Aarón Sequeira. 21 enero
La Comisión Investigadora de la UPAD quiere que Carlos Alvarado responda las preguntas sobre el caso en el plenario, el miércoles 10 de febrero. Foto: Rafael Pacheco
La Comisión Investigadora de la UPAD quiere que Carlos Alvarado responda las preguntas sobre el caso en el plenario, el miércoles 10 de febrero. Foto: Rafael Pacheco

Los diputados de la Comisión Investigadora de la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD) pretenden que el plenario apruebe, este jueves, una moción para interrogar al presidente de la República, Carlos Alvarado, durante todo un día en la Asamblea Legislativa.

Una moción de orden propone cancelar todas las sesiones de plenario y de comisiones el miércoles 10 de febrero, excepto la de ese foro investigador.

Además, plantea que la sesión de la Comisión UPAD se realice en el plenario del Congreso bajo el argumento de que muchos diputados querrán asistir a esa sesión e interrogar al mandatario, por lo que alegan la necesidad de cumplir con el distanciamiento social.

“Habilitar el uso del salón del plenario para dicha audiencia, desde las 9:30 a. m. hasta que concluya la comparecencia del presidente de la República”, dice la moción.

Para dicha audiencia, dicen los diputados proponentes, se espera la presencia de “un número considerable de señoras y señores diputados que no son miembros de la comisión, pero que tienen el derecho reglamentario al uso de la palabra”.

“En atención al resguardo a la salud y producto de la pandemia, se necesita de un espacio lo más amplio posible para que todos los diputados que quieran hacerse presentes puedan participar de la audiencia”, reza la moción de orden.

Además, solicita extender el plazo de funcionamiento del foro investigador hasta el 30 de abril de este año.

La propuesta lleva las firmas de la liberacionista Silvia Hernández, presidenta de la Comisión UPAD; el jefe del PLN, Luis Fernando Chacón, Ana Lucía Delgado; Shirley Díaz, María Inés Solís y Pablo Abarca, de la Unidad Social Cristiana (PUSC); Xiomara Rodríguez, jefa de Restauración; y el independiente Dragos Dolanescu.

Por tratarse de una moción de orden, para su aprobación solamente necesita el voto afirmativo de la mitad más uno de los presentes en el plenario al momento de su discusión.

Dos presidentes han comparecido ante comisiones investigadoras. Luis Guillermo Solís, en agosto del 2017, cuestionado por su vinculación en el caso del cemento chino.

En esa ocasión, la comisión investigadora aceptó movilizarse a la Casa Presidencial, en Zapote, para realizar el interrogatorio allí.

Antes, en 1996, la Comisión investigadora de las anomalías en aviación civil y de la compra de armas a Israel, aprobó la audiencia al entonces presidente José María Figueres Olsen, a la cual se opusieron los diputados de Liberación Nacional en aquel momento.

La comparecencia fue cancelada al menos en una ocasión y, finalmente, se realizó en la casa de habitación de Figueres, en Curridabat.

En esta ocasión, la oposición exigirá que Alvarado acuda a rendir cuentas a Cuesta de Moras.

Nota: este artículo se modificó a las 3:00 p. m., para incluir información sobre la comparecencia de Figueres en el 96.