esta inversión. No podemos esperar que el deteriorado sistema de electricidad o de seguridad contra incendios provoquen un siniestro”, agregó.

Ahora, en el segundo debate, dijo: “Es una decisión bastante complicada. Resulta difícil poner en la balanza la necesidad de rescatar nuestra principal joya arquitectónica, símbolo patrimonial, histórico y cultural, y por otro lado las necesidades de un pueblo urgido de tantas inversiones de infraestructura y de servicios básicos”.

"No se trata de la conservación de un edificio cualquiera, es un ícono nacional que no solo aporta desarrollo del arte y la cultura, sino que constituye un atractivo turístico, fuente generadora de empleos directos y de ingresos para nuestro país.

"Mantengo mis argumentos y valoraciones sobre la necesidad de conservar este edificio en sus mejores condiciones, para ofrecerlo al público nacional y extranjero, de la mejor manera. La preservación de un sitio seguro para disfrutar de las mejores expresiones artísticas.

“Sin embargo, por encima de mi formación como profesional en Arquitectura y mi responsabilidad con el gremio de ingenieros y arquitectos, está mi compromiso con un pueblo que ha solicitado por diferentes vías la reconsideración de mi voto y del voto de nuestro bloque”.

Datos erróneos

La liberacionista Franggi Nicolás también alegó que hay rubros del proyecto que no le parecen adecuados, como un túnel que costaría $2 millones y una auditoría de $4 millones. Dijo que el presidente de la República, Carlos Alvarado, podría renunciar a varios de los rubros del proyecto.

Sin embargo, no existe tal auditoría de $4 millones. Rodrigo Llosent, ingeniero del Teatro Nacional, explicó que el BCIE exigía un componente de auditoría y supervisión para controlar el proyecto y que el monto real presupuestado era de $514.000, no de $4 millones.

Ver más!
Este es el desglose de la votación:
A favor:

PLN: 13

Carlos Ricardo Benavides

Silvia Hernández

Wagner Jiménez

Roberto Thompson

María José Corrales

Daniel Ulate

Luis Fernando Chacón

Luis Antonio Aiza

Ana Lucía Delgado

Jorge Fonseca

Gustavo Viales

Aida Montiel

David Gourzong

PAC: 10

Laura Guido

Víctor Morales

Nielsen Pérez

Mario Castillo

Paola Vega

Enrique Sánchez

Luis Ramón Carranza

Carolina Hidalgo

Welmer Ramos

Catalina Montero

PIN: 3

Walter Muñoz

Zoila Volio

Patricia Villegas

PRSC: 2

Dragos Dolanescu

Otto Roberto Vargas

FA: 1

José María Villalta

PUSC: 1

María Vita Monge

En contra:

PLN: 2

Franggi Nicolás

Yorleny León

PUSC: 6

Shirley Díaz

Pablo Abarca

Pedro Muñoz

María Inés Solís

Rodolfo Peña

Óscar Cascante

PRN: 6

Mileidy Alvarado

Floria Segreda

Melvin Núñez

Eduardo Cruickshank

Giovanni Gómez

Xiomara Rodríguez

Independientes de Nueva República: 7

Carmen Chan

Harllan Hoepelman

Ivonne Acuña

Marulin Azofeifa

Ignacio Alpízar

Jonathan Prendas

Nidia Céspedes

Ausentes

Karine Niño (PLN)

Paola Valladares (PLN)

Carlos Avendaño (PRN)

Erwen Masís (PUSC)

Aracelly Salas (PUSC)

Erick Rodríguez (Independiente)